Tips para vivir una FIL increíble

IMG_0732

A días de que inicie la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, se me ocurrió que hoy podía escribirles algunos consejos para que puedan vivirla y disfrutarla. No es sorpresa que me encanta leer y que mis libros son -junto con mis zapatos y vestidos- mis objetos personales más queridos, cuidados y custodiados.

Para mí, entonces, la FIL es un evento especial, un evento que espero con ansias y mucha emoción. Es una semana en la que puedo compartir mi furor por los libros sin sentirme rara, en la que puedo platicar sobre autores, títulos y conferencias y recibir un interés casi recíproco de personas que no suelen interesarse por estos temas y acontecimientos.

IMG_6499

Así que yo celebro la FIL, celebro que aunque sea por unos días el interés por la lectura y el conocimiento crezca, y que más de alguno quede impregnado de por vida con la emoción y la curiosidad literaria.

¿Pero qué es lo que más vale la pena en la FIL? Porque a diferencia de lo que muchos piensan, para mí la FIL no se trata de ir a comprar libros. ¡Para nada! Es más, para mí resulta complicadísimo comprar libros en la Feria: primero que nada, se atasca, así que a menos de que vayas con acreditación las primeras mañanas del evento, resulta incómodo y agobiante caminar por los pasillos u hojear páginas de poemarios o novelas con tranquilidad; en segundo lugar, los precios de los ejemplares suelen ser los mismos que en tienda, así que si tu idea de vivir la FIL es ir a comprar libros porque ahí están más baratos, pues realmente estás cayendo en un error. Claro que si vas a la venta nocturna el último día, sí encontrarás ofertas valiosas.

IMG_5152

Les dejo pues una lista de lo que deben aprovechar durante la FIL para sacarle todo la carnita a la experiencia:

1.Mesas y conferencias – la Feria Internacional del Libro de Guadalajara es un espacio padrísimo para escuchar, conocer y aprender de las palabras y experiencias de algunos de los personajes más importantes e influyentes de la esfera literaria, cultural y hasta política. ¡Aprovecha la FIL para explorar que temas que te interesan pero que usualmente no se discuten en la ciudad! Puedes asistir, por ejemplo, a una mesa de diálogo. A mí se me antoja ir el sábado 28 de noviembre a las 17 horas en el Salón Agustín Yáñez de la Expo, a la Mesa: México roto. Literatura y resistencia, que contará con la presencia de Julián Herbert.

IMG_4627IMG_9443

2. Presentaciones de libro y autógrafos – en honor a mi ñoña personalidad, conseguir un autógrafo de alguno de mis autores favoritos es siempre un premio dulce y gozoso. Así que qué mejor ocasión que la FIL para obtenerlo. Revisa el programa de la Feria y descubre qué autores visitarán la Expo y en qué actividades estarán participando. Quizá presenten uno de sus libros nuevos o el de algún colega; quizá participen en una conferencia o mesa de diálogo; quizá simplemente estén en el stand de autógrafos conociendo a sus fanáticos y regalándoles abrazos y fotografías.

Processed with VSCOcam with c2 preset

Con Alessandro Baricco en 2013

3.   País invitado de honor – Cada año, la FIL tiene un país invitado de honor, y una gran parte de sus actividades gira en torno a dicho huésped. En 2014, Argentina fue el Estado homenajeado; en 2013, Israel; en 2012, Chile. Y este año hay un invitadote: ¡Reino Unido! El Reino Unido podría ser uno de los países con más obra y autores reconocidos e importantes a nivel internacional. William Shakespeare, Charles Dickens, Jane Austen, Virginia Woolf, George Orwell, todas estas mentes brillantes y más provienen de este Estado. Así que aprovecha para escuchar todas las mesas de discusión referentes a ellos y a sus obras, o para comprar ediciones hermosas de sus novelas o colecciones, o para explorar las nuevas propuestas de la región.

IMG_5147

En el pabellón de Israel en 2013

4. Conciertos y actividades no literarias – La FIL no sólo trata de literatura. La FIL es un espacio donde convergen otras áreas de la esfera cultural. Hay discusiones sobre ciencia y tecnología, paneles políticos, debates sobre conflictos actuales como la migración, la violencia y las desapariciones forzadas, ciclos de cine (en este caso del Reino Unido y en el Cineforo). Hay temas tan variados que este año ofrecen una conferencia magistral titulada “No todos podemos ser pandas. La sociedad para la preservación de los animales feos” (1 de diciembre a las 19:30 horas, Salón 6).

