Da Franco Mesón: la auténtica Italia en la ciudad

Processed with VSCOcam with a6 presetEstos jueves con sabor a viernes me encantan. Para muchos, los puentes y días libres son la excusa perfecta para salir de la ciudad (¡yo me voy a Tapalpa!), pero para otros son el momento perfecto para descansar y hacer en la ciudad las cosas y visitas para las que usualmente no nos damos tiempo.

Y quizá dentro de esos asuntos que dejamos de hacer se encuentra ir a alguna zona de la ciudad o probar un restaurante que no se encuentra a tan sólo diez minutos de la casa. ¡Por eso este post es perfecto para esta ocasión! Porque les voy a recomendar un rinconcito italiano que vale la pena conocer, sin importar en qué parte de la ZMG viven. La verdad es que yo tengo mucha suerte, ¡me queda a sólo cinco minutos! Pero ya, ¡a lo que voy!

Processed with VSCOcam with s2 preset

En el corazón de Zapopan (28 de enero #175, a la vuelta del Museo de Arte de Zapopan) se ubica un mesón que conserva toda la tradición y calor de un restaurante italiano. El dueño y chef, Francesco Lorusso, se encarga de que no sólo el lugar sea acogedor, sino que la comida despida esa calidad entrañable e íntima que te asegura que cada vez que regreses serás tratado con el mismo cariño y familiaridad. Mesón Da Franco habita una casa vieja del centro de Zapopan; adorna sus paredes blancas con pinturas y espejos grandes; recarga en sus adobes sillones con cojines con patrones y remendos color terracota y estructuras de madera donde descansan botellas y botellas de vino. Al centro, un hueco en el techo por donde escapa la luz que expide una única lámpara redonda, y que deja a su paso brillos en las copas de vino, que cuelgan de una barra que más parece candil, y un ambiente tenue en el resto del local.

Processed with VSCOcam with a6 preset

Processed with VSCOcam with a6 presetProcessed with VSCOcam with a6 preset

Pidan un queso provolone, a diferencia de lo que usualmente nos entregarían, éste no vendrá con un espejo de pomodoro, sino bañado en salsa de brócoli y crema, ¡les va a encantar! Pidan también el carpaccio del día: de res, de atún, de salmón, varían según la frescura de sus productos, de los resultados de una mañana que se invierte en el mercado. Mi familia y yo tenemos la costumbre de pedir una pizza también de entrada. Es algo que a todos se nos antoja siempre, y de esta manera todos podemos comer un pedacito sin privarnos de probar un plato fuerte diferente. ¡Háganlo también! Y escojan una pizza mitad Alla Franco (con jamón serrano, arúgula, queso parmesano, jitomate cherry y unas gotita de balsámico) y mitad Capricciosa (con alcachofas, champiñones y aceitunas negras). ¡No se van a arrepentir! Y, claro, para complementar a la perfección las entradas y el resto de la comida, no duden en ordenar un par de copas de vino tinto (Merlot, Primitivo, o el que sea que de momento tengan abierto para ofrecer).

IMG_0030

Processed with VSCOcam with c1 preset

¿Y de plato fuerte? Uff, ¡a mí siempre se me complica elegir! Entre que las pastas son deliciosas y que siempre tienen algo diferente y especial en el menú, la elección suele complicarse. Sin son de pasta les recomiendo degustar los ravioli, el Rigatoni Ragú de Cordero, o el Pennete Sorrento (una pasta en salsa de salmón flameado al vodka). Me gustan estos platillos porque no los encuentras en otros restaurantes italianos, y verdaderamente demuestran el sabor tradicional de Mesón Da Franco. Si prefieren una proteína entonces escuchen los especiales -porque no vienen en el menú- que el mesero les dirá con mucha amabilidad. Usualmente cuentan con un pescado blanco, un salmón, un rack de cordero y una filete de res. Quizá les toque la suerte de probar el atún en crema de limón real, el rib eye con papas al romero, el linguini en salsa de langostinos, el salmón a la mostaza, la corvina con tinta de calamar, camarones y vino blanco; el dorado con pesto de tomate rojo; el risotto con hongos porcini, ¡ay ya! ¡Es que todo está delicioso y me muero de hambre!

