Nuevo tributo a Dainzú – comida oaxaqueña para todo bien y todo mal

B5668D5C-386E-4837-B3A6-E6B8FD441129

Hoy iba a escribir sobre un restaurante que he frecuentado mucho últimamente por su cercanía, sabor y buen ambiente. Pero la verdad es que ayer estaba teniendo un día súper complicado, lleno de imprevistos, estrés y pendientes interminables (todos tenemos días, semanas, ¡meses! así) y cuando mi mamá me dijo que quería ir a comer a Dainzú y cuando en efecto fuimos y me senté a la mesa y cuando tomé el primer trago de mi agua de horchata, y cuando luego me sirvieron mi crema de frijoles y la devoré, me percaté que mi día de pronto había mejorado. Ese bienestar que Dainzú logró darme en un día de sumo estrés me convenció de escribir otra vez sobre esta joyita (Providencia 2920).

91F4D5C4-7D57-4B43-9992-EA93A8AA01AE

Sí, ya había escrito sobre este paraíso de comida oaxaqueña -quizá lo recuerden o no- y, un año después, mi opinión se sostiene (o en realidad muchos años después de aquella mi primera visita): Dainzú no sirve más que manjares y lo hace de una manera espléndida, vasta, abundante y lo hace dentro de un ambiente lleno de cariño, dedicación, creatividad y amor.

07D0D98A-6D2E-4F19-B5DA-1893FCAD0E8B

¿Por qué digo creatividad? Porque en Dainzú siempre hay algo nuevo. Pablo, la mente creadora y artística detrás del concepto y la cocina, además de un gran amigo, siempre tiene un proyecto y una idea nueva, además de todas las ganas y habilidades para llevarla a cabo. Este año impulsó en su restaurante muestras gastronómicas de Michoacán; en julio un especial oaxaqueño por la Guelaguetza, un recorrido septembrino por Tlaxcala, Puebla, Colima, Yucatán y Veracruz; en octubre, por el 50 aniversario de las Fiestas de Octubre, exploró Jalisco, y ahorita puedes ir a probar alguna delicia inspirada y basada en recetas tradicionales chiapanecas.

28EBEA58-3269-4892-896B-2DD330CE6D85

Y los especiales culinarios no son las únicas sorpresas. ¡La decoración siempre es una fiesta distinta! ¡Un deleite! Pablo se sentó a la mesa con mi mamá, mi hermana y conmigo, y mientras comíamos nuestras sopas de frijol picositas, con queso, pollo y totopos bien crujientes, nos platicaba su proyecto para el árbol de Navidad de este año: ya preparado para su montaje, el árbol de lámina estaba cubierto de un papel lleno de centellas, y modelaba series de luces que prendían y apagaban. Debajo de la mesa, Pablo sacó una caja y nos enseñó el toque final: ¡el árbol artesanal llevará más de 150 corazones de aluminio repujado que él mismo hizo! ¡Sí, él mismo! Ese es el nivel de cariño y dedicación que tienen en Dainzú, porque además Pablo lo contagia y todos los meseros y cocineros más parecen su familia y sus amigos que sus empleados, además de que a todos los comensales los tratan con la misma familiaridad.

2446001E-CE14-48FC-B87D-93EDA847FF27

0384E453-81CA-48C4-B675-9B7D5462A7D6

Mientras Pablo seguía platicándonos los detalles de la decoración navideña para este 2015, llegaron nuestros platos fuertes. Mi mamá y yo aprovechamos la promoción, tipo buffet, que están ofertando: por 150 pesos podrás comer una taza de sopa del día, pasar a la amplísima barra de ensaladas, elegir un plato fuerte (a la promoción entran desde enfrijoladas, hasta chiles en nogada y camarones al mango), y tomar un café. ¡Es una ganga! Porque además les insisto, los platos se sirven de manera muy muy generosa.

DEF8A072-7CA4-410E-A236-9E2B858640DD

Yo ayer pedí enchiladas con mole negro. Vienen tres enchiladas de queso cubiertas en un mole riquísimo, con lechuga, crema y más quesito para adornar, y aun lado un filete de carne (¡les digo que es abundante!), al que le puse salsa roja para comérmelo con mayor alegría. ¡Exquisito todo!

