Loló: pedacito de cielo en Andares

1E468E8B-4963-4491-8E4F-FD7E8FEA447E

Pareciera que en estas épocas decembrinas nuestro destino es estar o en posadas o enclaustrados en centros comerciales buscando todos los regalos y outfits navideños. Y yo no sé ustedes, pero en este mes que parece que la vida toma un acelere tremebundo, no es raro que termine comiendo siempre sándwiches preparados a las carreras o tacos de la esquina cada tercer día. Por eso, aunque no sea mi predilección comer en restaurantes dentro de plazas o malls, hay algunos sitios que no sólo amainan el agobio de estar entre un gentío que compra como loco (la verdad es que yo estoy incluida en ese colectivo), sino que lo vuelven antojable y hasta disfrutable, pues te permiten escaparte un rato -en el mismo inmueble- para comer delicioso y tomar un par de copas antes de volver al ajetreo.

BB65A66E-554B-423D-A741-58F3470BA089

No les voy a mentir, pero lo usual para mí es que cuando quiero comprar un regalo y necesito ir a un lugar cerquita y que concentre muchas opciones, sin pensármelo dos veces voy a Andares. Y sí, tienen toda la razón: ir a Andares puede ser una odisea en estas fechas: ¡el tumulto, la locura, las filas, el estacionamiento! Pero tienen también muchas tiendas con opciones coquetas para regalos. Así que es natural que en las jornadas extensas de compras y probadores busque opciones para comer o cenar ahí mismo. ¡Y por suerte las hay! Puedes encontrar, por ejemplo, un par de restaurantes de los que ya he escrito: La Docena, La Pastería, ¡hasta un Le Garraf!, pero del que hoy quiero hablarles es de uno que acerca un pedacito de mi lugar favorito a mi casa y a mi plaza favorita de la ciudad: Loló.

35503915-4AAB-4675-8B2B-D27E9E78F791

Aunque nunca he reseñado a Anita Li o a la i Latina en Ojos Mexicanos, estoy segura de que más de alguno de ustedes sabe que el primero es mi restaurante favorito de Guadalajara. ¡Ah, pues los creadores de estos dos emblemáticos restaurantes de la ciudad crearon Loló! Realmente, ya existía un Loló en San Francisco, pero ahora, el chef Jorge Martínez y su esposa Lorena Zertuche (Loló) lo trajeron a conquistar la ciudad desde Paseo Andares.

Empecemos con el ambiente

Fiel a sus hermanos i Latina y Anita Li, Loló mantiene un estilo alegre, colorido, divertido y kitsch (todo gracias a las mezclas de texturas, colores, y materiales que Zertuche inventa y plasma). Con lámaparas de botellas de 7up de vidrio colgando sobre la barra, los tradicionales puerquitos de cerámica negra, zapatos de plástico incrustados en los pilares, y paredes en colores rosa, rojo y verde, Loló te aparta del ambiente del centro comercial y te da la bienvenida a un lugar fresco, juvenil, mexicano, moderno y divertido.

B7B50399-97EB-4A18-BDC0-2301DFE37A03

878A2DD9-EFF8-4C18-9A48-960DED793C95

Los drinks

A mí, Loló y sus hermanos mayores siempre me antojan sentarme en la barra y pedir unos drinks para comenzar. Con nombres de cartitas de lotería, hay una gran variedad para elegir. La garza, por ejemplo, es un delicioso coctel con ginebra, campari, toronja y cítricos. Uno que me encanta es El Venado: con mezcal blanco, jugo de piña, horchata de almendra y licor de durazno. Lo que me fascina es que todos los tragos son muy diferentes a lo que sueles encontrar en otros bares o restaurantes, son perfectos para pasar un miércoles o viernes con los amigos, tu familia o la pareja. Prueba todos las bebidas del menú: El Pájaro, La Estrella, La Sandía, El Diablito, ¡y lotería de sabor!

