Becada – propuesta de autor, cariño familiar

Hay mucha gente que de pronto me dice que por qué escribo tanto sobre lugares ubicados cerca de la zona de Chapultepec, López Cotilla, la colonia Americana y Libertad. Y he llegado a una conclusión muy sencilla, pero explicativa: las nuevas propuestas gastronómicas de la ciudad las encuentro por esos rumbos. El café más barrial, pero gourmet; las hamburguesas más artesanales; la cevichería más creativa; el asador más literario… En fin, pareciera que lo más nuevo y cuidado brota por naturaleza en esa área. Y no es que discrimine la zona de Providencia o Guadalupe, por ejemplo, porque me encanta ir, pues además de que me queda cerca de casa, hay lugarcitos que se han ganado mi cariño por su consistencia y sabor. Pero no dejo de ver que, aunque también abren y cierran y vuelven a abrir restaurantes y locales nuevos, suelen salir del mismo saco de sabores y decoración.

becada1Por eso estoy feliz aquí sentada en Becada Café (Montevideo 3181), tomándome un latté sencillo y comiéndome un Croque Atorame mientras escribo. Veo a mi alrededor: las paredes son blancas y hay un ventanal de cristal que deja ver una tienda de ropa de diseñadores y marcas mexicanas, ganchos de donde cuelgan vestidos ligeros, blusitas metálicas, bragas con transparencias; al fondo y del lado derecho una fuente sencilla que suma con su borboteo al jazz que emana de las bocinas; las mesas de madera, largas para compartir con cariño un desayuno; una banca llena de cojines para acomodar a quien visite, y mi favorito, una barra para el que, como yo, quiera llegar sólo a tomarse un café y platicar un rato con quien te atienda.

becada2

Más allá de la estética minimalista y orgánica del lugar, Becada es muy especial. No sería raro que se encontraran aquí a los creadores de este concepto que me tiene fascinada y sintiéndome como en casa: Sergio Meza y Tomás Bermúdez, partícipes -y el segundo también creador- de otro de mis restaurantes favoritos, La Docena. Y no sé si ustedes lo sepan, pero como yo soy una ñoña de la cocina y de los restaurantes que alberga la ciudad (aunque en general en todos los aspectos de mi vida), conozco que entre los chefs de los mejores locales, cafeterías y restaurantes de la ciudad se ha formado un tipo colectivo, pero más que otra cosa, una amistad que fomenta sus uniones y visitas a las cocinas de los otros, así como la creación de festivales y cenas colaborativas. Por eso, tampoco es raro que mientras tú das sorbitos a tu café preparado en Chemex, a un lado tuyo, como justo ahorita me sucede, Tomás y Sergio estén esbozando proyectos y compartiendo secretos culinarios con Francisco Ruano y Paco Hidalgo (ambos de Alcalde), con Tomás Fernández (de Casa Tomás y Puerco Espada), o como hoy, que me tocó la suerte de escuchar entre pláticas a Dante Ferrero, chef argentino que reside en Monterrey y es famoso por abrir y cocinar una vaca entera. La mafia culinaria se juntó y tuve la suerte de presenciarlo.

becada3

Pero sobre el menú de Becada, que es lo que a la mayoría de ustedes los tiene leyéndome desde hace un rato. El chiste aquí no es atiborrar a los comensales con infinitas opciones, sino ofrecer una carta contundente, llena de sabor, creatividad y calidad. Para abrir el apetito, sugiero que pidan un latté o un café negro; aventúrense y pidan un método como el Chemex, el clever o el V60. Si no saben cuál pedir, ahí estará Ángel Ponce para explicarles a detalle las diferencias y particularidades de cada proceso de preparación para que se tomen el café como les gusta: concentrado, ligero, con cuerpo o una ligera acidez. Para los que prefieren la teína, también pregunten por los nuevos tés que pueden ofrecer; a mí me dieron un vasito con un masala chai con la especias y los aromas muy bien definidos. Para endulzar las bebidas, las opciones son igual de variadas, cuidadas y orgánicas. Por ejemplo, jamás te ofrecerán un sobrecito de Splenda, pero sí un par de hojas naturales de stevia para que las sumerjas en tu café.