EF1BEE65-700E-4B15-B947-76237335CE68

Mi mamá pidió su tradicional chile en nogada, ¡no los perdona! Y quiero decirles algo, me he dado a la tarea de probar chiles en nogada en muchos lugares diferentes, pero ningún local o restaurante de la ciudad prepara este manjar como se hace en Dainzú. ¡Háganse un favor y no se lo pierdan!

B6B2B24C-2ED9-4A72-B0DA-F1A66491993F

Por otra parte, mi hermana pidió unas picaditas con asiento: cuatro sopecitos con frijoles, queso, carnita adobada y aguacate que son perfectas para compartir o para cuando no tienes demasiada hambre.

2BFE6647-D786-4E23-B4B8-4923DDB64BD2

Cerramos la comida (y casi fue motivo para desabotonarnos el pantalón), con una rebanada de flan de calabaza con un espejo de rompope y cada quien su café grande.

Nos despedimos de Pablo con un fuerte abrazo y con una última mirada al árbol de Navidad. Salí de ahí con fuerza renovada, con la sensación de que el día había mejorado y que estaba lista para terminar los pendientes y vencer todos los obstáculos que se sumaran a los contratiempos del día.

42E9C32B-3E6D-4DAA-A999-08E511D48E62

Como hace un año o más, los vuelvo a invitar a que visiten Dainzú, y a que lo hagan con frecuencia para que descubran más sabores no sólo de Oaxaca, sino del país. Además de comer delicioso, siempre encontrarán elementos distintos -aunque siempre súper artesanales y mexicanos- en su decoración, y sonrisas y alegrías de Pablo y su equipo de trabajo.

¡Buen provecho! ¡Disfruten su fin de semana!

¡Lee mi anterior reseña de Dainzú aquí!

Para días de confort: La Pastería

IMG_4095A veces tienes días agobiantes: te levantas tarde y no llegas a tu clase de baile, tiran cosas tuyas-sin querer, aunque no por eso menos frustrante- que son especiales, buscas un libro y ninguno llena tus expectativas y, a la hora de comer comienzan a derrumbar la casa de a un lado y no puedes escuchar nada. Todos tenemos días así, en los que parece que nada saldrá como queremos y que las horas que faltan antes de llegar a la cama estarán plagadas de imprevistos y contratiempos.

58123432-E379-44EE-9501-E9B6E90CDC74

Pero las cosas, los días, los malos momentos siempre pueden mejorar, o por lo menos pueden perder su importancia. Sólo es cuestión de tomarse un segundo y respirar, recordar por qué hacemos lo que hacemos o por qué vamos a donde vamos. Y una manera de reencontrarnos y conseguir un rato tranquilo para sosegarnos es abriéndole espacio a una buena comida. Dedicándonos una hora para saborear con calma y disfrutar de los alimentos antes de regresar a las presiones y a las prisas. Porque no es lo mismo, tragarte un lonche de jamón -que mandaste pedir a la tiendita de la esquina- mientras sigues acribillando la computadora, que despegarte de tu escritorio y pensar, ¿qué se me antoja?, e ir con una mejor disposición a comer para luego volver con la mente despejada y el ánimo mejorado.

ABD9FC83-92D9-41AE-8D96-69119A80A6DD

Ayer fue un día así. ¡Hasta una cana me salió para coronar los malos ratos! Y a pesar de todos los pendientes y de mi actitud resignada a la mala fortuna, cuando mi mamá me preguntó que qué quería comer no dudé en decir: “vamos a La Pastería”. Mi respuesta bien pudo haber sido “nada”, pero en el fondo sabía que tendría que comer y que sería mejor comer algo que me apeteciera y me hiciera sentir segura.

011D9BEE-CCC0-4E3B-8A4F-7E74DC3CB3C6

No sé por qué La Pastería de pronto tiene ese efecto en mí. Será quizá porque voy con regularidad y entonces se siente como casa. O que las pastas siempre te llegan al dente en platos o cazuelitas hirviendo y me recuerdan un poco a mi mamá (lo tibio nunca nos ha gustado y en casa un plato no está listo si no se le ve el humos salir). O simplemente porque relaciono pasta con confort y permisividad. No sé, pero ayer necesitaba consentirme, y un platón de fusilli de La Pastería fue la opción perfecta.