AA1B53E4-6D2D-4456-838C-1B5CEA89B573

IMG_4113

Las entradas

Cuando yo voy en plan de tomarme unos drinks, disfruto muchísimo de pedir puros platos al centro, y las entradas en Loló son perfectas para esta dinámica. El aguachiles arabesque y los taquitos coreanos son un must. Los taquitos se preparan con una salsa coreana y los sirven con mousse de aguacate y fruta en vinagre, ¡no tiene madre! Por otra parte, el aguachile es más lechoso que acuoso, ¡riquísimo! Otra entrada buenísima, y que sólo encuentras en Loló es la orden de sopes a la bbq con mezcal, ¡buenísimos!

B844DA35-73CE-46C1-8A97-71CA7C661EF3

Aguachile Arabesque

E2EDF5AD-1FE2-44FF-A592-7DCC6A8825D3

Taquitos coreanos, taquitos tropicales y tartar de atún

Para algo más vegetal no se pueden perder la ensalada Loló (capas delgadas de betabel -¡amo el betabel!- rostizado, con mousse de quesos, con hojas baby, pistaches y aderezo de balsámico y aceite de cebollín. O quizá quieran probar los vegetales (calabazas, portobello, pimientos, camote) asados que son riquísimos y muy light.

7EEF020F-746C-437E-8507-5510E4A66589

Verduras asadas

B3E0D63D-4A2D-4263-94B4-6C7AF8068C8A

Sopes BBQ-Mezcal

IMG_3066

Taquitos tropicales

3BF5F35D-1F57-4B45-AF98-FC8D812728F6

Tacones de atún

Si quieren algo más clásico siempre pueden pedir sus taquitos tropicales o los tacones de atún, ¡nunca fallan!

Los fuertes

El otro día pedí el salmón enchilado con pasta oriental y la verdad está para chuparse los dedos. Si les gustan los platillos picositos, no duden en pedirlo. Las costillitas Baby Back Rib Chifa también son sabrosas, además de que están muy tiernitas. El Pollo Kum Yom, con aceite de ajonjolí y cacahuate, servido sobre fideos bañados en leche de coco y salsa del lima, es otra gran opción que combina los sabores orientales característicos de i Latina y Anita Li. ¡Otro favorito es el Atún Loló! Sea lo que sea que pidan, seguro estará delicioso y querrán compartirlo con el resto de la mesa, mientras continúan brindando ahora con vino tinto.

IMG_3706

Atún enchilado

08F4298C-9C29-4943-8752-7318B2EC5392

Aguachile Arabesque

BDE09DED-2744-4124-95BA-7CF6444BAAE6

Vacío Porcini

40DA448B-0FF6-4A9E-8C57-1D6F7A9CD0FD

Baby Back Rib Chifa

Los postres

La creatividad y la innovación de Loló se impregna a cada una de las áreas del menú, y esto incluye los postres. Aquí no encontrarás el típico pastel de chocolate o de tres leches. No, en Loló tienes opciones más originales y sabrosas como el crème brulée Miguelito, que se sirve con cajeta, helado y coulis de guayaba, ¡espectacular! También puedes probar unos duraznos al bourbon o irte por un clásico de i Latina (¡mi favorito de todos!), el Crocante de Cajeta: pan deshidratado, helado de vainilla, cajeta, queso crema (le da un toque, ¡uf!), nuez caramelizada, frutos rojos y salsa de vainilla. ¡Uno no será suficiente, lo aseguro!

AED38473-CD2F-48C9-AADD-14DA9D5CFD97

Creme Brulee Miguelito

177DFB4E-72EA-42DB-A3AD-849E5F5A786B

Crocante de cajeta

Termina todo con un carajillo o un café espresso, y te aseguro que te sentirás ya tan satisfecho y pleno que habrás olvidado que estás en medio de un centro comercial, atorado en las compras navideñas. Así que o una de dos: o volverás feliz a tu shopping pendiente, o de plano pedirás otro drink y alargarás la velada con los amigos ahí mismo.

DEED5ED4-8927-4000-8C7A-FE5DF170215D

Carajillos

 ¿A poco no se te antojó? Mi consejo es que no dudes y visites Loló pronto, eso sí, marca para hacer reservación o llega con tiempo, ¡porque se llena! Yo después de escribir esto estoy levantando el teléfono para apartar mi lugar este fin de semana, ¡quiero salivar!