becada4

Para desayunar o mejor, para ir de brunch, Becada pone en la mesa un menú creativo e ingredientes selectos con amor de chef y arte en el corazón. Para asentar el estómago y prepararlo para el festín, recomiendo pedir un Caldo de Oso, un sopa fresca de tomates, jugo de apio y vinagre; o un plato de frutas, que variará dependiendo de la temporada, pero ahorita incluye melón, higos, papaya, manzana y fresas, lajas de queso rallado y una miel suave y deliciosa. Para continuar, quiero insistir que prueben dos de mis platillos favoritos: el primero -que ya mencionaba antes- es el CroqueAtoram: un pan brioche estilo pan francés, con una costra de queso Durango, un huevo frito, cuatro lascas de tocino y kale marchito. Si te gustan los huevos, esta opción te va a encantar, y si le pones un poquito de los chiles encurtidos que te ofrecen, ¡uff!

becada7

becada5

becada6

Mi segunda recomendación -y de verdad me tiene enamorada- es el sándwich sencillo de atún. No se aburran, no es un sándwich normal de ensaladita de atún, ¡lejos de serlo! Este verdadero manjar (¡ya quiero otro!) es un pan campesino, embarrado con guacamole del día, atún en cubitos, mayonesa casera y arúgula. ¡No lo dejen de probar!

IMG_3212

becada8

A lo que tengo ganas de volver (y creo que lo haré el fin de semana) es a probar el sándwich de carne añejada 40 días. Según me platican, es un sándwich de lajas de rib-eye añejado durante precisamente 40 días, acompañado de mayonesa de la casa, suena espectacular. También me hace falta probar los huevo benedictinos, pero si es como el resto del menú, seguro serán garantía.

becada9

Si todavía les queda un huequito, también hay opciones dulces que vale la pena experimentar. El parfait de chocolate, por ejemplo, o el pain au chocolat (de Saint Michel); pero si buscan un sabor más nuevo y original, no se pierdan la panna cotta de lavanda, es suave, dulce y aromática, además de que tiene una presentación muy linda.

becada10

A mí Becada Café me tiene impactada, más allá de su propuesta gastronómica, me gusta que me hacen sentir en casa, siempre me reciben con una sonrisa, platican conmigo y siempre están dispuestos a explicarme, a mostrarme sus nuevos productos (el otro día probé su queso de Durango con miel y hasta me cocinaron un cocuixtle), a explicarme y a enseñarme por qué combinan algunos ingredientes o de dónde provienen sus nuevas inspiraciones e ideas. Para mí es como entrar unos momentos al gremio, como asomarme un ratito por sus cabezas. Y aunque para muchos podrá parecer extraño que en el menú detallen que no modificarán sus platillos a petición del comensal, a mí me parece que demuestra su amor a sus ideas y creaciones.

becada11

Vayan pronto, de verdad no se van a arrepentir. Tenemos que apoyar las nuevas propuesta gastronómicas -estén en el barrio o colonia que estén- para que proliferen y nosotros podamos seguir experimentando y comiendo bien.

Horarios: lunes a sábado de 8:00 a 17: horas
Dirección: Montevideo 3181
Instagram: @becadacafe

7 consejos para comer delicioso y light en restaurantes

Con tantas festividades que hay en puerta y, por lo mismo, tantas citas, reuniones, búsquedas y pendientes que me tienen en la calle, me encuentro comiendo más seguido -sí, eso es posible- en la calle. Y aunque me encanta comer y disfrutar todo tipo de platillos, hay ocasiones en que el cuerpo, la cabeza y los pantalones ya piden recetas más saludables y menos engordativas. ¡Ojalá fuera yo una de esas personas que comen gorditas, enchiladas, pastas, donas, nieve de chocolate, gelato y refrescos sin subir de peso o engordar! Pero no, como la mayoría de las personas, tengo que ser disciplinada en el gimnasio y medirme un tanto en las comidas para sentirme fuerte, sana y en paz conmigo y con mi cuerpo.

Processed with VSCOcam with c2 preset

No quiero ser vanidosa, al contrario, les admito que de pronto soy bastante insegura con mi cuerpo, pero también es cierto que mucha gente me pregunta que cómo le hago para comer tanto y de todo y logro mantenerme en un peso sano. Y aunque admitiré que sí es un tanto difícil tener un blog que gire en torno a la comida y cuidarse al máximo, sí puedo compartirles algunos de mis tips y truquitos para que puedan salir a restaurantes tan seguido como yo y no tener que sacrificar los hábitos saludables ni la figura. Quiero recalcar que yo para nada soy nutrióloga ni estoy sugiriendo que sigan estos consejos como dieta cotidiana; sólo busco responder algunas de sus inquietudes y pasarles algunos de mis tips para cuando quieren cuidarse, pero, como yo, no pueden dejar de ir a restaurantes o comer en la calle con demasiada frecuencia.