Las dos sucursales de La Pastería -una en Andares y la otra en Terranova 1171-quedan muy cerca de mi casa, por lo que para mí es muy cómodo y práctico. Sé que es un lugar al que puedo ir y comer o cenar rico, y puedo estar en casa o en el trabajo en un lapso relativamente breve. Además, siempre me atienden súper bien, y me sirven los platillos con prontitud. Para mí, la comida rica, el servicio eficiente y la cercanía convierte en La Pastería en el lugar ideal para recuperar las ganas y regresar a la vida de carreras y presiones.

108E7FEE-0F5C-4A38-9B47-81E3D26A4063

¿Qué pedir?

Para comenzar tengo un par de recomendaciones. La tártara de atún es muy sabrosa, los cubitos van acompañados de jitomate y aguacate y toda la torrecita se adereza con reducción de balsámico; la berenjena también es rica, y es una entrada perfecta para días lluviosos o fríos porque llega muy calientita. Mi favorito de la carta es el carpaccio de pulpo, que con limón y un pesto de cilantro siempre me reanima y alegra el corazón.

D08B9B8A-ABDD-4C9F-A427-E3E87097FDBC

Otra cosa que me gusta de La Pastería es que sirven ensaladas copiosas. Nada de que la ensalada sólo es la entrada. Claro, puedes pedir una y compartir, pero si estás a dieta o simplemente quieres algo súper fresco, puedes ordenar una ensalada de atún o camarones y quedarás muy satisfecho y contento. Mi favorita es la Beatrice, que lleva lechugas, setas, espárragos, queso de cabra y una vinagreta muy ligera.

A8449B6A-9669-4EB6-AE08-A2CB261037F1

Para continuar yo realmente sugiero que hagan honor al nombre del lugar y prueben una pasta. Mi antojo constante y selección más frecuente es el fusilli arrabiata. ¡Me encanta! Es un platón de fusilli preparado con salsa pomodoro, crema, peperonccino y un bodoquito de queso mascarpone para coronar, ¡es mi súper máximo! Para mí, la mejor pasta del restaurante, claro, tiene que gustarles el chile porque es algo picosa. Otro clásico en La Pastería es el plato de ravioles, van rellenos de espinaca y nuez y los bañan con una salsa florentina que no tiene pierde. Si más que los caldos rojos y rosas prefieren las preparaciones cremosas, también les tengo un par de sugerencias: el fusilli roccaraso, que lleva un salsa blanca aromatizada, trocitos de portobello, jamón y peperonccino (aparentemente soy fan de las hojuelas de chile; y el fusilli a los cuatro quesos (creo que comienzo a ver un patrón).

A3370FA9-B25E-471D-8121-D0BC95A332D7

O si de plano la pasta no es una opción, elijan el filete de salmón alcaparrado o el pescado Vongole (con almejas), que también les van a encantar. Como buena comida italiana, sugiere que acompañen su selección con vino.

91DB46B9-4D59-42BB-8C51-000FCD906F07

Para terminar, ¡y qué manera de hacerlo!, tienen que pedir el postre de la casa: un pastelito muy cremoso -que más pareciera pay- que cruje en la boca y exhala la textura y el sabor de un chocoalte Ferrero Rocher. La verdad es que si te acompañan más de dos personas yo sugiero que pidan dos rebanadas o dos postres distintos para compartir, porque les aseguro que uno no será suficiente. Si son chocolateros como yo, esta es la opción, no busquen más. Claro, también hay gelato, affogato y otros placeres que pueden probar.

6BADD653-B69C-4600-8C9A-C70188CA2104

Después de mi comida en La Pastería, de platicar con mi mamá, de tomarme una copa de vino, mi día comenzó a mejorar. No digo que la comida sea mágica y haya logrado la hazaña, sólo digo que comer en un lugar que te hace sentir feliz y darnos chance de respirar y disfrutar  cuando estamos muy estresados tiene un efecto positivo en nuestros días o por lo menos en la actitud con la que los vivimos.

¿Qué restaurantes tienen en ustedes este efecto? ¿A dónde recurren cuando quieren consentirse y encontrar confort? ¡Platíquenme! ¡Quiero saber sus experiencias!

