Brunch de domingo (y unos shortcitos breves)

La cafeteria 7

¡Buenos días! ¡Buenas tardes! ¡Buenas noches! Últimamente mis horarios se han visto barridos y azotados; trabajar como periodista es cosa de vocación… Yo, que soy una persona madrugadora, me encuentro despertándome a las nueve o diez de la mañana, con el sol en la cara y la conversación cursi que la vecina tiene con su perico, taladrándome las orejas. Ayer no fue diferente. Desperté a las 10 y pensé, pff ya se me fue la mañana y yo que quería salir a desayunar… Me quedé un rato acostada, viendo el techo (por algún extraño motivo esto me llena de claridad) hasta que recordé que en esta ciudad hay un lugarcito que me encanta y que sirve desayunos hasta tarde.

 

Bienvenidos a La Cafetería, casa fuera de casa.

Bienvenidos a La Cafetería, casa fuera de casa.

 

La Cafetería, ubicada en Libertad 1700, es un localito no solo delicioso, sino muy acogedor. En una esquina, el restaurante quedó adaptado a una casa de la zona que, si no la conocen, les comparto que es tranquila, arbolada, fresca y perfecta para ir a desayunar o tomar un café con tus amigos o familia. En mi caso fui con mis papás al brunch. Hicimos fila, porque siempre haces fila, y nos entretuvimos viendo los anillos de latón y los DVD’s que algunos chavos venden afuera del restaurante. Eso sí, con café y jugo en mano porque los chicos que atienden están preparados para aligerarte la espera; desde el inicio buscan que te sientas en tu casa fuera de casa.

Continue reading

La inauguración

Contra la pared ¡Hola a todos! Estoy muy emocionada porque por fin me animé a abrir este espacio para platicar, escribir y compartir con ustedes todos los asuntos y lugares que considero significativos en mi vida. Si me conocen, ya saben que tenía un par de años aunque, ya más seriamente, unos cuantos meses, con la inquietud de dejar un registro recurrente de lo que acontece en mi vida. Siempre he tenido la necesidad de sentirme, y lo digo con toda la humildad posible: transcendente, y, la verdad, es que sí soy creyente de que todos en esta vida tenemos la posibilidad de serlo. Dentro de lo más cotidiano, de lo aparentemente más insignificante podemos encontrar el espacio para definirnos, para descubrirnos similares o contrastantes con otros, para reconocer qué nos alegra y qué nos entristece, para desenmarañarnos un poco y revelarnos la manera en que queremos incidir en este planetota que tanto nos da. O, ¿ustedes qué opinan?

Continue reading