7 consejos para comer delicioso y light en restaurantes

Con tantas festividades que hay en puerta y, por lo mismo, tantas citas, reuniones, búsquedas y pendientes que me tienen en la calle, me encuentro comiendo más seguido -sí, eso es posible- en la calle. Y aunque me encanta comer y disfrutar todo tipo de platillos, hay ocasiones en que el cuerpo, la cabeza y los pantalones ya piden recetas más saludables y menos engordativas. ¡Ojalá fuera yo una de esas personas que comen gorditas, enchiladas, pastas, donas, nieve de chocolate, gelato y refrescos sin subir de peso o engordar! Pero no, como la mayoría de las personas, tengo que ser disciplinada en el gimnasio y medirme un tanto en las comidas para sentirme fuerte, sana y en paz conmigo y con mi cuerpo.

Processed with VSCOcam with c2 preset

No quiero ser vanidosa, al contrario, les admito que de pronto soy bastante insegura con mi cuerpo, pero también es cierto que mucha gente me pregunta que cómo le hago para comer tanto y de todo y logro mantenerme en un peso sano. Y aunque admitiré que sí es un tanto difícil tener un blog que gire en torno a la comida y cuidarse al máximo, sí puedo compartirles algunos de mis tips y truquitos para que puedan salir a restaurantes tan seguido como yo y no tener que sacrificar los hábitos saludables ni la figura. Quiero recalcar que yo para nada soy nutrióloga ni estoy sugiriendo que sigan estos consejos como dieta cotidiana; sólo busco responder algunas de sus inquietudes y pasarles algunos de mis tips para cuando quieren cuidarse, pero, como yo, no pueden dejar de ir a restaurantes o comer en la calle con demasiada frecuencia.

  1. No te tomes las calorías – en algún libro o página de Internet leí este consejo y la verdad es que me ha funcionado un montón. Sé que a veces se nos podrá antojar un smoothie, un frapuccino, una malteada de fresa o alguna limonada llena de jarabe de frutas o azúcar. Y está bien tomarse estas bebidas de vez en cuando, pero no cinco de siete o cuatro de siete días de la semana. Intercambia esa bebida por una rusa de agua mineral, una naranjada sin azúcar o sólo un par de vasos con agua natural y muchos hielos.

  2. Intercambia el pan por las verduras – este truco no tiene por qué ser un suplicio o por qué convertir tu comida en algo aburrido y desabrido. ¡Para nada! Puedes pedir tu misma carne o tus tacos o tu pescado, pero en lugar de comer pasta o frijoles como guarnición, pide verduras al vapor o al grill, ¡con un poquito de sal y pimienta seguro complementarán tu proteína de una manera deliciosa! Lo que yo también hago es pedir tacos de lechuga o jícama y así me ahorro la tortilla.

    IMG_3067Processed with VSCOcam with a6 presetIMG_3071

  3. Siempre hay opción, aunque parezca que no – sí, a veces lo único que tienes al alcance son los taquitos en el puesto de la esquina, pero hasta en situaciones así puedes lograr una comida que no afecte demasiado tu dieta. Mi consejo en casos como éste sería que pidieras puros tacos de lengua y asada, que son los que menos grasa tienen y que pidas al taquero que te dore la tortilla en la plancha lo más que pueda para que también saque toda la grasa posible. También puedes pedir una orden de carne y así evitar las tortillas por completo. Insisto, no digo que las tortillas sean malas, pero cuando estás bajando su consumo o has tenido una semana de puro comer cochinadas, siempre es una opción quitarlas de tu alimentación por un día.

    IMG_3064
    Por ejemplo, yo ayer fui al Abrasadero (Naciones Unidas 5150, antes Tacos El Infierno) y comí delicioso y mucho más light que haber ido a los taquitos de suadero o a los hot dogs de la esquina. Pedí un diablito de filete, que no es más que una deliciosa tortilla dorada en el asador (no frita como los vampiros), con queso gratinado y carne muy sabrosa; una quesadilla de maíz y un taquito de bisteck, todo con montones de salsa de jitomate y habanero para un festín de sabor. O, a veces, cuando voy a los Providencia (soy mega fan por razones sentimentales, emocionales, históricas y sí, también por los tacos) pido media orden de asada y sólo un taquito de lengua. Cuando voy a los Asa2 Los Norteños pido tacos de lechuga.