  1. No te tomes las calorías – en algún libro o página de Internet leí este consejo y la verdad es que me ha funcionado un montón. Sé que a veces se nos podrá antojar un smoothie, un frapuccino, una malteada de fresa o alguna limonada llena de jarabe de frutas o azúcar. Y está bien tomarse estas bebidas de vez en cuando, pero no cinco de siete o cuatro de siete días de la semana. Intercambia esa bebida por una rusa de agua mineral, una naranjada sin azúcar o sólo un par de vasos con agua natural y muchos hielos.

  2. Intercambia el pan por las verduras – este truco no tiene por qué ser un suplicio o por qué convertir tu comida en algo aburrido y desabrido. ¡Para nada! Puedes pedir tu misma carne o tus tacos o tu pescado, pero en lugar de comer pasta o frijoles como guarnición, pide verduras al vapor o al grill, ¡con un poquito de sal y pimienta seguro complementarán tu proteína de una manera deliciosa! Lo que yo también hago es pedir tacos de lechuga o jícama y así me ahorro la tortilla.

    IMG_3067Processed with VSCOcam with a6 presetIMG_3071

  3. Siempre hay opción, aunque parezca que no – sí, a veces lo único que tienes al alcance son los taquitos en el puesto de la esquina, pero hasta en situaciones así puedes lograr una comida que no afecte demasiado tu dieta. Mi consejo en casos como éste sería que pidieras puros tacos de lengua y asada, que son los que menos grasa tienen y que pidas al taquero que te dore la tortilla en la plancha lo más que pueda para que también saque toda la grasa posible. También puedes pedir una orden de carne y así evitar las tortillas por completo. Insisto, no digo que las tortillas sean malas, pero cuando estás bajando su consumo o has tenido una semana de puro comer cochinadas, siempre es una opción quitarlas de tu alimentación por un día.

    IMG_3064
    Por ejemplo, yo ayer fui al Abrasadero (Naciones Unidas 5150, antes Tacos El Infierno) y comí delicioso y mucho más light que haber ido a los taquitos de suadero o a los hot dogs de la esquina. Pedí un diablito de filete, que no es más que una deliciosa tortilla dorada en el asador (no frita como los vampiros), con queso gratinado y carne muy sabrosa; una quesadilla de maíz y un taquito de bisteck, todo con montones de salsa de jitomate y habanero para un festín de sabor. O, a veces, cuando voy a los Providencia (soy mega fan por razones sentimentales, emocionales, históricas y sí, también por los tacos) pido media orden de asada y sólo un taquito de lengua. Cuando voy a los Asa2 Los Norteños pido tacos de lechuga.

    IMG_3063

    Processed with VSCOcam with s3 preset

  4. Evita los alimentos fritos y empanizados – gracias a la vida yo no soy tan fanática de los alimentos empanizados o fritos, pero sé que soy la excepción y que la mayoría de las personas sí los disfrutan. Pero evitarlos en las comidas cotidianas es un manera de evadir las calorías extras. Si vas a comer sushi, por ejemplo, no pidas rollos con camarones o algas empanizados; opta por rollos con mariscos frescos como el salmón, el pulpo y el atún. ¡Además son deliciosos! O mejor aún, puedes pedir un donburi, ¡les recomiendo mucho el de Uma Uma, es mi favorito!

    Processed with VSCOcam with a6 preset

    IMG_3073

  5. No te limites a fruta y ensaladas – en ocasiones, cuando entramos en un régimen alimenticio más cuidado y medido, podemos -erróneamente- pensar que las ensaladas son las únicas opciones que tenemos en los restaurantes. Y aunque no hay duda de que las ensaladas con muchas verduras y proteína (no las que están llenas de pasta y crutones) son súper saludables y ligeras, hay muchas otras opciones deliciosas que podemos ordenar y que nos darán una mayor sensación vientre repleto o mal del puerco.

    Processed with VSCOcam with s6 preset

    Por ejemplo, un corte de carne acompañado de ensalada es una buenísima opción para comer algo rico, saludable y que te deje muy satisfecho. Lo mismo pasa si te comes un filete de pescado a la plancha o un salmón al horno. ¡De verdad no hay motivos para sufrir! ¡A quién no le gusta un salmón jugoso con una guarnición de espárragos!

    IMG_3065Processed with VSCOcam with k1 preset
    En el caso de los desayunos, puedes pedir tu platito de fruta con yogur y granola, pero no dejes de lado la panela asada, los huevos estrellados o los omelettes de claras, ¡son ricos en proteína y puedes combinarlos con miles de ingredientes, como champiñones, pimientos, jitomates, espinacas!