Hemingway’s – sándwiches y drinks para una noche tranquila

hemingways1Ayer traía un antojo voraz de un sándwich de roast beef. ¡Rarísimo! Pero así pasa a veces con los antojos, te llegan y no hay manera de aplacarlos más que dándole al estómago lo que pide. Así que cuando mi mamá me preguntó que qué quería comer le dije que quería ir a Hemingway’s. Ubicado en el corazón de la colonia Providencia, (José María Vigil 2854, esquina con Rubén Darío), Hemingway’s te recibirá con las puertas abiertas de lunes a sábado, desde las 13:30 y hasta las 24 horas. Sus sillas de nylon trenzado, los manteles blancos, el papel tapiz de libros y la barra al fondo atiborrada de alcoholes, vinos de mesa abiertos, cervezas del mundo y champañas crean el ambiente de bistro parisino que atraía al escritor estadounidense.

hemingways2

hemingways3Hemingway’s es un lugar agradable -sobre todo por la noche- pequeño y con ventanales que permiten la vista al a calle y sus actividades desde cualquier mesa. Tiene una luz muy bonita y una terraza para quienes quieran la experiencia parisina completa y prefieran sentarse al borde de la calle. Adentro o afuero, una música tipo bossa nova añadirá al tono relajado del lugar.

hemingways4hemingways5

Aunque puede ir a comer una cena completa y abundante, a mí Hemingway’s Bistro se me antoja más para ir con compañía agradable y tomarme unos vinos con unas tapas o un sándwich. Y pareciera que su carta está diseñada para justo eso, porque a pesar de que sí tienen pastas y pescados, los montaditos y sus famosos wontones tienen un lugar preferencial en el menú. Para que vayan abriendo el apetito, el chef muy amablemente les mandará un wonton de mozzarella, tomatitos cherry y una reducción de albahaca. El molotito viene amarrado junto con una frase del afamado escritor, un detalle bonito para el comensal. Quiero destacar que aunque el ambiente y el lugar recreen el famoso bistro francés, la carta tiene toques de la cocina mexicana, chilena e internacional.

hemingways6

Yo les recomiendo que continúen con las bolitas de filete de res (van empanizadas y tienen una mayonesa de chipotle muy cremosa); las gorditas de confit de pato (preparadas con ese toque mexicano, a la mesa llegan cuatro gorditas de masa rellenas con pato y cebolla guisada, además de una salsa de xoconostle para que las adereces al gusto, ¡muy ricas!), o las croquetas de jamón serrano (otras bolitas empanizadas con jamón serrano, tradicionales y deliciosas).

IMG_3384

Como les mencionaba antes también vale la pena probar los wontones, además de que es algo que no sueles encontrar en otras cocinas. Yo he probado el de cochinita pibil, la orden viene con tres piezas y es ideal para compartir. Uno de mis favoritos es el montadito de jamón serrano; la orden trae cuatro montaditos preparados al estilo catalán, con pan untado de la pulpa de tomates maduros y una laja de jamón llena de sabor y consistencia. Éso y unos traguitos a un cabernet, ¡se me hace agua la boca!

hemingways8Si quieren continuar su tarde con algo con menos pan, tienen que pedir la ensalada Nicoise, una muy clásica preparada con jitomates, cebolla, ejotes, atún, huevos cocidos y anchoas; o una sopa de cebolla calientita y sabrosa. Pero lo que yo realmente quiero que prueben son sus sándwiches tipo chilenos. Mi favorito es el Hemingway’s, que era ayer dueño de mis antojos y que va preparado con roast beef, queso gouda, aguacate untado, mayonesa de la casa, jitomate y chiles jalapeños. Todos los sándwiches vienen con ensalada rusa.

hemingways9

Mención especial merece su prime rib. Para los que tengan ganas y estómago para una buena carne, Hemingway’s prepara uno de los más ricos de la ciudad. Su lenta preparación asegura un corte jugoso y cocinado a la perfección; se acompaña de puré de papa y puedes pedir también una guarnición de espinacas a la crema; además, te entregan más jugo de carne para que la carne no pierna su humedad y sabor.

hemingways10

De postre, la verdad es que yo me tomaría otra copita de vino y un café, quizá un whisky (¡de verdad que el lugar te los antoja por las noches!), pero para los que no perdonan el final dulce, recomiendo que pidan la tarta de pera con helado de vainilla y moras. Lo disfruto porque es suave y no demasiado dulce. También tienen un nuevo capuccino con arroz con leche que quiero regresar a probar, ¡suena súper interesante!