Processed with VSCOcam with c1 preset

Processed with VSCOcam with a6 preset

IMG_0033

Tengo que decirles que, además, las porciones son generosas y, ¡lo mejor!, los precios son justos, casi económicos. Una pizza cuesta $95 pesos, una copa de vino, $48; un linguini frutti di mare, $95. Así que pueden ir tranquilos a regalarse una comilona sin preocuparse demasiado por el presupuesto y hasta dejar espacio para el postre y el café. Yo sugiero que prueben el crème brûlée y la frágole alla crema (unas fresas con crema de queso mascarpone y salsa de vino tinto), y que acompañen su sobremesa con un espresso o un capuccino.

Processed with VSCOcam with s2 preset

Con tantas descripciones e imágenes tan sabrosas, les prometo que ya quiero volver, ¡y eso que fui ayer! Además la atención es muy amable, siempre están los dueños para asegurarse de que estés satisfecho y los meseros también están muy al pendientes de ti. No esperen su comida en cinco minutos, como todos los buenos lugares, los platillos se hacen al momento para preservar su frescura y calidad. Eso sí, ¡en el lugar no aceptan tarjetas! ¡Les aviso para que no los tome por sorpresa!

Processed with VSCOcam with a6 preset

Lo bonito de ir a Mesón Da Franco, es que dependiendo de si van a cenar o comer, pueden tomarse una hora antes o después para recorrer el centro de Zapopan. Caminar y entrar a la Basílica, tomar fotos en sus calles pintorescas, visitar el MAZ o sólo aprovechar para disfrutar una zona de la ciudad que para muchos puede resultar lejana o no muy familiar. ¡Es hermoso! ¡De verdad vale la pena!

Processed with VSCOcam with a6 preset

¿Cómo ven? ¿Los convencí? De verdad espero que vayan y conozcan. Yo sé que Guadalajara está plagado de restaurantes italianos, pero Mesón Da Franco tiene un sazón y un ambiente íntimo y acogedor que rara vez encuentras en los demás. ¡Vayan! ¡Verán cuánto se van a sorprender!

Los quiero a todos, ¡feliz puente!

Processed with VSCOcam with s2 preset

Uncle Beef: el gran sabor de un clásico diner americano

Estoy muy contenta porque hoy les tengo no sólo una entrada al blog, sino que también una sorpresa. Pero para enterarse tendrán que terminar de leer el post completo.

UB1

Les platico que a veces me pasa que estoy tan concentrada en buscar nuevas propuestas, nuevos sabores, nuevos restaurantes que me impacten con su creatividad e ingenio culinario, que me olvido de que en muchas ocasiones lo clásico, lo sencillo y lo original nunca pierde su valor o, incluso, su sorpresa. Les doy un ejemplo, cuando como cerca de la oficina me gusta ir a tomar unas aguas frescas que siempre preparan con combinaciones exóticas: papaya-fresa, naranja-jengibre, pepino con menta… Y sucede que estoy tan acostumbrada a buscar este tipo de mezclas y sabores que se me olvida que un agua de limón bien fresca y con muchos hielos es una delicia del cielo. O que un agua de lima muy fría es de mis favoritas. ¿No les sucede lo mismo?

Pues algo similar me pasa con las hamburguesas. Ya en más de alguna ocasión les he dicho que no soy muy hamburguesera, a ver, no soy muy carnívora tampoco. Pero el pasado martes visité un lugar, en el que la hamburguesa vegetariana fue lo último que se me ocurrió pedir, es más, ni mi hamburguesa de portobello o pescado extrañé. ¡Imagínense qué deliciosas estaban!

