Puerto Clandestino: ostiones, ceviches, aguachiles y cerveza

5C52BD76-D6A0-4DDE-8F94-A0EE81375DAA

El otro día recibí una invitación para comer en Puerto Clandestino. La verdad es que cada vez más recibo invitaciones y propuestas para ir a conocer restaurantes y locales, y con la idea de que no puedo hablar de lo que no conozco y de que siempre es divertido conocer nuevos lugares, siempre acepto las invitaciones. Pero eso sí, sólo escribo de las que realmente me gustan o se me antojan diferentes e innovadoras. Es parte de mi política de credibilidad, sostengo.

Les platico entonces que quedé contenta con Puerto Clandestino. Se me hizo un lugar perfecto para ir a tomarte una cerveza y un aguachile muy sabroso cualquier día de la semana, pero sobre todo en viernes, para que puedas extender la comida sin necesidad de regresar a trabajar. Ubicado en Pedro Moreno 1550, el local es pequeño, como un pasillo envuelto en madera y cachivaches que recuerdan al mar y a sus embarcaciones. Las luces son bajitas, lo que aumenta el ambiente acogedor del restaurante.

6EA6FB99-663A-40F4-9A62-5BC2257C526E

La terraza

80392103-98EC-428D-90BD-26CBFBA0876A

Fui con René y nos sentamos en la terraza. Llovía. Luego luego se acercó un mesero joven a atendernos, pedimos un par de cervezas y nos acercaron el menú. Lo hojeamos y se nos antojaron muchas cosas, ¡además tienen una gran variedad de platillos! Personalmente, me hecho muy fanática de los ostiones, así que en cuanto vi las diferentes preparaciones que ofrecían supe que teníamos que ordenar unos. Así pues, nos sirvieron una docena de ostiones entre frescos y a las brasas. Probamos los Bloody Mary (como el coctel tradicional), los de aderezo de soya y jengibre aridulce, al aire de cilantro y limón (muy frescos y aciditos), chimichurri (muy, pero muy recomendables, quizá los favoritos de la tarde), los rockefeller, y los zarandeados (picositos, y otros de los preferidos del día). Con nuestra cerveza, los ostiones nos abrieron el apetito y la curiosidad por saber qué más probaríamos. Además, la verdad es que pagar entre 120 y 160 pesos -dependiendo de la preparación que elijan- por una docena de ostiones se me hace un precio espectacular.

C1354E86-C284-450D-9FCF-2FEBBC3B9F70

Variedad de ostiones

9A9C5378-E378-4177-B123-4D5F1782C25A

Antes de que llegara el siguiente tiempo, nos obsequiaron un balazo: un ostión servido en un caballito con clamato, salsas y sal. Continuamos la comida con un par de entradas más. Lo siguiente fue un plato de mejillones al vino blanco. Estaban tan ricos los condenados que René y yo terminamos cuchareando la salsa (muy cremosa y deliciosamente sazonada) y pasando pedacitos de pan por los restos de crema y queso del plato hondo.

51563B2F-D9E5-4641-887D-5CE06AA5F447

Mejillones al vino blanco

D577D36E-8353-4C78-96AC-0A1C2829F34D

Tiradito de atún

Seguimos con un tiradito de atún con acentos súper orientales. Las láminas de atún fresco estaban cubiertas en una salsa espesa de soya, pepino y zanahoria en juliana, cebollín, ajonjolí y rodajas de rábano. Si les gustan los sabores agridulces y notas fuertes de sal provenientes de la soya y el pescado, este tiradito es para ustedes. Ren y yo lo disfrutamos, aunque sí tuvimos que ordenar la segunda cerveza para preparar el paladar para el siguiente platillo.

4DAFB915-69BF-4E8C-8A61-75292A5E75B2

En Puerto Clandestino puedes elegir de entre cuatro distintos tipos de aguachiles: verde, rojo, mango, oro negro (todos pueden ser de pescado o camarón), o puedes aventurarte y elegir un Aguacachile. El Aguacachile es distinto al aguachile porque la salsa tiene aguacate, por lo que se vuelve más espesa, además de que también le agregan otros chiles y toques orientales, por lo que el resultado es totalmente diferente, ¡y muy enchiloso! Nosotros pedimos el de camarón y la verdad es que quedamos muy sorprendidos. La salsa estaba muy rica, y con rodajas extra de aguacate, láminas de rábano y trocitos de chile verde, no podíamos dejar de comer (ni de limpiarnos el sudor con una servilleta, ¡qué picante!).

28131B7C-1A5E-4D93-ADA1-7BA2D68D8785

Aguacachile

28E870BD-EAC2-40CB-BDDB-B467AE49F690

Ceviche Trajinera

Seguimos el festín con un ceviche, ¡cómo ir a un lugar de mariscos y no probar el de la casa! Pues la elección estuvo difícil, porque en Puerto Clandestino tienen nueve tradicionales (pescado en trozo, camarón, marlin guisado, pulpo, surimi…) y diez tropicales. ¡Neta son muchísimos de dónde escoger! Los meseros, todos muy amables, nos recomendaron el  Trajinera: pulpo mezclado con chicharrón y carnitas (la orden a $110.00, ¡les digo que está bastante bien de precios!). El ceviche venía con pico de gallo y totopos para comértelo con más gusto. ¡Nos lo comimos de volada!