    IMG_2394 IMG_3070 IMG_3069

  6. Nieve de yogur y otros antojitos sabrosos – Por más que se nos antojen los volcanes de chocolate con nieve de plátano o los strudels de manzana, también hay opciones sabrosas y bajas en grasa que podemos comer para quitarnos los antojos y las ganas de dulce. Si estás en la calle a media mañana y ya te ruge la tripa, pero quieres evitar las bolsas de papitas, recorre un par de calles más y seguro que te topas con un carrito de fruta picada. Un bote grande de pepinos, jícamas, papaya y naranja con limón, sal y chile y seguro calmarás el hambre. Por otro lado, si tienes antojo de algo más dulce, ¡cómete una nieve de yogur! ¡A mí me fascinan! Y mientras no atiborres tu vasito de helado con chocolates, panditas, chispas de colores, gomitas y cajeta, el postre se mantendrá sano y dietético.

    IMG_3062

7. El fin de semana no cuenta – sí, esta es una regla que mi mamá y yo aplicamos seguido. Nosotras procuramos cuidarnos toda la semana y el fin de semana disfrtuar y no privarnos de lo que se nos antoje. Es una manera que nos funciona para no dejar de lado los antojos, pero al mismo tiempo cuidarnos y no comer cosas demasiado grasosas todos los días. A lo mejor en la semana  no comí tortillas, pero el fin de semana me comeré un pepito, o una pizza o el postre delicioso y el vinto tinto que me gustan. ¡Inténtenlo! Es súper fácil.

Processed with VSCOcam with s3 preset

¿Cómo ven mis consejos? ¿Hay alguno que ustedes apliquen que me quieran compartir?Quiero insistir con que esto no es una guía nutricional ni dietética. Son sólo tips que pueden aprovechar. Pero si lo que quieren es una dieta o un régimen de alimentación súper sano, lo mejor es acudir a un nutriólogo y lo más importante: hacer ejercicio con frecuencia.

Processed with VSCOcam with s3 preset

Caligari – rinconcito para sentirte como en casa

Caligari12CaligariCon pinturas, cuadros y recortes de una de las películas más emblemáticas del cine de terror, Caligari Café da una curiosa, pero cálida bienvenida a cualquier comensal con ganas de tomar un sabroso café y disfrutar un menú creativo, delicioso y sin pretensiones. Como su nombre lo sugiere, la casa adaptada a restaurante está tapizada de alusiones a la película El gabinete del doctor Caligari. Quizá mientras pruebas tus molletes y volteas para platicar con tu amigo, te toparás con los ojos erráticos del sonambulista Cesare en la impresión de un cuadro del film; o tal vez mientras esperas a que llegue tu capuccino descubrirás los monitos y posters que guiñan en todos los anaqueles. Además, las paredes también visten anuncios viejos, ilustraciones de sus anfitriones, y chistes sarcásticos y burlescos.

Caligari2

Caligari3

En una casita en Santa Tere (Juan Manuel 1406), Caligari muestra su personalidad y sabe cómo expresarla sin aturdir, ¡al revés! Todos los trastes y cachivaches envuelvan a quien visita en una atmósfera de familiaridad, de recámara hogareña que cada quien decora, de casa de un amigo querido a donde te encanta ir a platicar. De hecho, tan es un lugar del barrio que no tiene un letrero en la fachada que diga “Aquí es Caligari”. No, podrán reconocer el lugar por la representativa pared de entrada: con un mural en tonos azules con rayas negras, y el piso de mosaico azul y amarillo.

Caligari4

Caligari5

Así son también los platillos en Caligari. Sus creadores respetan los instintos creativos de su personalidad, pero mantienen la calidez de los sabores mexicanos que a todos nos alegran la barriga y el corazón. Los desayunos son mis favoritos, aunque no niego que ir por la tarde por una ensalada con granada y salmón, unos ravioles y una copa de vino también es un deleite. Depende de mi antojo del día, opto por probar un café en chemex o algún otro método de extracción, o un latté espeso y calientito (basta decir que Palreal es de los mismos creadores para que me crean que el café es riquísimo aquí).