    IMG_3063

    Processed with VSCOcam with s3 preset

  4. Evita los alimentos fritos y empanizados – gracias a la vida yo no soy tan fanática de los alimentos empanizados o fritos, pero sé que soy la excepción y que la mayoría de las personas sí los disfrutan. Pero evitarlos en las comidas cotidianas es un manera de evadir las calorías extras. Si vas a comer sushi, por ejemplo, no pidas rollos con camarones o algas empanizados; opta por rollos con mariscos frescos como el salmón, el pulpo y el atún. ¡Además son deliciosos! O mejor aún, puedes pedir un donburi, ¡les recomiendo mucho el de Uma Uma, es mi favorito!

    Processed with VSCOcam with a6 preset

    IMG_3073

  5. No te limites a fruta y ensaladas – en ocasiones, cuando entramos en un régimen alimenticio más cuidado y medido, podemos -erróneamente- pensar que las ensaladas son las únicas opciones que tenemos en los restaurantes. Y aunque no hay duda de que las ensaladas con muchas verduras y proteína (no las que están llenas de pasta y crutones) son súper saludables y ligeras, hay muchas otras opciones deliciosas que podemos ordenar y que nos darán una mayor sensación vientre repleto o mal del puerco.

    Processed with VSCOcam with s6 preset

    Por ejemplo, un corte de carne acompañado de ensalada es una buenísima opción para comer algo rico, saludable y que te deje muy satisfecho. Lo mismo pasa si te comes un filete de pescado a la plancha o un salmón al horno. ¡De verdad no hay motivos para sufrir! ¡A quién no le gusta un salmón jugoso con una guarnición de espárragos!

    IMG_3065Processed with VSCOcam with k1 preset
    En el caso de los desayunos, puedes pedir tu platito de fruta con yogur y granola, pero no dejes de lado la panela asada, los huevos estrellados o los omelettes de claras, ¡son ricos en proteína y puedes combinarlos con miles de ingredientes, como champiñones, pimientos, jitomates, espinacas!

    IMG_2394 IMG_3070 IMG_3069

  6. Nieve de yogur y otros antojitos sabrosos – Por más que se nos antojen los volcanes de chocolate con nieve de plátano o los strudels de manzana, también hay opciones sabrosas y bajas en grasa que podemos comer para quitarnos los antojos y las ganas de dulce. Si estás en la calle a media mañana y ya te ruge la tripa, pero quieres evitar las bolsas de papitas, recorre un par de calles más y seguro que te topas con un carrito de fruta picada. Un bote grande de pepinos, jícamas, papaya y naranja con limón, sal y chile y seguro calmarás el hambre. Por otro lado, si tienes antojo de algo más dulce, ¡cómete una nieve de yogur! ¡A mí me fascinan! Y mientras no atiborres tu vasito de helado con chocolates, panditas, chispas de colores, gomitas y cajeta, el postre se mantendrá sano y dietético.

    IMG_3062

7. El fin de semana no cuenta – sí, esta es una regla que mi mamá y yo aplicamos seguido. Nosotras procuramos cuidarnos toda la semana y el fin de semana disfrtuar y no privarnos de lo que se nos antoje. Es una manera que nos funciona para no dejar de lado los antojos, pero al mismo tiempo cuidarnos y no comer cosas demasiado grasosas todos los días. A lo mejor en la semana  no comí tortillas, pero el fin de semana me comeré un pepito, o una pizza o el postre delicioso y el vinto tinto que me gustan. ¡Inténtenlo! Es súper fácil.

Processed with VSCOcam with s3 preset

¿Cómo ven mis consejos? ¿Hay alguno que ustedes apliquen que me quieran compartir?Quiero insistir con que esto no es una guía nutricional ni dietética. Son sólo tips que pueden aprovechar. Pero si lo que quieren es una dieta o un régimen de alimentación súper sano, lo mejor es acudir a un nutriólogo y lo más importante: hacer ejercicio con frecuencia.

Processed with VSCOcam with s3 preset

Chez Chou Chou – maridaje perfecto entre lo francés y lo mexicano

Chezchch21Desde que visité Chez Chou Chou por primera vez, supe que se convertiría en uno de mis lugares predilectos. Sin antes probar la comida, ya estaba enamorada del lugar, que con sus repisas cubiertas de botellas de vino y sus escalinatas de libros y piso de mosaico, crea una atmósfera cálida y llena de detalle. Justo como sus alimentos.