32AB0CF2-A541-4DC0-9C65-A3F35D19FD69

Casi para finalizar (claro, pedimos también un par de cervezas más), probamos una de las especialidades: el atún en costra de ajonjolí, que va preparado con crocante de espinacas y fresas salteadas al balsámico. La verdad es que las fresas le dan un toque muy distinto al atún tradicional. El pescado estaba muy fresco y además le pusimos gotitas de las salsitas que te ponen al centro de la mesa -todas muy muy ricas-, lo cual nos dejó un gran sabor de boca.

C6AD24DC-56BD-4FC8-BB20-B612AB079D2C

Atún encostrado

De postre degustamos una nieve casera de zarzamora, perfecta para cerrar con broche de oro la abundante y rica comilona.

Alargamos lo más que pudimos nuestra partida, yo tenía que entrar a trabajar, pero estábamos tan a gusto que preferí llegar un poco tarde, por quedarme un rato más ahí con René. Además estábamos a un par de días de nuestra boda civil, y con el día lluvioso, como que estábamos reflexivos y más enamorados (si es que eso es posible, je).

68078E2A-40C2-4E9C-8EF5-0B20046C12DA

Balazo

Disfruté mucho mi comida en Puerto Clandestino, el trato de su personal, la amabilidad de Sergio, que estuvo muy al pendiente de nosotros todo el tiempo. Se me antoja volver pronto con amigos, además está padre que queda a media cuadra de Chapultepec, porque te toca ver todo el movimiento de la gente sobre el solicitado camellón. Además, tiene televisiones, así que puedes ver cualquier partido de futbol, americano o cualquier deporte o juego que en el momento sea de su interés. Los invito a que vayan a probarlo y también disfruten de un rato agradable.

Loló: pedacito de cielo en Andares

1E468E8B-4963-4491-8E4F-FD7E8FEA447E

Pareciera que en estas épocas decembrinas nuestro destino es estar o en posadas o enclaustrados en centros comerciales buscando todos los regalos y outfits navideños. Y yo no sé ustedes, pero en este mes que parece que la vida toma un acelere tremebundo, no es raro que termine comiendo siempre sándwiches preparados a las carreras o tacos de la esquina cada tercer día. Por eso, aunque no sea mi predilección comer en restaurantes dentro de plazas o malls, hay algunos sitios que no sólo amainan el agobio de estar entre un gentío que compra como loco (la verdad es que yo estoy incluida en ese colectivo), sino que lo vuelven antojable y hasta disfrutable, pues te permiten escaparte un rato -en el mismo inmueble- para comer delicioso y tomar un par de copas antes de volver al ajetreo.

BB65A66E-554B-423D-A741-58F3470BA089

No les voy a mentir, pero lo usual para mí es que cuando quiero comprar un regalo y necesito ir a un lugar cerquita y que concentre muchas opciones, sin pensármelo dos veces voy a Andares. Y sí, tienen toda la razón: ir a Andares puede ser una odisea en estas fechas: ¡el tumulto, la locura, las filas, el estacionamiento! Pero tienen también muchas tiendas con opciones coquetas para regalos. Así que es natural que en las jornadas extensas de compras y probadores busque opciones para comer o cenar ahí mismo. ¡Y por suerte las hay! Puedes encontrar, por ejemplo, un par de restaurantes de los que ya he escrito: La Docena, La Pastería, ¡hasta un Le Garraf!, pero del que hoy quiero hablarles es de uno que acerca un pedacito de mi lugar favorito a mi casa y a mi plaza favorita de la ciudad: Loló.

35503915-4AAB-4675-8B2B-D27E9E78F791

Aunque nunca he reseñado a Anita Li o a la i Latina en Ojos Mexicanos, estoy segura de que más de alguno de ustedes sabe que el primero es mi restaurante favorito de Guadalajara. ¡Ah, pues los creadores de estos dos emblemáticos restaurantes de la ciudad crearon Loló! Realmente, ya existía un Loló en San Francisco, pero ahora, el chef Jorge Martínez y su esposa Lorena Zertuche (Loló) lo trajeron a conquistar la ciudad desde Paseo Andares.

Empecemos con el ambiente

Fiel a sus hermanos i Latina y Anita Li, Loló mantiene un estilo alegre, colorido, divertido y kitsch (todo gracias a las mezclas de texturas, colores, y materiales que Zertuche inventa y plasma). Con lámaparas de botellas de 7up de vidrio colgando sobre la barra, los tradicionales puerquitos de cerámica negra, zapatos de plástico incrustados en los pilares, y paredes en colores rosa, rojo y verde, Loló te aparta del ambiente del centro comercial y te da la bienvenida a un lugar fresco, juvenil, mexicano, moderno y divertido.