5.   Compras especiales – Ya sé que a principio les dije que la FIL no era para comprar libros. Y es que si van a ir a comprar el bestseller que está hasta en Wal-Mart, pues la verdad no tiene mucho caso pasar por el ajetreo y el amontonamiento. Sin embargo, sí hay algunos motivos especiales para ir de compras a la FIL: primero, cuando has estado en busca de un libro durante mucho tiempo y no has tenido éxito. ¡La FIL congrega a más de mil 900 editoriales, precedentes de 44 países! Así que algún libro escaso o raro podría aparecer entre uno de los cientos de stands instalados en la Expo Guadalajara. Yo voy a la FIL y siempre me acerco a las editoriales para mí desconocidas, las que se ven nuevas, las independientes, las de países lejanos. ¡Siempre encuentras novedades en cuanto a contenidos y formatos! ¡Ediciones preciosas! ¡Autores increíbles!

Processed with VSCOcam with c1 preset

6. Hay algo para todos – Les repito una vez más: la FIL es para todos. Si eres un primerizo con los libros o un fanático, si eres un niño o un señor canoso, si eres un seguidor de Cortázar o un adepto al manga y al animé, si eres un activista o ciudadano participativo o simplemente quieres ir a disfrutar de un buen concierto, ¡revisa el programa de la FIL! ¡Encontrarás algo que te llame la atención, estoy segura!

Y para que su visita a la FIL sea todavía mejor, les ofrezco para terminar algunos datos y tips:

  1. La FIL se desarrolla del 28 de noviembre al 6 de diciembre; el costo de entrada es de 20 pesos, o 15 pesos los niños, personas con credencial del Insen, estudiantes con credencial, maestros y miembros de la UdeG).
    IMG_5960
  2. Entre más temprano, más a gusto. Para el público en general, la FIL abre el 28 y 29 de noviembre y el 3, 4, 5 y 6 de diciembre de 9:00 a 21:00 horas. Y el 30 noviembre y 1 y 2 de diciembre de 17:00 a 21 horas. Yo sugiero que si van a comprar lo hagan los primeros días.
  3. Lleguen con tiempo a las conferencias, mesas de diálogo y otros eventos. ¿Por qué? El cupo suele ser limitado, al igual que las sillas. Si quieres disfrutar  de la charla o el coloquio sentado, llega con 20 minutos de anticipación.
    IMG_1661
  4. El estacionamiento puede ser un poco complicado. Por eso, sería buena idea hacer rondas. El costo del estacionamiento en la Expo es de 50 pesos.
  5. Revisa el programa antes de que inicie y antes de visitar la Feria. De esta manera no te perderás de los eventos que más atrapen tu atención y sabrás en dónde y a qué hora se llevarán a cabo.
  6. En la FIL tendrás acceso a todo lo que necesites: cajeros, baños, cafetería y hasta un directorio digital de libros, autores y editoriales.
  7. Para más datos curiosos y una numeralia extensa de la FIL, da click aquí.IMG_6500

Nuevo tributo a Dainzú – comida oaxaqueña para todo bien y todo mal

B5668D5C-386E-4837-B3A6-E6B8FD441129

Hoy iba a escribir sobre un restaurante que he frecuentado mucho últimamente por su cercanía, sabor y buen ambiente. Pero la verdad es que ayer estaba teniendo un día súper complicado, lleno de imprevistos, estrés y pendientes interminables (todos tenemos días, semanas, ¡meses! así) y cuando mi mamá me dijo que quería ir a comer a Dainzú y cuando en efecto fuimos y me senté a la mesa y cuando tomé el primer trago de mi agua de horchata, y cuando luego me sirvieron mi crema de frijoles y la devoré, me percaté que mi día de pronto había mejorado. Ese bienestar que Dainzú logró darme en un día de sumo estrés me convenció de escribir otra vez sobre esta joyita (Providencia 2920).

91F4D5C4-7D57-4B43-9992-EA93A8AA01AE

Sí, ya había escrito sobre este paraíso de comida oaxaqueña -quizá lo recuerden o no- y, un año después, mi opinión se sostiene (o en realidad muchos años después de aquella mi primera visita): Dainzú no sirve más que manjares y lo hace de una manera espléndida, vasta, abundante y lo hace dentro de un ambiente lleno de cariño, dedicación, creatividad y amor.