UB2

UB3

Les hablo de Uncle Beef: burgers and shakes. Ubicado en avenida Terranova 1446 (entre Pablo Neruda y Buenos Aires), en el segundo nivel (justo arriba de Cirila Boutique), Uncle Beef entrega la mezcla perfecta entre una hamburguesería americana de los 50s y las paredes de concreto y letreros de neón de la época actual. El piso a cuadros negros con blanco, las butacas de madera y plástico, la barra para ordenar la comida con el menú desplegado en la parte superior, las licuadoras vintage, y las cajas de galletas Oreo, los Milky Ways, el jarabe Hershey’s y los botes de ketchup Heinz expuestos sobre las repisas recrean ese diner gringo que despierta la nostalgia y las ganas de una clásica cheeseburger.

UB4

UB5

Y eso es lo que te ofrecen en Uncle Beef: una hamburguesa sin pretensiones. Una hecha con ingredientes frescos y carne muy sabrosa en un lugar donde puedes ir con tu familia, tus amigos, tu pareja, tus hijos y pasarla a gusto, sin compromisos y en shorts y chanclas si es como más se te antoja. Además, el lugar tiene un par de televisiones, que siempre son ganancia si buscas un lugar donde ver tu partido de futbol.

UB6

UB7

Pero acerca de lo más importante: la comida. Muy acorde a la filosofía y concepto del restaurante, el menú es sencillo, pero muy delicioso. De cajón, Uncle Beef oferta ocho hamburguesas distintas. Si lo tuyo es lo más clásico te recomiendo pedir la Classic Bacon Cheeseburger, que lleva lechuga, tomate, cebolla morada, queso cheddar, tocino y una salsita de la casa. ¡Realmente no tiene abuela! El pan es redondo, suave y fresco; el queso va bien derretido entre los ingredientes; la carne, de primera calidad, y el tocino -y vaya que yo casi no como tocino- cruje y sazona cada bocado.

UB8

Si eres más aventado y buscas una variación a la clásica cheeseburger, te recomeindo pedir la Jalapeño Suizo, que además de todos los aditamentos que lleva cualquier otra de las burgers, tiene cebolla caramelizada y una Mayonesa Bacon Especial, un aderezo hecho de chiles jalapeños y aguacate.

UB9

Yo quise aventurarme a saborear la propia esencia del diner americano y me fui por la Sunny Side, una hamburguesa que sobre la carne molida y el queso cheddar lleva un hermoso huevo estrellado y unos hilos de miel de maple. Pum. En un segundo revives y recreas el desayuno de huevos estrellados, tocino y hot cakes de tu último viaje a San Antonio. ¡Exquisita!

UB10

UB11

UB12

Todas las hamburguesas incluyen una orden de fries. Aunque por $10 pesos más puedes cambiar esa orden de papas normales a unas riquísimas Papas Parmesanas (con queso, ajo y perejil) o unas Papas Uncle Beef (con queso cheddar y salsa Uncle Beef). Yo probé las fries clásicas y las parmesanas, y déjenme decirles que vale la pena que las pidan. También pueden complementar su burger con aros de cebolla y, lo más padre, puedes agregarle los ingredientes extras que quieras, ¡gratis! A lo mejor a ti te gusta comer tu hamburguesa con pepinillossalsa BBQ, mostaza o cebolla caramelizada, ¡hasta una carne extra puedes pedir y hacerla doble!  El chiste es que te comas tu hamburguesa como a ti más te guste, así que no dudes en pedir todos los adornos que necesites, Uncle Beef es tan flexible como lo puede ser un In n’ Out en California.

UB13

Y ahora, mi parte favorita, sí, hay algo que supera esa irreal hamburguesa con huevo: ¡las malteadas! Yo no sé si es mi niña interior que siempre fue débil ante una malteada de chocolate, o si simplemente sucede que las malteadas son el complemento (o postre) perfecto en una comida americana, pero yo no me pude resistir a probar una en Uncle Beef. Y, ¿les digo qué? ¡Están para morirse! Puedes pedir la clásica de vainilla, o la de fresa o la de chocolate o la de oreo, pero sus especialidades son la Milky Way y la de Peanut Butter. Sólo imagínense: le das un traguito y no sólo la nieve resbala por tu garganta, sino también los trocitos congelados del chocolate con caramelo y turrón. ¡Uff! ¡Ya quiero ir por otra, de verdad!