hemingways11

¿Cómo ven? ¿Ustedes ya han ido? ¿Cuál ha sido su experiencia? ¿Qué otro bistro me recomiendan? ¡Aprovechen el fin de semana y descubran todos los lugares que tiene su ciudad!

hemingways12

Becada – propuesta de autor, cariño familiar

Hay mucha gente que de pronto me dice que por qué escribo tanto sobre lugares ubicados cerca de la zona de Chapultepec, López Cotilla, la colonia Americana y Libertad. Y he llegado a una conclusión muy sencilla, pero explicativa: las nuevas propuestas gastronómicas de la ciudad las encuentro por esos rumbos. El café más barrial, pero gourmet; las hamburguesas más artesanales; la cevichería más creativa; el asador más literario… En fin, pareciera que lo más nuevo y cuidado brota por naturaleza en esa área. Y no es que discrimine la zona de Providencia o Guadalupe, por ejemplo, porque me encanta ir, pues además de que me queda cerca de casa, hay lugarcitos que se han ganado mi cariño por su consistencia y sabor. Pero no dejo de ver que, aunque también abren y cierran y vuelven a abrir restaurantes y locales nuevos, suelen salir del mismo saco de sabores y decoración.

becada1Por eso estoy feliz aquí sentada en Becada Café (Montevideo 3181), tomándome un latté sencillo y comiéndome un Croque Atorame mientras escribo. Veo a mi alrededor: las paredes son blancas y hay un ventanal de cristal que deja ver una tienda de ropa de diseñadores y marcas mexicanas, ganchos de donde cuelgan vestidos ligeros, blusitas metálicas, bragas con transparencias; al fondo y del lado derecho una fuente sencilla que suma con su borboteo al jazz que emana de las bocinas; las mesas de madera, largas para compartir con cariño un desayuno; una banca llena de cojines para acomodar a quien visite, y mi favorito, una barra para el que, como yo, quiera llegar sólo a tomarse un café y platicar un rato con quien te atienda.

becada2

Más allá de la estética minimalista y orgánica del lugar, Becada es muy especial. No sería raro que se encontraran aquí a los creadores de este concepto que me tiene fascinada y sintiéndome como en casa: Sergio Meza y Tomás Bermúdez, partícipes -y el segundo también creador- de otro de mis restaurantes favoritos, La Docena. Y no sé si ustedes lo sepan, pero como yo soy una ñoña de la cocina y de los restaurantes que alberga la ciudad (aunque en general en todos los aspectos de mi vida), conozco que entre los chefs de los mejores locales, cafeterías y restaurantes de la ciudad se ha formado un tipo colectivo, pero más que otra cosa, una amistad que fomenta sus uniones y visitas a las cocinas de los otros, así como la creación de festivales y cenas colaborativas. Por eso, tampoco es raro que mientras tú das sorbitos a tu café preparado en Chemex, a un lado tuyo, como justo ahorita me sucede, Tomás y Sergio estén esbozando proyectos y compartiendo secretos culinarios con Francisco Ruano y Paco Hidalgo (ambos de Alcalde), con Tomás Fernández (de Casa Tomás y Puerco Espada), o como hoy, que me tocó la suerte de escuchar entre pláticas a Dante Ferrero, chef argentino que reside en Monterrey y es famoso por abrir y cocinar una vaca entera. La mafia culinaria se juntó y tuve la suerte de presenciarlo.

becada3

Pero sobre el menú de Becada, que es lo que a la mayoría de ustedes los tiene leyéndome desde hace un rato. El chiste aquí no es atiborrar a los comensales con infinitas opciones, sino ofrecer una carta contundente, llena de sabor, creatividad y calidad. Para abrir el apetito, sugiero que pidan un latté o un café negro; aventúrense y pidan un método como el Chemex, el clever o el V60. Si no saben cuál pedir, ahí estará Ángel Ponce para explicarles a detalle las diferencias y particularidades de cada proceso de preparación para que se tomen el café como les gusta: concentrado, ligero, con cuerpo o una ligera acidez. Para los que prefieren la teína, también pregunten por los nuevos tés que pueden ofrecer; a mí me dieron un vasito con un masala chai con la especias y los aromas muy bien definidos. Para endulzar las bebidas, las opciones son igual de variadas, cuidadas y orgánicas. Por ejemplo, jamás te ofrecerán un sobrecito de Splenda, pero sí un par de hojas naturales de stevia para que las sumerjas en tu café.