07D0D98A-6D2E-4F19-B5DA-1893FCAD0E8B

¿Por qué digo creatividad? Porque en Dainzú siempre hay algo nuevo. Pablo, la mente creadora y artística detrás del concepto y la cocina, además de un gran amigo, siempre tiene un proyecto y una idea nueva, además de todas las ganas y habilidades para llevarla a cabo. Este año impulsó en su restaurante muestras gastronómicas de Michoacán; en julio un especial oaxaqueño por la Guelaguetza, un recorrido septembrino por Tlaxcala, Puebla, Colima, Yucatán y Veracruz; en octubre, por el 50 aniversario de las Fiestas de Octubre, exploró Jalisco, y ahorita puedes ir a probar alguna delicia inspirada y basada en recetas tradicionales chiapanecas.

28EBEA58-3269-4892-896B-2DD330CE6D85

Y los especiales culinarios no son las únicas sorpresas. ¡La decoración siempre es una fiesta distinta! ¡Un deleite! Pablo se sentó a la mesa con mi mamá, mi hermana y conmigo, y mientras comíamos nuestras sopas de frijol picositas, con queso, pollo y totopos bien crujientes, nos platicaba su proyecto para el árbol de Navidad de este año: ya preparado para su montaje, el árbol de lámina estaba cubierto de un papel lleno de centellas, y modelaba series de luces que prendían y apagaban. Debajo de la mesa, Pablo sacó una caja y nos enseñó el toque final: ¡el árbol artesanal llevará más de 150 corazones de aluminio repujado que él mismo hizo! ¡Sí, él mismo! Ese es el nivel de cariño y dedicación que tienen en Dainzú, porque además Pablo lo contagia y todos los meseros y cocineros más parecen su familia y sus amigos que sus empleados, además de que a todos los comensales los tratan con la misma familiaridad.

2446001E-CE14-48FC-B87D-93EDA847FF27

0384E453-81CA-48C4-B675-9B7D5462A7D6

Mientras Pablo seguía platicándonos los detalles de la decoración navideña para este 2015, llegaron nuestros platos fuertes. Mi mamá y yo aprovechamos la promoción, tipo buffet, que están ofertando: por 150 pesos podrás comer una taza de sopa del día, pasar a la amplísima barra de ensaladas, elegir un plato fuerte (a la promoción entran desde enfrijoladas, hasta chiles en nogada y camarones al mango), y tomar un café. ¡Es una ganga! Porque además les insisto, los platos se sirven de manera muy muy generosa.

DEF8A072-7CA4-410E-A236-9E2B858640DD

Yo ayer pedí enchiladas con mole negro. Vienen tres enchiladas de queso cubiertas en un mole riquísimo, con lechuga, crema y más quesito para adornar, y aun lado un filete de carne (¡les digo que es abundante!), al que le puse salsa roja para comérmelo con mayor alegría. ¡Exquisito todo!

EF1BEE65-700E-4B15-B947-76237335CE68

Mi mamá pidió su tradicional chile en nogada, ¡no los perdona! Y quiero decirles algo, me he dado a la tarea de probar chiles en nogada en muchos lugares diferentes, pero ningún local o restaurante de la ciudad prepara este manjar como se hace en Dainzú. ¡Háganse un favor y no se lo pierdan!

B6B2B24C-2ED9-4A72-B0DA-F1A66491993F

Por otra parte, mi hermana pidió unas picaditas con asiento: cuatro sopecitos con frijoles, queso, carnita adobada y aguacate que son perfectas para compartir o para cuando no tienes demasiada hambre.

2BFE6647-D786-4E23-B4B8-4923DDB64BD2

Cerramos la comida (y casi fue motivo para desabotonarnos el pantalón), con una rebanada de flan de calabaza con un espejo de rompope y cada quien su café grande.

Nos despedimos de Pablo con un fuerte abrazo y con una última mirada al árbol de Navidad. Salí de ahí con fuerza renovada, con la sensación de que el día había mejorado y que estaba lista para terminar los pendientes y vencer todos los obstáculos que se sumaran a los contratiempos del día.

42E9C32B-3E6D-4DAA-A999-08E511D48E62

Como hace un año o más, los vuelvo a invitar a que visiten Dainzú, y a que lo hagan con frecuencia para que descubran más sabores no sólo de Oaxaca, sino del país. Además de comer delicioso, siempre encontrarán elementos distintos -aunque siempre súper artesanales y mexicanos- en su decoración, y sonrisas y alegrías de Pablo y su equipo de trabajo.

¡Buen provecho! ¡Disfruten su fin de semana!

¡Lee mi anterior reseña de Dainzú aquí!