UB14

La verdad es que me llevé una sorpresa muy grata en Uncle Beef, y quiero que se den la oportunidad de volver a esa tradicional hamburguesería y se den el gusto de una cheeseburger y una malteada llena de sabor. Lleven a sus amigos o a sus familias, ¡les aseguro que les va a encantar! Eso sí, debo decir que está en la parte superior y sólo puedes accesar subiendo las escaleras, para que tomen eso en consideración. También me comentaron que pronto instalarán un par de aires acondicionados, que aunque no se siente un calor intenso dentro del lugar, aseguran que será una manera de hacer su espacio aún más agradable para los comensales.

UB15

¿Cómo ven? ¿Se animan a ir y probar este delicioso lugar? Para que no lo duden ni un segundo -ahí les va la sorpresa- voy a regalar tres cortesías a las primeras tres personas que entren a mi página de Facebook y compartan (desde la misma página) este post en su muro y en el de alguno de sus amigos. Una vez que lo hayan hecho etiquétenme y digan, “listo” y yo les escribiré para que nos organicemos y les pueda entregar sus cortesías. ¡Córranle! ¡No se van a arrepentir!

Besos y abrazos siempre,

M.

UB16

Due Cosmopolitan Cuisine – ¡rinconcito que tienen que visitar!

due1Ayer fui a comer a un restaurante que tenía más de un año que cruzaba mi camino. Lo veía en el carro, o durante algún recorrido a pie, o de reojo cuando iba a cenar a Gaspar. Pero por alguna extraña razón nunca me había animado a probar su cocina ni a conocer el local. A veces pasa, ¿no? Vemos y vemos lugares, pero no todos permanecen en nuestra memoria… Pues hoy quiero invitarlos a que dejemos esos prejuicios sesgados a un lado y nos animemos a visitar ese lugar que siempre ven, pero al que nunca acuden. ¡Podrían sorprenderse tanto!

Y es que así me pasó a mí el día de ayer, cuando me di la oportunidad de ir a comer en Due Cosmopolitan Cuisine (Lerdo de Tejada 2152). Por fuera, un toldo negro impide la visibilidad hacia el interior, ¡pero no se dejen engañar por la oscuridad! Una vez adentro, te percatas de que el restaurante es muy agradable: con espejos en las paredes, sillas y mesas de madera naranja y azul, una barra llena de alcoholes y copas, y un segundo piso con unas butacas amplias y cómodas. Sólo entrar al lugar hace que te quieras sentar a tomarte un vino y refrescarte.

due2

due4

Y fue lo que hicimos mi mamá y yo, quien me acompañó en la exploración. Comenzamos con un par de vasos con agua para quitarnos el calor y nos dispusimos a revisar el menú. Con una carta bastante amplia y accesible, el apetito se me abrió de volada. Estuvo difícil decidir entre el pulpo a las brasas, el bagel de de trucha verona, las tortitas de arrachera (que nos recomendaron mucho), o el atún tártaro. El mesero nos comentó que la tártara era una de sus platillos más sabrosos y vendidos, por lo que optamos por tomar su sugerencia y ordenarla.

due5

También pedimos vino, el chef, Adrián Castillo, se acercó a nuestra mesa y con mucha amabilidad nos platicó que tenía una botella de vino italiano que, a pesar de ser Cabernet, estaba muy ligero y sabroso para una tarde; ¡nos convenció! Y tenía razón, el Mezzacorona estuvo perfecto para una tarde y para los platillos que comimos después.

due11

due7

Antes de que nos sirvieran la tártara de atún, nos dieron unas bruschettas de cortesía de verdad deliciosas. El jitomate y la cebolla estaban muy frescos y bien marinados con aceite de oliva y pimienta. La tártara de atún también estuvo muy sabrosa, además es abundante, por lo que es una entrada perfecta para compartir y dejar el apetito suficiente para los platos fuertes.