B7B50399-97EB-4A18-BDC0-2301DFE37A03

878A2DD9-EFF8-4C18-9A48-960DED793C95

Los drinks

A mí, Loló y sus hermanos mayores siempre me antojan sentarme en la barra y pedir unos drinks para comenzar. Con nombres de cartitas de lotería, hay una gran variedad para elegir. La garza, por ejemplo, es un delicioso coctel con ginebra, campari, toronja y cítricos. Uno que me encanta es El Venado: con mezcal blanco, jugo de piña, horchata de almendra y licor de durazno. Lo que me fascina es que todos los tragos son muy diferentes a lo que sueles encontrar en otros bares o restaurantes, son perfectos para pasar un miércoles o viernes con los amigos, tu familia o la pareja. Prueba todos las bebidas del menú: El Pájaro, La Estrella, La Sandía, El Diablito, ¡y lotería de sabor!

AA1B53E4-6D2D-4456-838C-1B5CEA89B573

IMG_4113

Las entradas

Cuando yo voy en plan de tomarme unos drinks, disfruto muchísimo de pedir puros platos al centro, y las entradas en Loló son perfectas para esta dinámica. El aguachiles arabesque y los taquitos coreanos son un must. Los taquitos se preparan con una salsa coreana y los sirven con mousse de aguacate y fruta en vinagre, ¡no tiene madre! Por otra parte, el aguachile es más lechoso que acuoso, ¡riquísimo! Otra entrada buenísima, y que sólo encuentras en Loló es la orden de sopes a la bbq con mezcal, ¡buenísimos!

B844DA35-73CE-46C1-8A97-71CA7C661EF3

Aguachile Arabesque

E2EDF5AD-1FE2-44FF-A592-7DCC6A8825D3

Taquitos coreanos, taquitos tropicales y tartar de atún

Para algo más vegetal no se pueden perder la ensalada Loló (capas delgadas de betabel -¡amo el betabel!- rostizado, con mousse de quesos, con hojas baby, pistaches y aderezo de balsámico y aceite de cebollín. O quizá quieran probar los vegetales (calabazas, portobello, pimientos, camote) asados que son riquísimos y muy light.

7EEF020F-746C-437E-8507-5510E4A66589

Verduras asadas

B3E0D63D-4A2D-4263-94B4-6C7AF8068C8A

Sopes BBQ-Mezcal

IMG_3066

Taquitos tropicales

3BF5F35D-1F57-4B45-AF98-FC8D812728F6

Tacones de atún

Si quieren algo más clásico siempre pueden pedir sus taquitos tropicales o los tacones de atún, ¡nunca fallan!

Los fuertes

El otro día pedí el salmón enchilado con pasta oriental y la verdad está para chuparse los dedos. Si les gustan los platillos picositos, no duden en pedirlo. Las costillitas Baby Back Rib Chifa también son sabrosas, además de que están muy tiernitas. El Pollo Kum Yom, con aceite de ajonjolí y cacahuate, servido sobre fideos bañados en leche de coco y salsa del lima, es otra gran opción que combina los sabores orientales característicos de i Latina y Anita Li. ¡Otro favorito es el Atún Loló! Sea lo que sea que pidan, seguro estará delicioso y querrán compartirlo con el resto de la mesa, mientras continúan brindando ahora con vino tinto.

IMG_3706

Atún enchilado

08F4298C-9C29-4943-8752-7318B2EC5392

Aguachile Arabesque

BDE09DED-2744-4124-95BA-7CF6444BAAE6

Vacío Porcini

40DA448B-0FF6-4A9E-8C57-1D6F7A9CD0FD

Baby Back Rib Chifa

Los postres

La creatividad y la innovación de Loló se impregna a cada una de las áreas del menú, y esto incluye los postres. Aquí no encontrarás el típico pastel de chocolate o de tres leches. No, en Loló tienes opciones más originales y sabrosas como el crème brulée Miguelito, que se sirve con cajeta, helado y coulis de guayaba, ¡espectacular! También puedes probar unos duraznos al bourbon o irte por un clásico de i Latina (¡mi favorito de todos!), el Crocante de Cajeta: pan deshidratado, helado de vainilla, cajeta, queso crema (le da un toque, ¡uf!), nuez caramelizada, frutos rojos y salsa de vainilla. ¡Uno no será suficiente, lo aseguro!

AED38473-CD2F-48C9-AADD-14DA9D5CFD97

Creme Brulee Miguelito

177DFB4E-72EA-42DB-A3AD-849E5F5A786B

Crocante de cajeta

Termina todo con un carajillo o un café espresso, y te aseguro que te sentirás ya tan satisfecho y pleno que habrás olvidado que estás en medio de un centro comercial, atorado en las compras navideñas. Así que o una de dos: o volverás feliz a tu shopping pendiente, o de plano pedirás otro drink y alargarás la velada con los amigos ahí mismo.

DEED5ED4-8927-4000-8C7A-FE5DF170215D

Carajillos

 ¿A poco no se te antojó? Mi consejo es que no dudes y visites Loló pronto, eso sí, marca para hacer reservación o llega con tiempo, ¡porque se llena! Yo después de escribir esto estoy levantando el teléfono para apartar mi lugar este fin de semana, ¡quiero salivar!