La Caneva de Andrea: pasta al dente y sabor auténtico en la ciudad

caneva1

Hay algunos lugares que por su manera de preservar la tradición se llenan de un encanto especial. Lugares que por tener una miríada de fotografías, carteles, posters, cartas y cachivaches en sus paredes y estanterías capturan un ambiente acogedor, calientito, como de casa de antaño donde la comida sólo puede salir deliciosa. Así es La Caneva de Andrea (en Gabriel Castaños 2763, casi sobre la Glorieta Minerva). Así, como recién salido de esa región al norte de Italia, el restaurancito guarda su encanto acogedor y prepara pastas que haría que cualquier nonna se sintiera orgullosa.

caneva2

caneva3

La primera vez que visité La Caneva de Andrea fue por invitación de mi padre. Pocas veces nos toca comer a él y a mí solitos, y un día que ni mamá ni mi hermana se encontraban en la ciudad, y que por varias razones no nos habíamos visto en días, nos citamos ahí. Era martes o jueves lo cual lo hizo más especial, nunca como con mi padre -en realidad casi ni lo veo- entre semana. Como mi papá ya conocía este rincón maravilloso, tomó la batuta y ordenó la carta de vinos y las entradas sin chistar. Me dijo: “tienes que probar estos mejillones, están buenísimos”, mientras pedía un Villa Montefiori cabernet-sangiovese. También pedimos una ensalada.

caneva4

caneva5

En lo que llegaban las entradas leímos el menú con minucia, ¡y todo se nos antojaba! Y aunque las carnes al brandy y los robalos alcaparrados me llamaban la atención, el ambiente en el restaurante me aseguraba que si quería comer algo realmente tradicional y exquisisto debía pedir una pasta. No sé, parecía que la atmósfera me aseguraba que cada tira de fetuccini estaría al dente. Llegaron los mejillones y, ¡no he probado en la ciudad mejillones más deliciosos que estos! Preparados con limón, vino blanco, hierbas aromáticas y conchas bien frescas, son una entrada que no pueden dejar de pedir. De hecho, ayer que volví con toda la familia los ordenamos sin pensarlo dos veces y me supieron igual o más sabrosos que la primera vez. La ensalada también la disfrutamos mucho.

caneva6

caneva7

Tomamos vino y llegaron los fuertes. Mi papá sí optó por un salmón al finocchio. Yo, en cambio pedí el tagliatelle con sbrise e tartufo, o sea con hongos, setas, cebolla, ajo y aceite de trufa negra. La verdad es que soy fan de la trufa negra, así que cuando leo esas palabras en el menú mi inclinación a dicho platillo aumenta. ¡El tagliatelle me encantó! La pasta estaba cocinada a la perfección y era, además, una porción abundante. El salmón también se me hizo muy sabroso y sería sin duda algo que pediría en próximas visitas.

caneva9

Antes de platicarles sobre el postre y el café, les cuento que ayer volví a La Caneva de Andrea, en esta ocasión con la familia completa. ¡Todos quedamos muy satisfechos! Además, hace mucho que no comíamos los cuatro juntos -¡ha habido muchos viajes  y salidas últimamente!- por lo que fue aún más bonita la experiencia. Volvimos a pedir vino y, claro, los mejillones y en lo que traían los fuertes nos pusimos al día. Que cómo nos va en el trabajo a Marifer y a mí, que cómo estuvo la boda en Monterrey, que si nos parecen las nuevas políticas del club del cual somos socios, que qué falta para mis próximas nupcias legales. No es mentira cuando les escribo que el restaurante, con su piso de madera y luces ámbar, permite este arropamiento y esta cercanía hasta en la plática.

caneva10

caneva10

En esta última ocasión la pasta volvió a predominar la mesa: fetuccini con anitra (pasta al huevo con salsa de carne molida de pato estofada y láminas de parmesano), ravioli con cangrejo y salsa rosa y gnocchi (sé que esto no es pasta, pero como que entra en la categoría, ja) con salsa cremosa de jtomate y camarones. Mi mamá pidió el filetto San Martino, un corazón de filete con salsa de higos, arúgula en balsámico y queso paremsano, ¡exquisito!

caneva11

caneva12

caneva13

Ya relajados con el vino y la panza llena, sólo yo quise pedir postre. Cuando mi papá me llevó pedimos un cannolo alla siciliana, pero esta vez se me antojó más un tradicional gelato de stracciatella (a base de leche con trozos finos de chocolate). La porción es abundante, y todos terminando metiéndole la cuchara y disfrutándolo.

caneva14

caneva15

He comido tan rico y disfrutado tanto cada vez que voy a La Caneva de Andrea que quiero que ustedes lo visiten y lo comprueben, que sientan esa misma familiaridad y acogimiento por parte del lugar, los meseros y la propia comida calientita. ¡Aprovechen este fin de semana y conózcanlo! ¡No los va a decepcionar! Por mi parte, seguiré yendo, espero que en compañía de mi familia y de gente que quiero para que todo me sepa aún mejor. ¡Gracias!

caneva16

¡Mis seis cafés favoritos de la ciudad!