becada4

Para desayunar o mejor, para ir de brunch, Becada pone en la mesa un menú creativo e ingredientes selectos con amor de chef y arte en el corazón. Para asentar el estómago y prepararlo para el festín, recomiendo pedir un Caldo de Oso, un sopa fresca de tomates, jugo de apio y vinagre; o un plato de frutas, que variará dependiendo de la temporada, pero ahorita incluye melón, higos, papaya, manzana y fresas, lajas de queso rallado y una miel suave y deliciosa. Para continuar, quiero insistir que prueben dos de mis platillos favoritos: el primero -que ya mencionaba antes- es el CroqueAtoram: un pan brioche estilo pan francés, con una costra de queso Durango, un huevo frito, cuatro lascas de tocino y kale marchito. Si te gustan los huevos, esta opción te va a encantar, y si le pones un poquito de los chiles encurtidos que te ofrecen, ¡uff!

becada7

becada5

becada6

Mi segunda recomendación -y de verdad me tiene enamorada- es el sándwich sencillo de atún. No se aburran, no es un sándwich normal de ensaladita de atún, ¡lejos de serlo! Este verdadero manjar (¡ya quiero otro!) es un pan campesino, embarrado con guacamole del día, atún en cubitos, mayonesa casera y arúgula. ¡No lo dejen de probar!

IMG_3212

becada8

A lo que tengo ganas de volver (y creo que lo haré el fin de semana) es a probar el sándwich de carne añejada 40 días. Según me platican, es un sándwich de lajas de rib-eye añejado durante precisamente 40 días, acompañado de mayonesa de la casa, suena espectacular. También me hace falta probar los huevo benedictinos, pero si es como el resto del menú, seguro serán garantía.

becada9

Si todavía les queda un huequito, también hay opciones dulces que vale la pena experimentar. El parfait de chocolate, por ejemplo, o el pain au chocolat (de Saint Michel); pero si buscan un sabor más nuevo y original, no se pierdan la panna cotta de lavanda, es suave, dulce y aromática, además de que tiene una presentación muy linda.

becada10

A mí Becada Café me tiene impactada, más allá de su propuesta gastronómica, me gusta que me hacen sentir en casa, siempre me reciben con una sonrisa, platican conmigo y siempre están dispuestos a explicarme, a mostrarme sus nuevos productos (el otro día probé su queso de Durango con miel y hasta me cocinaron un cocuixtle), a explicarme y a enseñarme por qué combinan algunos ingredientes o de dónde provienen sus nuevas inspiraciones e ideas. Para mí es como entrar unos momentos al gremio, como asomarme un ratito por sus cabezas. Y aunque para muchos podrá parecer extraño que en el menú detallen que no modificarán sus platillos a petición del comensal, a mí me parece que demuestra su amor a sus ideas y creaciones.

becada11

Vayan pronto, de verdad no se van a arrepentir. Tenemos que apoyar las nuevas propuesta gastronómicas -estén en el barrio o colonia que estén- para que proliferen y nosotros podamos seguir experimentando y comiendo bien.

Horarios: lunes a sábado de 8:00 a 17: horas
Dirección: Montevideo 3181
Instagram: @becadacafe

Chez Chou Chou – maridaje perfecto entre lo francés y lo mexicano

Chezchch21Desde que visité Chez Chou Chou por primera vez, supe que se convertiría en uno de mis lugares predilectos. Sin antes probar la comida, ya estaba enamorada del lugar, que con sus repisas cubiertas de botellas de vino y sus escalinatas de libros y piso de mosaico, crea una atmósfera cálida y llena de detalle. Justo como sus alimentos.

Chez Chou Chou es un bistro que ofrece lo mejor de la gastronomía francesa y algunos destellos mexicanos. El día que visites cualquiera de sus dos ubicaciones (Pedro Moreno 1290, en la colonia Americana, y José María Vigil 2905, en la colonia Providencia) tendrás una experiencia culinaria de calidad, donde no sólo comerás delicioso, sino que, acompañado de un par de copas de vino rosado o tinto, encontrarás el lugar perfecto para ponerte al tanto con tus amigos o disfrutar una velada bonita con tu pareja.

