Il Duomo: tradición italiana, excelente servicio y calidad

¡Hola a todos! ¡Ya casi es fin de semana! ¿A poco no les emociona un montón? A mí sí, sobre todo porque significa que tengo tres días casi libres de pendientes para ir a desayunar, comer y cenar a restaurantes nuevos o ya favoritos con mucha calma.

10E8E8C2-BB98-4845-8060-9347F24CD72B

Hoy les quiero platicar de un restaurante ya tradicional en Guadalajara. Uno de los mejores italianos de la ciudad, donde además de servirte comida deliciosa, te atienden con un servicio excelente. Les estoy hablando de Il Duomo, (que antes era Macomeno y sigue en el mismo lugar, Américas 302). Y les digo que ya es tradicional porque en esta escena tapatía donde los restaurantes duran tan sólo un par de meses, Il Duomo ya cuenta con más de dos décadas. De hecho, Il Duomo fue el restaurante con el que Grupo Pasta, en 1994, inició su actividad culinaria. Sí, antes de que existieran Il Diavolo y La Pastería, Il Duomo ya deleitaba a los ciudadanos de Guadalajara con sus platillos apegados a la cocina original del país de la bota.

38039388-08CA-4E94-AF4E-EEFC1EFC72CF

¿Qué me gusta de Il Duomo? La verdad es que todo. Empecemos por su ambiente y decoración. El lugar tiene una ubicación excelente (eso sí, el estacionamiento es un poco complicado y el valet parking cuesta $30 pesos, ¡carito para mi gusto!), puedes estacionarte a un par de cuadras o, si tienes suerte, en la misma calle con la que hace esquina, Joaquín Angulo.

This slideshow requires JavaScript.

El lugar es muy bonito. Es como si entraras a una casona o bodega italiana, con las paredes de ladrillo envueltas en enredaderas. Por dentro, el piso es de mosaico, las paredes son de piedra y sirven de lienzo para alguna que otra pintura o verso en italiano, las luces cálidas, una cava enorme y variada, las mesas con manteles blancos, y una barra donde también puedes sentarte a tomar un aperitivo o un café. A pesar de los tonos tibios, el lugar se mantiene fresco. También cuenta con una terraza, donde la luz entra más clara y se escucha el agua que cae de una fuente alegre y ancha.

FA941ADB-9CB3-4ED8-9BC7-4CAD2A410DF4

La terraza

A59CD67A-10B7-4E59-8BC2-33A6A3FCA2C2

Pedir vino siempre es la mejor opción en lugar como este, pero claro, dependerá de su antojo y de sus ganas. A veces una naranjada mineral basta. La carta es amplia y vale la pena tomarse su tiempo para revisarla. Los meseros siempre estarán dispuestos a darte sus sugerencias con amabilidad y gran conocimiento de los platillos que se preparan en el restaurante. La verdad es que eso es algo que yo aprecio mucho. Que no me digan que “todo está rico” o que “depende del antojo que usted traiga”, sino que con certidumbre y hasta con cariño por su cocina te den sus recomendaciones y te garanticen que no te vas a arrepentir con el Ravioli al Tartufo.

293AF9FE-2691-4BF8-92E6-CC4CF55BEBE3

Costata di Manzo, Ravioli Tartufo, Cozze Marinara

¿Qué sugiero yo que pidan de entrada? Pues fíjense que Il Duomo tiene algo que a mí me FASCINA (así en mayúsculas) y que es muy difícil de encontrar en esta ciudad: ¡un exquisito queso burrata! Es un queso fresco italiano que se hace con crema, y así queda, por fuera más sólido, con su capa de queso mozzarella puro, y por dentro cremosito, suave, ¡espectacular! En Il Duomo lo sirven sobre una cama de arúgula, aceite de oliva, sal, y acompañado de tomatitos cherry, aceitunas y balsámico. ¡Es exquisito y lo tienen que probar! Además te lo sirven con una tabla de pan para que lo untes o lo sirvas como montadito, ¡yo hasta a cucharadas me lo como!

38F19D3A-F5D1-4BBA-8FFF-B77306C609E7

Burrata

Otra entrada clásica de Il Duomo son sus flores de calabaza rellenas de queso de cabra; van fritas y sobre un espejo de pimiento rojo, ¡muy sabrosas! Si quieren algo más tradicional aún, no duden en ordenar el carpaccio de pulpo o de atún. La verdad es que todo es muy rico y no tiene pierde.