Chez Chou Chou es un bistro que ofrece lo mejor de la gastronomía francesa y algunos destellos mexicanos. El día que visites cualquiera de sus dos ubicaciones (Pedro Moreno 1290, en la colonia Americana, y José María Vigil 2905, en la colonia Providencia) tendrás una experiencia culinaria de calidad, donde no sólo comerás delicioso, sino que, acompañado de un par de copas de vino rosado o tinto, encontrarás el lugar perfecto para ponerte al tanto con tus amigos o disfrutar una velada bonita con tu pareja.

Chezchch23

Chezchch19

Chezchch22

Para que disfruten de una experiencia aún más acogedora, recomiendo que vayan por la noche. Así, con las luces bajas, el lugar se vuelve más íntimo e invitante.

Primer tiempo

La decisión será difícil, aunque nunca errónea, ya que las nueve entradas del menú son deliciosas. He de confesarles que mi corazón suspira cuando lee “sopa de cebolla” y el tazón que sirven en Chez Chou Chou no es para menos. Hirviendo y llena de cuerpo, ordenarla será imprescindible para las almas clásicas. Si, por otra parte, quieres experimentar un poco más el maridaje cultural que el restaurante propone, elige los Panuchos de canard, sí, unos panuchos de pato confitado, con un toque de cebolla morada desflemada, perfectos para colocar al centro de la mesa y compartir.

Los escargots y los espárragos gratinados con jamón serrano también son deliciosos y perfectos para abrir el apetito.

ChezChouChou1

Chezchch8

Segundos

Cuando visito restaurantes con propuestas y cocinas distintas a lo que en Guadalajara se suele comer (comida italiana, argentina y, por supuesto, mexicana) me exijo aventurarme  y evitar los platos seguros del menú. Por eso, aunque el vacío al grill con brochetas de verduras y papitas cambray pueda estar delicioso, procuro concentrar mi mirada en las opciones más auténticas y originales. El pato a la naranja con manzanas al horno sería una opción mucho más atinada, porque además de que está muy sabroso, la porción es generosa y viene presentado con pétalos de pensamiento, que decoran el plato con sencillez.

Chezchch10

Chezchch5

Otra estrella de Chez Chou Chou son los Moules au Roquefort, un plato de mejillones en salsa de roquefort y vino blanco, acompañado con una guarnición de papas a la francesa con paprika. La salsa es cremosa y, aunque es fuerte, no cansa el paladar, sino que lo mantiene inquieto por el siguiente bocado. Además, el marisco está cocinado a la perfección, por lo que no hay más que sensaciones agradables al masticar.

ChezChouChou4

Si el estómago realmente exige carne ese día, las Cotes de porc o costillas de cerdo, o el rack de cordero en costra de parmesano y couscous serían las elecciones a contemplar. O si por el contrario, tienen corazón vegetariano, el Ratatouille –estofado de vegetales en su jugo, también con couscous- tampoco los decepcionará.

Chezchch9

Lo bonito de Chez Chou Chou es que todos los días tienen especiales, por lo que cada vez que los visites tendrás una opción creativa y diferente en el pizarrón. Pueden ser escalopas, salmón, u otras proteínas en distintas salsas y preparaciones.

Chezchch6

Postre

Al no tener los postres explícitos en el menú, en Chez Chou Chou deberás preguntar por el del día, que generalmente son varios. El crème brûlée tiene una chispa mexicana: va flameado con tequila y, si son fanáticos como yo de este postre, ¡pídanlo! Sin embargo, también tendrán la opción de ordenar tarte tatin, tarta de chocolate, profiteroles o alguna otra delicia que hayan preparado ese día.

Chezchch14

Para llevar

Justo afuera del local en la colonia Providencia, Chez Chou Chou instaló una boutique donde puedes comprar postres y confitería (tartas, macarons) y productos de pato, foies, entre otras cosas.