Si un vicio tengo en esta vida -y por favor admitamos que todos tenemos uno- es el café. No fumo, no me drogo, no apuesto y no me embriago hasta las patas, pero no me pregunten sobre mi adicción al café porque ahí sí que no tengo ni dónde esconderme.

IMG_4607

IMG_3926

Mi amor por el café -y su necesario ritual del que algún día escribiré- hacen que esta entrada sea súper especial para mí, y que además la esté trabajando en colaboración con Expedia.mx, ¡la vuelve todavía más emocionante!

¡Así que sin más cuentos les presento mis cafés favoritos de Guadalajara por si viven o algún día viajan a mi hermosa ciudad!

1. Palreal – Mi consentido desde hace ya un rato, Palreal siempre me recibe como en casa de amigos queridos. Su local pequeño en Lope de Vega 113, muy cerca de atracciones turísticas que tienes que visitar, como Los Arcos Guadalajara o la Glorieta Minerva, cuenta con mosaicos en el piso, mesas pequeñas y una barra de madera, crean el ambiente perfecto para disfrutar con calma y a sorbitos un café filtrado en Chemex. Me gusta Palreal porque además ofrece mucho más que un café o un método: sus creaciones como el cascarindo y el agavate presentan una aventura de sabores hasta para los más conocedores.

IMG_4274

IMG_4377

IMG_8622

2. Becada – La atención y variedad de cafés que Becada ofrece con cada visita, además del frescor que expiden sus ligeros aspersores y su tosta de atún con guacamole que hace a mi barriga suspirar, son razones suficientes para que este local (Montevideo 3181) entre a mi lista de favoritos.

IMG_2955 IMG_3214

3. Matraz – Si quieres un café perfecto para ir a trabajar con buena música mientras degustas un latté muy espumoso, Matraz es la opción perfecta. Escondido en una hilera de casas en Buenos Aires 2679, Matraz es una propuesta local y deliciosa, llena de una vibra cool sin dejar de ser casual y acogedora. Además, y este es un súper plus, tienen en su carta un sabroso Matcha Latté, que en la ciudad es muy difícil encontrar.

matraz
IMG_3090

matraz2

4. Café 5 PM – Para una larga tarde de pláticas con amigas o familia, Café 5 PM siempre pone los ingredientes necesarios: una luz bajita, foquitos sobre la barra, deliciosos pasteles y tartas y un rico Café Sublime. Siempre lleno de conversación y bullicio, 5 PM (Guadalupe 5181-B) te regalará la tarde perfecta para ponerte al día con aquellas que quieres más.

5. Espressamente Illy Podrán decir que Illy no es una propuesta local u original, pero no podrán negar que la calidad y el servicio que Illy ofrece es excelente. No porque algo sea comercial o de cadena quiere decir que es negativo, pero a veces nos vamos con esa finta. A mí me encanta ir (en Providencia 2969), tomarme un espresso doppio y resolver crucigramas con René en una de sus mesitas del balcón. Además, sus postres y pizzas son ricas para completar la tarde.

IMG_4231

6. Bianchi Café and Cycles – recientemente descubrí Bianchi Café and Cycles (Pablo Neruda 2365), un lugar que, como su nombre lo dice, no sólo es cafetería, sino una tienda de hermosas bicicletas. Su propuesta nace de inspiración italiana y del amor por la rodada. En el mismo lugar puedes tomarte un espectacular macchiato, saborear un crostino de ricotta, higos, menta y miel, mientras alguien del taller te ayuda a cambiar el asiento o la cadena a tu Bianchi.

bianchi1

bianchi2

bianchi3

Hay muchos otros cafés ricos y bonitos en Guadalajara, pero estos son los que hasta este momento más me gustan y más me hacen disfrutar mi taza matutina o de sobremesa. ¿Qué otras sugerencias y novedades tienen ustedes? ¿A dónde nunca dejarán de ir por su café?

cafee