734C75E8-78A8-421F-B936-ADA43E0AC97E

Fiori Fritti

85FC0886-624D-4D33-BCE8-536AF302F091

Carpaccio di Polipo

6A99F98A-EC64-47EB-A531-63D3125E9E5F

Carpaccio di Manzo

¡Como segundo tiempo también les tengo muchas sugerencias! No sé si lo sepan, pero a mí la trufa negra me encanta, siento que da un toque especial a platillos que podrían ser bastante aburridos. Pues en Il Duomo tienen más de una preparación con trufa negra. Así que si quieren aventurarse, podrán pedir una pasta Tagliolinni, que es artesanal (hecha en casa) y se prepara con mantequilla, queso grana padano y ralladura de trufa, o quizá querrán probar el Risotto Porcini al Tartufo, que lleva hongos deshidratados y se perfuma con el aceite de la trufa.

B04873FD-B08F-4437-8E96-84D1AE40B6F9

También como segundo, Il Duomo tiene una tártara de res muy sabrosa. Este es otro platillo difícil de encontrar en Guadalajara, pero en Il Duomo se hace con justicia y se prepara en la mesa, lo que además añade a la emoción de cada comida. Otro de mis platos fuertes favoritos son los Ravioli Burrata, jaja, ¡no me juzguen! ¡Es que amo este queso con locura! Pero además, estoy segura de que una vez que prueben estos ravioles también quedarán enamorados. Los molotitos de pasta van rellenos de este queso cremosito y llevan una salsa de crema, queso y vino blanco, ¡realmente espectacular! El plato no es muy abundante, pero si además comparten una ensalada, quedarán más que satisfechos.

8FD3BF84-615A-460E-8E2D-3750DA7E21AF

Ravioli Burrata

¡El Salmón Etrusco también es riquísimo! Viene sobre una cama de papardelle (esa pasta parecida al fetuccini, pero más ancha) en salsa fiorentina y mariscos (calamares, camarones), ¡muy recomendado! El Costata di Manzo también vale mucho la pena; es una costilla de res importada, horneada en salsa de vino tinto y hongos porcini, que se acompaña de puré de papa y espárragos. Il Duomo también ofrece platillos un poco más elabordos, como el rack de cordero, la cabrería de res, langostinos, pato, bacalao negro y rib eyes añejos y preparados con delicadeza y perfecto sazón.

FD02E37D-74BA-4D1B-BF16-8E84411CAAE0

Salmón Etrusco

Una vez que terminen con los fuertes, es momento del postre. ¡Me encanta el postre! Yo tengo un lugar especial para el tiramisú y cada que voy a un restaurante italiano me gusta probar su tiramisú. Estoy así como en una misión de encontrar el mejor tiramisú de la ciudad. Y déjenme decirles que el de Il Duomo está en la pelea: es esponjoso, húmedo y lleno de sabor. El volcán de chocolate con helado también es rico y todo siempre sabe mejor si se acompaña con una taza de café.

1A37A9AB-B0AD-44C2-B95C-7D6F687F1093

Tiramisú

9157430E-265B-45DF-ABB0-AA95E0F3F269

Volcán de chocolate

Aprovechen que es fin de semana y conozcan o reencuéntrense con Il Duomo (aprovechen que van con sus familias para que los inviten, ja), pasen una tarde o noche deliciosa y disfruten con sus seres queridos.

Domicilio: Américas 302 (esquina con Joaquín Angulo)

Horarios:
Lunes a jueves: 1:30 a 12 AM
Viernes y sábado: 1:30 a 1 AM
Domingos: 1:30 a 6 PM