Caligari6

El menú de Caligari (un librito de papel lleno de caricaturas y garabatos) es amplio y tiene algo para todos los gustos y dietas: huevos, omelettes, chilaquiles, molletes, lo que sea que pidas será una satisfacción y sorpresa para tu estómago. No importa si eres vegetariano o vegano, también habrá algo que difrutarás un montón. Y es que todos los platillos tienen su toque que los distingue a los platos de otros restaurantes. Cada que visito Caligari trato de pedir algo diferente; siempre tengo la confianza de que sea lo que sea que ordene quedaré contenta, al tiempo que estaré probando algo que en otro lugar no voy a encontrar. Por eso, pedir los huevos escalfados en sus distintas preparaciones es siempre mi opción predilecta. Para empezar, en pocos lugares de Guadalajara encuentras huevos poché tan ricos y en su punto, ¡y menos con los ingredientes y salsas que proponen en esta casita de Santa Tere!

Caligari8

Les voy a describir sólo algunos de mis platos favoritos porque quiero que el resto lo exploren ustedes. Lo que sí les voy a resaltar es que antes de que ordenes cualquier desayuno, siempre te sirven un platito con trocitos de fruta para que vayas abriendo apetito.

Poblapoché – uno o dos huevos escalfados (a su elección) sobre un bolillito dorado, bañados en una salsa de chile poblano, y adornados con crema, jamón serrano y tomatitos cherry.

Caligari8

Chipoché – los mismos huevos poché, pero con una salsa picosita de chipotle, trocitos de tocino y cubitos de panela. Te recomiendo que ordenes una guarnición de chilaquiles (o una orden si quieres compartir) verdes para complementar el desayuno con el crunch perfecto.

Caligari13

Panela en salsa – podrás escoger de entre varios tipos. Yo te recomiendo la que está bañada en salsa roja de chile guajillo, es picosita y llena de sabor. Además, guarnicionan la panela con rebanadas de aguacate y cebollita morada. Si estás buscando un plato más ligero, pero repleto de sabor, esta es la opción perfecta.

Caligari7

Molletes – Además de los tradicionales molletes gratinados. Caligari también ofrece unos molletes con trocitos de tocino y una salsa de café que no pueden dejar de probar. Pónganles unas gotitas de salsa enchilosa para despertar un contraste aún más sabroso.

Caligari9

¡De verdad no duden en ir pronto! Todos ahí (meseros, anfitriones, baristas) esarán felices de recibirlos y los atenderán con una actitud relajada y amistosa que hace aún más agradable la visita. Además, Caligari es pet friendly, así que pueden llevar a su perrito y sentirse más en casa.

Caligari10

Caligari11

En otra ocasión hablaré más sobre ir por la tarde a comer o tomarse una cervecita, pero en Caligari todo es tan especial, que definitivamente merece más de una entrada en el blog. ¿Ustedes qué piensan? ¿Cuál es su platillo favorito? ¿Qué se animarán a probar la próxima -o la primera- vez que vayan?

IMG_2707

Ubicación: Juan Manuel 1406
Horario: Miércoles a lunes de 10:00 – 23:00 horas (cierran en martes)

Boulangerie Central – pan artesanal y boutique de desayunos

bc15
Decidí visitar Boulangerie Central con algo de escepticismo. A oídas de algunos conocidos me lo habían recomendado sin realmente describir lo que experimentaría. Ve, me dijeron. Está delicioso, el pan te va a encantar. Y no más. Así que con tan vagas referencias fui a conocer un día que ni tanta hambre tenía. Y la verdad es que ¡cuánto me arrepentí!

bc1

¡El lugar, la panadería, los desayunos son espectaculares! Desde que te asomas por la ventana del carro o caminas por Morelos hasta ubicar el 1984, la tranquilidad de la zona y sus árboles te invaden y llenan de calma, te seducen a desayunar sin prisas y saborear y disfrutar cada ingrediente, cada sorbo de café. La placidez aumenta cuando subes las escaleras de Boulangerie Central y descubres que las paredes, las mesas, los menús, los platos, todos los elementos son blancos con guiños de azul: algún monograma, los merengues que acompañan las cuentas en otras mesas y lo más representativo y bonito del lugar: las gotas de agua que escurren de la pared y dan hogar a peces betta.

bc3

Pero no todo es pulcritud y estética, pues al fondo tienen la cocina y la panadería abierta, sin mamparas o puertas que obstruyan la visión del comensal. Desde tu mesa observas los rodillos extender las masas, las cazuelas endulzar mermeladas  y los hornos exhalar mantequillas. Un espectáculo cálido y delicioso.