Continuamos la comida con un salmón a la mostaza y vino blanco con puré de papa y espárragos salteados y un filete de res con foie gras. No es fácil encontrar platillos como estos y sobre todo con ese sabor y a ese precio (¡$160 y $180 pesos cada uno!), por lo que realmente quedé muy satisfecha. Mi salmón estaba perfectamente bien cocinado y los espárragos estaban tan ricos que quería pedir más. Intercambié platos con mi madre para probar su filete también. La carne estaba muy sabrosa, con un glasé muy bien sazonado y un paté muy suave, ¡lo recomendamos mucho ella y yo! Además, acompañado de una tercera copa de vino, los sabores resaltaron mucho más.

due8

due9

due10

Antes de pedir el postre y el café, el chef Adrián volvió a acercarse a la mesa. Yo no sé ustedes, pero, para mí, este gesto es una muestra de pasión y dedicación que muchos restaurantes podrían adoptar. Es bonito que se acerque el propio chef, que te platique su historia, dónde trabajó, dónde adquirió su gusto y sus habilidades en la cocina, y que, sobre todo, se acerque a explicarte sus creaciones, lo que te recomienda y cómo te sugiere maridarlo. Eso sí, todos los platillos de la carta vienen con una sugerencia para su maridaje, que van desde una cerveza oscura hasta un prosecco, ¡para que las tomen a consideración!

due6

Fue Adrián quien nos recomendó pedir, además de el bizcocho de chocolate, las Fresas Jubilee. ¡Hace tanto que no me comía unas! ¡Y estaban exquisitas! Flameadas con brandy y licor de naranja y acompañadas de helado de vainilla, fue el perfecto cierre (claro, siempre acompañado de mi café) para una comida deliciosa y llena de sorpresas.

due12
 

 

 

Sin duda regresaré y de verdad los invito a que ustedes también conozcan Due, ¡vale mucho la pena! Insisto, el menú es muy amplio (desde pastas al vino blanco y camarones a la mandarina, a taquitos pescado estilo La Paz y costillas de cordero y osso bucco) y además tiene precios muy justos y una atención muy amable. Además, los viernes tienen un grupo de jazz que ameniza las cenas y los domingos los niños pueden comer por sólo $50 pesos.

IMG_9500

Así que tienen tarea este fin de semana, ¡visitar Dué Cosmopolitan! O por lo menos algún lugar por el que siempre pasen, pero nunca se detengan. Es nuestro deber apoyar a los negocios locales, ¡siempre hay sorpresas gratas y deliciosas esperando! Yo seguramente regresaré a Due.

Horarios: lunes de 13:30 a 20:00 horas; martes a sábado de 13:30 a 00:00 hrs. y domingos de 12:00 a 18:00 hrs.

¡Abrazos a todos y feliz fin de semana!

due14

A nueve meses de la inauguración, un profundo agradecimiento

IMG_4167Con la noticia de que mi celular estuvo de coqueto con un charco y el castigo en el tazón de arroz no fue suficiente, porque, además, le dio gripa o un virus extraño que le ocasiona calenturas, berrinches, vómitos y delirios. Así que, en lo que convalece en una especie de líquido limpiador, refundido en un hospitalito en Centro Magno, optaré por dar una breve pausa a mis recomendaciones de comida y aprovechar el espacio para agradecerles a ustedes que me leen semana con semana.

photo6

He tenido un mes complicado. Entre el trabajo y la tensión que crea el arranque de las campañas políticas; entre el inicio de la Primavera (mi estación consentida) y las alergias que nuevamente me atacan; entre mi afición por correr y una lesión que me tiene atorada desde hace 15 días; entre mi familia y las distancias que los viajes ocasionan, y entre el amor y las frustraciones de estar lejos, tengo la espalda en huelga, más de 136 horas de desvelo acumulado y ganas de esconderme un ratito en alguna cabaña llena de libros y café.