Chezchch25

Siempre que visito cualquiera de sus dos restaurantes salgo llena de satisfacción y regocijo. Y los invito a que ustedes tengan la misma experiencia -¡o hasta mejor!- con ellos. Ya es fin de semana, aprovechen para ir y conocer, sólo procuren llegar temprano, los lugares son pequeños y siempre hay comensales ansiosos por entrar.

M.

Dirección:
Col. Americana, Pedro Moreno #1290 Tel. 38250218
Col. Providencia, José Maria Vigil #2905 Tel. 36403175

Horarios:
Martes a Sabado 2 PM a 11:30 PM
Domingo 1:00 PM a 5:30 PM

http://www.chez-chouchou.mx/

ChezChouChou2

Due Cosmopolitan Cuisine – ¡rinconcito que tienen que visitar!

due1Ayer fui a comer a un restaurante que tenía más de un año que cruzaba mi camino. Lo veía en el carro, o durante algún recorrido a pie, o de reojo cuando iba a cenar a Gaspar. Pero por alguna extraña razón nunca me había animado a probar su cocina ni a conocer el local. A veces pasa, ¿no? Vemos y vemos lugares, pero no todos permanecen en nuestra memoria… Pues hoy quiero invitarlos a que dejemos esos prejuicios sesgados a un lado y nos animemos a visitar ese lugar que siempre ven, pero al que nunca acuden. ¡Podrían sorprenderse tanto!

Y es que así me pasó a mí el día de ayer, cuando me di la oportunidad de ir a comer en Due Cosmopolitan Cuisine (Lerdo de Tejada 2152). Por fuera, un toldo negro impide la visibilidad hacia el interior, ¡pero no se dejen engañar por la oscuridad! Una vez adentro, te percatas de que el restaurante es muy agradable: con espejos en las paredes, sillas y mesas de madera naranja y azul, una barra llena de alcoholes y copas, y un segundo piso con unas butacas amplias y cómodas. Sólo entrar al lugar hace que te quieras sentar a tomarte un vino y refrescarte.

due2

due4

Y fue lo que hicimos mi mamá y yo, quien me acompañó en la exploración. Comenzamos con un par de vasos con agua para quitarnos el calor y nos dispusimos a revisar el menú. Con una carta bastante amplia y accesible, el apetito se me abrió de volada. Estuvo difícil decidir entre el pulpo a las brasas, el bagel de de trucha verona, las tortitas de arrachera (que nos recomendaron mucho), o el atún tártaro. El mesero nos comentó que la tártara era una de sus platillos más sabrosos y vendidos, por lo que optamos por tomar su sugerencia y ordenarla.

due5

También pedimos vino, el chef, Adrián Castillo, se acercó a nuestra mesa y con mucha amabilidad nos platicó que tenía una botella de vino italiano que, a pesar de ser Cabernet, estaba muy ligero y sabroso para una tarde; ¡nos convenció! Y tenía razón, el Mezzacorona estuvo perfecto para una tarde y para los platillos que comimos después.

due11

due7

Antes de que nos sirvieran la tártara de atún, nos dieron unas bruschettas de cortesía de verdad deliciosas. El jitomate y la cebolla estaban muy frescos y bien marinados con aceite de oliva y pimienta. La tártara de atún también estuvo muy sabrosa, además es abundante, por lo que es una entrada perfecta para compartir y dejar el apetito suficiente para los platos fuertes.

Continuamos la comida con un salmón a la mostaza y vino blanco con puré de papa y espárragos salteados y un filete de res con foie gras. No es fácil encontrar platillos como estos y sobre todo con ese sabor y a ese precio (¡$160 y $180 pesos cada uno!), por lo que realmente quedé muy satisfecha. Mi salmón estaba perfectamente bien cocinado y los espárragos estaban tan ricos que quería pedir más. Intercambié platos con mi madre para probar su filete también. La carne estaba muy sabrosa, con un glasé muy bien sazonado y un paté muy suave, ¡lo recomendamos mucho ella y yo! Además, acompañado de una tercera copa de vino, los sabores resaltaron mucho más.