bc2

bc6

La primera vez que visité (y ya van varias veces desde aquella) pedí mi café negro y un jugo de naranja. El primero venía acompañado de una galleta suave con forma de tetera y el nombre del restaurante inscrito en el cuerpo. El segundo, venía servido en una copa de vino, fresco y recién hecho. Como ya dije antes, Ren y yo íbamos sin hambre, pero necesitados de un buen café. Sin embargo, cuando revisamos el menú con curiosidad, quedamos atrapados, y cuando nos llegó el pan francés y nos lo devoramos, pude confirmar con seguridad que tenía que regresar. Se los describo: un pan brioche hecho en casa, espolvoreado con gránulos de azúcar, cubierto de fresas y adornado con nieve de mantequilla, hojitas de albahaca y miel de abeja. ¡La gloria!

bc5

Todo estuvo tan delicioso y pasamos una mañana tan bonita que pronto volví para probar los desayunos en forma. Así que volví y en mis regresos ya he descubierto otros platillos que no encontrarás en otros restaurantes y que no se podrán perder. Empezemos, entonces.

Pan dulce y entremeses

Por lo general, a mí me gusta comenzar mi desayuno con un pan dulce o un platito de fruta, un entremés, vaya, antes de entregarme al plato fuerte. Y Boulangerie Central ofrece las opciones perfectas. Al ser panadería, pueden ordenar un croissant hecho en casa con la mermelada del día (también hecha en casa); o un chocolatín (un pan tipo croissant pero con chocolate); o unas tostadas campesinas, que son rebanadas de pan con labneh -yogur griego-, fresas y amaranto con miel orgánica, o un sándwich de crema de avellanas, con pan brioche a la plancha, mermelada casera y nueces de castilla caramelizadas… ¡a poco no se les hace agua la boca! Además, pueden compartir esa entradita y así quedarse con suficiente hambre para el plato siguiente.

bc7

De beber

Ya saben que mi opción predilecta es el café negro, aunque a veces disfruto de un latté o capuchino. Si van acompañados pueden aprovechar para pedir una prensa y compartir un rico café. Si prefieres algo dulce, pide el chocolate caliente, ¡es espeso y delicioso!

Desayunos

Hay muchas opciones para continuar con el festín, pero les voy a platicar sobre mis favoritas. Comenzaré con los Huevos a la Bañera, que se han vuelto un favorito entre sus comensales asiduos: en una tinita -sí, en una tina pequeñita- sirven un par de huevos poché sobre una cama de tocino y pimientos rojos, bañados en una salsa de curry y queso gratinado, acompáñalos con pedacitos de pan con especias y ¡tendrás sabores bailando y festejando en tu boca! Los Huevos Tunecinos son otro must: huevos escalfados montados sobre muffin inglés y espinacas a la crema con trocitos de tocino, bañados en una salsa rosa cremosa y queso parmesano, ¡sabrosísimos!

bc8bc9

Al ser un local inspirado en lo francés, no puedes dejar de probar el Croque Madame (un sándwich de pan campesino, queso gouda, jamón, un huevo estrellado y salsa bechamel); o el croissant sándwich, un pan fresco con huevos revueltos a la mantequilla.  En otra ocasión me aventuré por el sándwich clásico y quiero decirles que fue perfecto: un preparado sencillo pero lleno de sabor, pues está hecho con dos lajas gruesas de pan brioche a la plancha, jamón, queso y alioli que te hará chuparte los dedos.

bc10

bc11

Si lo que quieres es deleitarte con el pan de Boulangerie Central y desayunar algo más tradicional, mi recomendación es que pidas  los huevos divorciados o los chilaquiles rojos. Aunque realmente insistiría a que te animaras a probar algo que no encontrarías en otro local.

El Postre

Y si todavía te quedó un huequito, ¡y esperemos que sí! ¡Pide algo dulce de postre! Como ya les dije antes, el pan francés de Boulangerie Central es un pedacito de cielo, ¡el mejor que haya probado en la ciudad! No obstante, también puedes ordenar un Cacao Roll Brulee, un roll relleno de cacao (77%), dulce de leche, canela, pasas y nuez, servido con mermelada de la casa y fresas; un alfajor; un brownie, o un biscotti. ¡Los quiero todos!

bc12

bc13

Para llevar

Y es que la panadería y las jaleas de Boulangerie Central son tan frescas y ricas que estoy segura que querrán llevarse algo para su casa; qué tal, por ejemplo, una hogaza de pan campesino, un baguette multigrano, bollos para hamburguesas, panqué de nuez, relish de piña, mermelada de guayaba o una crema de semillas? Lo que sea que escojan estará delicioso y recién hecho, ¡se los garantizo!

bc14

Saldrán, entonces, llenos de comida en la barriga y en los brazos, felices y, eso sí, con mayores de ganas de continuar con un día relajado y fresco, como el lugar de donde acaban de salir.