Chezchch23

Chezchch19

Chezchch22

Para que disfruten de una experiencia aún más acogedora, recomiendo que vayan por la noche. Así, con las luces bajas, el lugar se vuelve más íntimo e invitante.

Primer tiempo

La decisión será difícil, aunque nunca errónea, ya que las nueve entradas del menú son deliciosas. He de confesarles que mi corazón suspira cuando lee “sopa de cebolla” y el tazón que sirven en Chez Chou Chou no es para menos. Hirviendo y llena de cuerpo, ordenarla será imprescindible para las almas clásicas. Si, por otra parte, quieres experimentar un poco más el maridaje cultural que el restaurante propone, elige los Panuchos de canard, sí, unos panuchos de pato confitado, con un toque de cebolla morada desflemada, perfectos para colocar al centro de la mesa y compartir.

Los escargots y los espárragos gratinados con jamón serrano también son deliciosos y perfectos para abrir el apetito.

ChezChouChou1

Chezchch8

Segundos

Cuando visito restaurantes con propuestas y cocinas distintas a lo que en Guadalajara se suele comer (comida italiana, argentina y, por supuesto, mexicana) me exijo aventurarme  y evitar los platos seguros del menú. Por eso, aunque el vacío al grill con brochetas de verduras y papitas cambray pueda estar delicioso, procuro concentrar mi mirada en las opciones más auténticas y originales. El pato a la naranja con manzanas al horno sería una opción mucho más atinada, porque además de que está muy sabroso, la porción es generosa y viene presentado con pétalos de pensamiento, que decoran el plato con sencillez.

Chezchch10

Chezchch5

Otra estrella de Chez Chou Chou son los Moules au Roquefort, un plato de mejillones en salsa de roquefort y vino blanco, acompañado con una guarnición de papas a la francesa con paprika. La salsa es cremosa y, aunque es fuerte, no cansa el paladar, sino que lo mantiene inquieto por el siguiente bocado. Además, el marisco está cocinado a la perfección, por lo que no hay más que sensaciones agradables al masticar.

ChezChouChou4

Si el estómago realmente exige carne ese día, las Cotes de porc o costillas de cerdo, o el rack de cordero en costra de parmesano y couscous serían las elecciones a contemplar. O si por el contrario, tienen corazón vegetariano, el Ratatouille –estofado de vegetales en su jugo, también con couscous- tampoco los decepcionará.

Chezchch9

Lo bonito de Chez Chou Chou es que todos los días tienen especiales, por lo que cada vez que los visites tendrás una opción creativa y diferente en el pizarrón. Pueden ser escalopas, salmón, u otras proteínas en distintas salsas y preparaciones.

Chezchch6

Postre

Al no tener los postres explícitos en el menú, en Chez Chou Chou deberás preguntar por el del día, que generalmente son varios. El crème brûlée tiene una chispa mexicana: va flameado con tequila y, si son fanáticos como yo de este postre, ¡pídanlo! Sin embargo, también tendrán la opción de ordenar tarte tatin, tarta de chocolate, profiteroles o alguna otra delicia que hayan preparado ese día.

Chezchch14

Para llevar

Justo afuera del local en la colonia Providencia, Chez Chou Chou instaló una boutique donde puedes comprar postres y confitería (tartas, macarons) y productos de pato, foies, entre otras cosas.

Chezchch25

Siempre que visito cualquiera de sus dos restaurantes salgo llena de satisfacción y regocijo. Y los invito a que ustedes tengan la misma experiencia -¡o hasta mejor!- con ellos. Ya es fin de semana, aprovechen para ir y conocer, sólo procuren llegar temprano, los lugares son pequeños y siempre hay comensales ansiosos por entrar.

M.

Dirección:
Col. Americana, Pedro Moreno #1290 Tel. 38250218
Col. Providencia, José Maria Vigil #2905 Tel. 36403175

Horarios:
Martes a Sabado 2 PM a 11:30 PM
Domingo 1:00 PM a 5:30 PM

http://www.chez-chouchou.mx/

ChezChouChou2