due8

due9

due10

Antes de pedir el postre y el café, el chef Adrián volvió a acercarse a la mesa. Yo no sé ustedes, pero, para mí, este gesto es una muestra de pasión y dedicación que muchos restaurantes podrían adoptar. Es bonito que se acerque el propio chef, que te platique su historia, dónde trabajó, dónde adquirió su gusto y sus habilidades en la cocina, y que, sobre todo, se acerque a explicarte sus creaciones, lo que te recomienda y cómo te sugiere maridarlo. Eso sí, todos los platillos de la carta vienen con una sugerencia para su maridaje, que van desde una cerveza oscura hasta un prosecco, ¡para que las tomen a consideración!

due6

Fue Adrián quien nos recomendó pedir, además de el bizcocho de chocolate, las Fresas Jubilee. ¡Hace tanto que no me comía unas! ¡Y estaban exquisitas! Flameadas con brandy y licor de naranja y acompañadas de helado de vainilla, fue el perfecto cierre (claro, siempre acompañado de mi café) para una comida deliciosa y llena de sorpresas.

due12
 

 

 

Sin duda regresaré y de verdad los invito a que ustedes también conozcan Due, ¡vale mucho la pena! Insisto, el menú es muy amplio (desde pastas al vino blanco y camarones a la mandarina, a taquitos pescado estilo La Paz y costillas de cordero y osso bucco) y además tiene precios muy justos y una atención muy amable. Además, los viernes tienen un grupo de jazz que ameniza las cenas y los domingos los niños pueden comer por sólo $50 pesos.

IMG_9500

Así que tienen tarea este fin de semana, ¡visitar Dué Cosmopolitan! O por lo menos algún lugar por el que siempre pasen, pero nunca se detengan. Es nuestro deber apoyar a los negocios locales, ¡siempre hay sorpresas gratas y deliciosas esperando! Yo seguramente regresaré a Due.

Horarios: lunes de 13:30 a 20:00 horas; martes a sábado de 13:30 a 00:00 hrs. y domingos de 12:00 a 18:00 hrs.

¡Abrazos a todos y feliz fin de semana!

due14

Cortázar, deliciosa parilla de autor

cortazar2Cuando escuché que en Guadalajara había abierto un restaurante de nombre Cortázar me sentí un poco escéptica. A ver, yo no soy una filóloga profesional, pero siempre me han importado las letras. Y supongo que es normal que como latinos de pronto comencemos nuestra exploración literaria con el boompero tampoco deberíamos clavarnos ahí para siempre y muchas personas lo hacen y creo que a veces no se percatan de lo que se pierden. Me molesta también cuando me encuentro con personas que no son lectoras, pero que bien memorizados tienen nombres como Borges y García Márquez y por lo mismo los sueltan en conversaciones y se sienten conocedores e intelectuales y, en México, en Latinoamérica, hay muchísimo más que el boom. El caso es que cuando me enteré de que el lugar se llamaba Cortázar tuve miedo de que sólo fuera un aprovechamiento de su nombre, un truco barato.

Pero no. Con gusto les comparto que después de debatirlo un par de veces en mi cabeza decidí que no podía juzgar un lugar sólo por su nombre y mi pedantería y me animé a conocerlo. Además, ya más de alguna persona me lo había recomendado, así que no podía descartarlo así nada más de mi lista; como ya lo he dicho antes, siempre tenemos que estar abiertos a nuevas experiencias, a salir de nuestras zona de comodidad. Así que fui, y la verdad es que me llevé una agradable sorpresa. Fui con René a sabiendas de que, al ser argentino, la especialidad del restaurante serían las carnes y que él más que nadie las disfrutaría.

cortazar3

Ubicado en Justo Sierra #1976 (justo a un lado de La Pinta Negra y Uma Uma) el lugar es chiquito y te recibe con una terracita y una fachada decorada con unas estanterías de madera clara -que pareciera clavada por los mismos dueños-, que sirven para sostener macetas con flores y hierbas aromáticas. Unos vitrales de colores lanzan destellos azules, verdes y amarillos al piso y al techo, que también tiene algunos arcos de ladrillos rojos. La mezcla de materiales, colores y estilos provocan en el nuevo comensal una extrañeza sorprendentemente acogedora.

cortazar4

Una vez adentro tropiezas con un refrigerador vintage de Coca Cola, vigas descubiertas y ligeramente oxidadas que atraviesan los cuartos, candiles, focos de colores, platos empotrados en las paredes que celebran la argentina gauchista, libros sobre más estanterías, cuadros y caricaturas y una hermosa cava que guarda botellas y botellas de vino. Los menús son de papel y te los entregan en clipboards para que los revises; los platos son de peltre, algunos otros, de cerámica.