M.

IMG_1386

IMG_1380

¡10 ideas de regalos para este Día de las Madres!

IMG_0094¡Hola a todos! Otra vez jueves, ¡qué rápido pasan las semanas! ¡De pronto ya recorrimos la mitad del año y estamos en mayo! ¿Y recuerdan qué viene con mayo? Además del extenuante calor y la inminencia del verano y sus días de playa… ¡El Día de las Madres! Estarán de acuerdo conmigo en que todo el año debemos agradecer que tenemos una mamá que nos dio la vida, nos cuida, quiere, aconseja, ayuda, limpia nuestros desastres y se empeña para que siempre tengamos lo que nos hace falta, además de un lugar al cual llamar hogar. Sin embargo, yo también soy de la idea de que el Día de las Madres hay que apapacharlas y consentirlas, recordarles que las amamos y que, así como ellas lo demuestran, también cuentan con nuestro apoyo incondicional.

IMG_0096

Por eso (y porque sé que a veces resulta complicado elegir un regalo para ellas) hoy les comparto una lista de diez opciones de obsequios y detalles perfectos para hacer a su mami sonreír este día tan significativo. Lo padre de mi lista es que encontrarán desde detalles hechos en casa, que no implicarán mucho gasto, hasta regalitos un poco más elaborados o que requerirán un poquito más de inversión, ¡aunque les aseguro que valdrán la pena! Lo que más tomé en cuenta al momento de armarla fue que, más que algo impersonal e indiferente, cualquiera de las opciones privilegiara el tiempo de calidad que una madre y sus hijos pueden y deberían tener. ¿No es eso lo más importante? ¿Compartir con ellas en su día? Así que, la lista:

IMG_0092

1. Portarretratos y scrapbooks – en estos tiempos en los que todo es digital, muchas de las fotografías que tomamos en nuestros viajes, eventos, celebraciones y hasta en el día a día quedan perdidas en algún rincón de la nube. Y por más que sea práctico saber que siempre puedes reenviar algo por mail o Whatsapp, los álbumes, scrapbooks y portarretratos nuncada dejarán de otorgar un suspiro de nostalgia y alegría que lo electrónico no logra. Además, no creo que sólo sean mi madre y mi abuela las que se la pasen diciendo: “Mony, imprímeme mis fotos” o “Mony, ¿cuándo me vas a llenar esos portas con fotos?” o “A ver cuándo me imprimes una foto grande de todos los nietos para colgarla en mi sala”. Así que anímense a explotar su creatividad y habilidades manuales y armen un álbum lleno de recortes, calcomanías, letreritos, ¡pueden incluir hasta cartitas! Será un detalle hermoso que le encantará a tu mamá.

IMG_0091

2. Llévala a desayunar – Siendo la foodie que soy, no falta que ésta sea una de mis opciones preferidos. Me gustan los desayunos porque siempre tienen un aire de frescura y alegría, ¡son la manera perfecta de empezar tu día! Como el 10 de mayo cae en domingo este año, puedes aprovechar para llevarla a un lugar bonito de brunch. ¡Gaspar, Cornelio, La Cafetería, Dainzú o La Boulangerie Central son opciones perfectas! O si prefieres no salir, ¿qué tal llevarle desayuno a la cama? Un par de huevitos estrellados, pan tostado con mermelada o aguacate, cafecito y un jugo de naranja… ¡no olvides adornar la bandeja con una flor!

IMG_6511

3. Manis y pedis para las dos (¡pasen tiempo juntas!) – A las mujeres nos fascina que nos chiqueen y nos consientan y, ¿qué mejor que un día de manicure y pedicure madre e hija? Pueden ir a un salón bonito como Biuty Bardonde pueden tomar un té, café o hasta unos cocktails, platica y ponerse al tanto, y disfrutar de un masajito en la espalda (tienen sillas masajeadoras) mientras les dejan las uñas muy coquetas para seguir con los festejos. ¡Quiero ya! ¡Lástima, Mami, que ya te tengo otra cosita! ¡Ja!

IMG_0100

4. Masaje – Y para seguir con los mimos, ¡un masaje! Yo ya le he regalado a mi madre un día de Spa y se los juro que quedó encantada. Además, muchos Spas lanzan promociones en estas fechas, por lo que podría no resultar tan caro como suele ser. Podrían, por ejemplo, juntarse con sus hermanos y entre todos pagar un circuito que incluya los hidromasajes, un envoltorio y exfoliante de chocolate y un masaje, ¿cómo ven? La verdad es que las mamás viven tensas y lo merecen.