Funícula – la mejor pizza, un buen vino y mi tiramisú favorito

funicula1Con mucha emoción hoy escribo sobre uno de mis lugares favoritos de la ciudad. Siempre que alguien me pide una recomendación de un restaurante italiano, ¡mi cabeza automáticamente piensa en esta opción! Para mí, este lugar es la combinación perfecta de lo delicioso, casero, agradable, joven, tranquilo, familiar, pero perfecto para un viernes por la noche con tu pareja o amigos. Y lo mejor: tienen una de las mejores pizzas de la ciudad. funicula2 Les hablo de Funícula, un lugarcito ubicado en López Cotilla 1906, justo en el corazón de la colonia Americana, por lo que siempre está lleno de vida, dinamismo y gente joven, sobre todo si lo visitas por la noche. Los restaurantes abundan en esa zona -siendo una de las más hip trendy de Guadalajara-, y no es raro que algunos abran y otros cierren, unos inauguren y otros clausuren, pero desde 2010, Funícula te recibe con cariño y el mejor sabor de la cuadra. Eso sí, suele haber fila y no hacen reservaciones, por lo que es mejor tomarse su tiempo o llegar antes de las horas pico. funicula3 ¿Que por qué hago tanto brete sobre este lugar? Les cuento: además de su ambiente acogedor, Funícula prepara y sirve auténtica comida italiana; que el lugar siempre tenga más de algún comensal italiano es la primera evidencia de su legitimidad. Yo voy y lo recomiendo con frecuencia y siempre -vaya con quien vaya y todos coinciden conmigo- la comida está fresca y en su punto. ¿Qué ordenar? A mí me encanta iniciar con su carpaccio de pulpo: finas láminas de pulpo en aceite de oliva y reducción de limón y perejil, las acompañas de pan caliente y, ¡de verdad es un manjar! Es perfecto para compartir con una o dos personas más e ir abriendo el apetito para los platos fuertes. También pueden pedir un carpaccio de trucha o de salmón, los dos súper ricos, pero realmente los aliento a que pidan el de pulpo, ¡es el mejor! funicula4 Lo siguiente que tienen que pedir es LA MEJOR PIZZA DE LA CIUDAD, o sin duda una de mis consentidas (¡y vaya que he probado muchas pizzas, ja!). La pizza es a la leña, claro, de tamaño grande -perfecta para dos personas o para tres si van a ordenar más platillos- y tienen muchas variedades de ingredientes y preparaciones. Por ejemplo, podrías pedir una pizza blanca (sin salsa de tomate), una clásica (de pepperoni o vegetales), o una especial. De hecho, yo les propongo que pidan la pizza Toscana, ¡la mejor de la casa y les insisto que entre mis favoritas de la ciudad!: una masa delgadita y crujiente con una combinación de setas, champiñones y portobellos, y lajas de prosciutto para darle un toque aún más delicioso. Prepárala con un poco de chiles en aceite y chilito en polvo y, ¡uff! funicula5 funicula6 También les recomiendo que pidan los ravioles pesto rosso. Rellenos de tres quesos o de requesón con espinacas -será a su elección- esta salsa es de jitomate con un poquito de crema y tomates deshidratados, ¡exquisita! Yo sugiero que pidan la pizza y los ravioles al mismo tiempo, así, cuando todo les llegue a la mesa, podrán compartir y alegrar la convivencia con sus amigos, familia o pareja, mientras prueban de todo. Yo con mi carpaccio de pulpo, mi pizza y mis ravioles -obvio acompañado de un par de copas de Montepulciano- ya estoy más que lista para ordenar el postre y mi café, pero la verdad es que Funícula tiene mucho más que sólo sus sabrosísimas pizzas o pastas caseras. funicula7 funicula8 Puedes ordenar una ensalda con lechugas, berros y aderezo de yogur, un pollo al sésamo (una pechuga rellena de cebolla, jitomate, jamón y almendras con una salsa cremosa de ajonjolí), un filete de salmón almendrado, un filete de res en salsa de champiñones o en salsa de roquefort sobre una cama de arúgula, o alocarte y pedir un calzone picosito de mozzarella, alcachofas y jamón de pierna. ¡Todo lo que pidan les va a encantar! ¡Estoy segurísima! funicula9 funicula10 Para concluir la comida o cena con un dulce y un café, no se pueden perder el tiramisú y la panna cotta. Yo no he probado un tiramisú tan rico como el que hacen en Funícula: es suave, cremoso, esponjoso, aunque sin demasiado pan, y tiene justo el toque exacto de licor. Y la panna cotta, ¡es la favorita de René! Él casi nunca pide postre, ¡pero éste no lo perdona! funicula11 Funícula está definitivamente entre mis lugares consentidos de Guadalajara. Es rico, acogedor, auténtico, tiene precios justos y está en medio de una de las zonas más vivas de la ciudad, ¿qué más puedes pedir? ¡Vayan y visiten y díganme qué opinan de mi recomendación! ¡No les voy a fallar! M.