Processed with VSCOcam with s2 preset

photo4Pero luego cambio de opinión. Porque a pesar de que se me acumulan los pendientes y mi cuerpo exige una siesta de un mes, llega el ratito en que me siento frente a mi computadora y platico con ustedes, y mis cansancios y frustraciones palidecen. En el momento que dedico a escribir mis entradas y me doy segundos para pensar en lo que les quiero compartir, recobro la energía, retomo mi perspectiva y celebro haber abierto este espacio, emprendido este proyecto que ya casi cumple nueve meses y que tantos aprendizajes y satisfacciones me ha otorgado.

Contra la pared

Así que gracias. Gracias por leerme con constancia, por comentar mis reseñas y descubrimientos, por compartir las entradas que más les gustan y disfrutan, por hacerme notar cuando en algo están en desacuerdo o cuando creen que hay áreas que puedo mejorar. Poco a poco, Ojos Mexicanos me ha abierto puertas, pero más que eso, me ha dado la oportunidad de conocer a personas que comparten mi gusto por la comida, mi pasión por la ciudad y las ganas de emprender un recorrido que resalte lo bonito de nuestro país, su gente y, por su puesto, el compromiso que tenemos con nuestro trabajo y nuestro futuro.

IMG_2029

Estoy trabajando mucho y pronto les tendré novedades y sorpresas. Quiero seguir aprendiendo. Quiero crecer. Y quiero que ustedes compartan mi alegría.

¡Un abrazo muy fuerte! ¡Gracias una vez más!

Processed with VSCOcam with c2 preset

¡10 cosas que hacer en vacaciones si te quedas en la ciudad!

IMG_0424

¡Ya llegaron las vacaciones! O por lo menos un par de días para algunos. Si tienen la suerte que yo tengo, saldrán unos días a la playa, o a esquiar, o de compras, o a cualquier destino fantástico que ya tengan preparado, pero si no la tienen, ¡no se mortifiquen! La ciudad de Guadalajara y sus alrededores tienen muchas actividades y cosas divertidas que hacer.

IMG_6546

Y sobre eso trata mi post el día de hoy, quiero asegurarme de que todos los que se quedan en la ciudad (o donde sea que vivan) puedan disfrutar de estos días con su familia, amigos, parejas ¡o sólo con ustedes mismos! Además, que no salgas de viaje no quiere decir que te tengas que quedar encerrado, así que aquí les dejo una lista de 10 cosas que pueden hacer estas vacaciones:

1. Chapala aprovecha y recorre algún lugar folklórico: puedes ir a pasar un día a Chapala y comer en El Tango (en Ajijic) o tomar un delicioso helado del Nevado de Toluca mientras caminas por el malecón.

IMG_4408

2. Los Guachimontones a tan sólo 45 minutos de Guadalajara, esta zona arqueólogica representativa de nuestro estado, es todavía un misterio para muchos tapatíos, y las vacaciones son un perfecto momento para ir a conocer las pirámides circulares y la vegetación del lugar. Además, cerca de la zona hay casitas donde preparan pulque de sabores, ¡que también es una aventura probar! El parque está abierto desde las 9 am.

3. Meliés Autocinema – Justo frente al Tec de Monterrey puedes encontrar una opción que remite a lo romántico y lo vintage: Meliés Autocinema recrea la atmósfera de un cine al aire libre (donde tu mascota tiene lugar reservado en primera fila), con una dulcería que ofrece vino tinto, malteadas, refrescos, churros, esquites, lonches bañados y, claro, palomitas. Este viernes, sábado y domingo ve y disfruta de su cartelera, que incluye Bajo la misma estrella, Casablanca, Monsters Inc.Gutentag RamonThe Shawshank Redemption Batman. Pueden visitar su página de internet para consultar los horarios.