IMG_0098

5. Cupones divertidos – Esta es una idea padrísima que además se ajusta a todos los presupuestos. Se trata de hacer cupones bonitos (¡échenle ganas! Tampoco se pasen y arranquen unas hojas de su cuaderno a las que ni les quiten las barbitas y en las que escriban con plumas Bic) y en cada uno anotar un premio que con los días podrá ir canjeando su mami. Una vez yo hice esto para un novio: horneé galletas y envolví cada una con celofán, acompañada de un cupón enmicado (por un lado decía “Cupón” y por el otro, “Vale por un abrazo” o “Vale por una nieve” o “Vale por un secreto” o “Vale por una ida al cine”). ¡Esta idea es divertida y además asegura momentos bonitos a futuro!

6. ¡Una maceta! – Sí, sí, no es sorpresa que a mí me gustan mucho las plantas, pero piénsenlo. Uno de los regalos más comunes en este día es un ramo de flores, ¿así que por qué no darle un giro? Yo sugiero que les regalen una maceta muy mona con una suculenta, que además de que se verán hermosas, ¡no necesitan mucho cuidado! Hay varios lugares donde pueden conseguir unas macetas hermosas: ¡Succulentum y Pikmi son de mis favoritas!

Processed with VSCOcam with s2 presetIMG_6022

7. Una blusita siempre cae bien – Literal eso fue lo que dijo mi mamá cuando le pregunté por ideas de regalos para el Día de la Madre. ¡Y sí es cierto! En esta primavera, una blusita blanca o llena de flores es una opción fácil y segura para tener a su madre feliz, fresca y satisfecha. No tiene por qué ser cara. Yo les confieso que a mí Zara nunca me falla, pues por $400 pesos encontrarás algo muy lindo que seguró apreciará.

IMG_0088

8. Concierto – Si tienes la suerte de que su artista favorito ofrecerá un concierto pronto en la ciudad, ¡no lo pienses más! Comprar un par de boletos para que baile y cante o se le lloren los ojos con baladas románticas garantiza un rato de diversión y estoy segura de que la tomarás por sorpresa. Por ejemplo, tómenlo o déjenlo, Miguel Bosé estará en el Auditorio Telmex el 22 y 23 de mayo y Ricky Martin se presentará en el mismo lugar el 17 y el 18 de junio.

9. Collares y detalles – Otro regalo bonito y perfecto para obsequiar este 10 de mayo es un collar sencillo, pero hermoso que demuestre que conoces los gustos y preferencias de tu mamá. Una cadena de chapa de oro con un dije significativo, o un collar de plata con características, símbolos, piedras y colores muy mexicanos, son la opción ideal. A mí me encantan los collares con dijes que deletrean tu nombre, ¡hasta pueden hacerse collares iguales (obvio cada quien con su nombre)! Si quieres conseguir modelos padrísimos y a precios razonables no dudes en ir a Tierra Rossa y Gabriela Sánchez.

photo6

10. Carta – Por último, si quieres mantenerte en el plano de lo íntimo y tu bolsillo está más ajustado, esta regalo te parecerá el mejor (la verdad es que yo siempre procuro escribirle a mi mamá unas palabras bonitas, sin importar lo que decida regalarle). ¡Una carta! Una carta en donde le recuerdes lo mucho que la quieres, lo mucho que te ayuda, lo mucho que la amas a pesar de que algunos días puedan discutir o pelear. ¿Mis consejos para escribir una carta? ¡Sal de los clichés! No le escribas: “Mami, te quiero mil y nunca cambies”. ¡No! Trata de ser específica, de narrar los momentos exactos en los que te ha hecho sentir querida, tranquila y apoyada, como cuando te rescató de una fiesta, te consiguió las cajas de cartón que estabas buscando con desesperación, o sólo cuando se dio cuenta de que estabas triste y te invitó a tomar un café, al cine y a platicar.

IMG_0089

IMG_0090

IMG_0093

IMG_0097

¿Cómo ven? Con tantas opciones ya no tienen excusa para no tenerle a su mamá un detalle bonito el próximo domingo. No necesitan un presupuesto amplio, ni demasiada destreza manual para armar un regalo desde el corazón que seguramente su madre agradecerá y apreciará con mucha alegría. ¿Por cuál optarán ustedes? ¡Háganmelo saber! ¡Compártanme otras ideas! Ya saben que me encanta leerlos.

Besos y abrazos a todos,

M.