cortazar5

Chorizo picado, queso artesanal, ensalada de betabel al plomo (con betabeles asados, piña miel y aderezo de frambuesa), carpaccio tibio de bife, tiradito de atún, empanada de pato yucateco o de cochinita pibil, papas revueltas con pancetta, cebolla, huevo y mozzarella para empezar. Desde las entradas se nota la fusión de la cocina argentina y mexicana que logra Víctor Romero, dueño y chef. Mi empanada humita (elote) la acompaño con el chimichurri y la salsita de tomate deshidratado y chiles que disponen al centro de la mesa y con unos traguitos de cerveza. Todo pinta muy bien, y voy sintiéndome cómoda en la nostalgia gauchesca del lugar.

cortazar6

¿Qué sigue? Ya más de alguna vez les he platicado que no soy demasiado carnívora, pero en lugares donde las palabras “parrilla de autor” son parte del nombre, no me permito privarme de un buen corte. Vacío, picaña y cuadro de 300 o 450 gramos; costillas blackheads (ahumadas con una mantequilla de ajo rostizado) o los cortes kobe. Yo eligo un vacío de 300 gramos término medio, René, un cuadro término medio rojo. Antes de que nos traigan la comida, cambio mi cerveza por un vino rosado, un malbec rose. Hace calor, pero entra el viento y nos sentimos contentos.

cortazar7

Los cortes llegan perfectos; al encajar el tenedor y rebanar la carne con el cuchillo, el jugo se escurre por la tablita de madera sobre la que vienen servidos. Además, la mesera, muy atenta, nos trae un frasco de cristal donde se marina la ensalada tradicional (lechugas, jitomate y cebolla), lo bate y luego nos sirve sus contenidos. Carne, ensalada, carne, vino. Arrasamos con nuestros platillos y se nos nota la felicidad en la cara. Es difícil encontrar un lugar donde realmente conocen y respetan la diferencia entre el término medio y el medio rojo, donde no desjugan la carne cuando pides un corte al punto y, por más que me encante ir a la Estancia Gaucha, también es agradable saber que en Guadalajara hay un lugar donde puedes disfrutar una carne de calidad en un ambiente más relajado y rústico, de cierta forma más casero (aunque no por ser menos elegante y más local los precios son más baratos, un corte de 300 g de vacío ronda los 270 pesos).

cortazar8

cortazar9

Cabe destacar que el menú no está acotado a carnes, también hay un filete de atún, un pescado a la yucateca y sándwiches de salmón y pulpo.

Le doy los últimos sorbitos a mi copa de vino en lo que reviso los postres. Estoy entre dos: la Maria Luisa (con tres capas de hojaldre, dulce de leche, nuez y cobertura de chocolate), o el tradicional alfajor santafesino (de dulce de leche y azúcar glass). Y claro, para que yo pueda disfrutar completamente la sobremesa, un café espresso. Saboreo las últimas migajas de mi alfajor y estamos listos para pedir la cuenta. El servicio no es muy apresurado, por lo que todavía disfrutamos un par de momentos más observando el entorno y sintiendo el calor de la comida y el vino en el cuerpo. La cuenta es justa, las carnes nunca son demasiado baratas, pero para lo bien que comimos, la cantidad y la calidad de los alimentos, y el ambiente y experiencia, estamos más que satisfechos.

cortazar10

¡Dense una vuelta! Vivan la experiencia de un restaurante de carnes donde el asador está a tan sólo unos pasos de su mesa, donde hay más opciones que la tradicional empanada de queso con cebolla, y donde el ambiente realmente te transporta a la vida gauchesca, y donde la decoración, como un juego de rompecabezas, como un collage y un lienzo con recortes alude al cronopio mayor. Por mi parte estoy feliz de no haber escuchado mis prejuicios, de no permitir que mis exigencias pretenciosas me cerraran las puertas de este lugar. Abren de martes a domingo a partir de las 2:00 pm. ¡Vayan y cuéntenme qué les pareció!

cortazar1