IMG_8306

4. Barranca de Huentitán si son de los que prefieren días activos, llenos de vistas deslumbrantes y aire fresco en los pulmones, esta es la opción perfecta. Llena de árboles verdes y con una cola de caballo refrescante, esta Área Natural Protegida ofrece uno de los paisajes más hermosos de la zona. De hecho, se puede observar desde tres miradores distintos y el Zoológico Guadalajara está a sólo unos minutos de ahí, por lo que puede ser un plan conjunto. Una vez ahí se puede trepar hasta el mirador, comer un refrigerio y disfrutar de la naturaleza.

5. Picnic con amigos – ir a un parque con una canasta llena de baguettes de carnes frías, quesos, uvas, galletas, pastel, agua mineral y alguna botellita de vino (disfrazada, obvio), también es un plan perfecto para estos días. Con el calorcito, resguardarse del sol debajo de un árbol y jugar un juego de mesa o futbol con los amigos hará que pases una día relajado y lleno de buena vibra. Sugiero el Parque Metropolitano, el Bosque La Primavera, Los Colomos o cualquier parque arbolado cerquita de su casa será la locación ideal.

IMG_9318

 

IMG_5556

6. Recorridos nocturnos y leyendas – En el Centro Cultural El Refugio en el corazón de Tlaquepaque, historias y leyendas cobran vida en un recorrido nocturno que incluye representaciones teatrales con escenas terroríficas iluminadas por la luna. Si buscan una noche de emociones fuertes, ¡esta es su opción! El costo es de $80 pesos, es para mayores de edad y tiene un cupo limitado a 45 personas.

7. Tapalpa o Mazamitla Otra opción típica para los tapatíos es ir a pasar el fin de semana a Tapalpa o Mazamitla. La verdad es que ahorita la ocupación hotelera debe ser muy alta, pero eso no impide que vayan de ida y vuelta. Además, estos paraísos montañosos ofrecen mucho más que una cabaña rústica y una fogata con bombones. Por ejemplo, en Tapalpa pueden contactar a los expertos de Gravedad Cero (y yo lo confirmo porque ya me animé) y lanzarse en parapente, ¡una experiencia inolvidable! Y en Mazamitla, pueden montar a caballo y recorrer el bosque hasta llegar a la cascada.

IMG_9317

IMG_4593

IMG_8154

8. Albercada y carne asada con los amigos – si quieren un plan más relajado, que incluya, además, muchas cubas y cervezas, una carne asada y un chapuzón a la alberca con todos sus amigos y su familia es un plan delicioso. No se necesita mucho: unos cartones, una alberca, un asador (o pueden ordenar pizzas o tacos al vapor) y un día soleado.

IMG_7605

9. Disfruta tu ciudad – a veces, entre tantas prisas, pendientes y compromisos se nos olvida que Guadalajara es una ciudad hermosa que vale la pena recorrer y observar. Por eso, cuando la ciudad se vacía y el tráfico desaparece, siempre es delicioso salir a pasear: ir a un parque, caminar por las calles con tu perro y admirar la arquitectura de sus colonias, sentarte en un café y armar un crucigrama, animarte a entrar a un museo, ponerte al día con los amigos y salir a comer o desayunar, son todas buenas opciones.

IMG_8524

IMG_7468

IMG_6763

IMG_6587

IMG_8267

10. Series y lecturas – y por último, uno de mis planes favoritos. Y es que a veces las vacaciones también hay que aprovecharlas para descansar, ¿no? Así que acurrucarse con un libro y ponerse al corriente con sus personajes o tener un maratón de tu serie favorita de Netflix, es otra opción súper rica para estos días de relax. 

IMG_4627

IMG_2605

Así que ahí lo tienen, una lista de 10 cosas que pueden hacer estos días de descanso y recreación sin tener que gastar demasiado o salir muy lejos. ¡Anímense! ¡Cuéntenme sus experiencias y disfruten al máximo!