Machu Picchu: joya invaluable del Perú

¡Las ganas que tengo de compartirles esta maravillosa experiencia! ¡Machu Picchu! ¡Qué lugar tan mágico, tan increíble, tan inolvidable! Les confieso que yo tenía miedo de llegar a Machu Picchu y de pronto darme cuenta que las expectativas rebasaban la realidad… De tanto ver fotos y videos, de tanto leer crónicas y diarios de viaje… temí que ya había visto lo que había que ver, o por lo menos lo mejor de la zona arqueológica.

The excitement I feel to finally share with you this marvelous experience! Machu Picchu! What a magical, incredible, unforgettable place! I admit I was scared to get to the astonishing Machu Picchu and realize my expectations had been to high… With all the pictures and videos and journals I had seen and read, I feared I had seen what had to be seen. 

IMG_1026

¡Pero qué tonto temor! Machu Picchu me dejó boquiabierta. Sin duda fue la experiencia más hermosa de mi viaje a Perú y no puedo recomendarlo lo suficiente. Así que hoy les compartiré toda mi aventura y todos mis consejos para que vayan súper preparados cuando decidan visitar.

What a silly concern! Machu Picchu left me dumbfounded! Without a doubt this hidden city was the most beautiful experience of my trip to Peru and I can’t recommend it enough. So today I will share with you my adventure and all my tips. 

IMG_0704

Una noche antes/A night before

Cómo llegar/How to get there
Hay varias maneras de llegar a Machu Picchu dependiendo de dónde en el Valle Sagrado se encuentren. Yo recomiendo que lleguen en tren, puesto que es lo más rápido y cómodo, ¡además de que es una experiencia padrísima! Hay un par de trenes que pueden tomar, nosotros elegimos y recomendamos Perú Rail, la empresa con más años de experiencia. Si me hacen caso y optan por el tren los invito a que escojan el Vistadome, siempre y cuando vayan de día, y más delante les platicaré por qué. Si su recorrido en tren será ya cuando no hay sol, váyanse en la opción barata, y guarden su dinero para regresar en el Vistadome.

You can get to Machu Picchu in various ways depending on where you are in the Sacred Valley. I recommend you take the train, just because it is faster and more comfortable. Plus, it’s is a superb experience! There are a couple of train companies you can choose from. We took Peru Rail, the oldest of the companies in the business. If you follow my advice and take the train, I further invite you to book a ticket on the Vistadome; I’ll tell you why in just a few! However, if your train ride will be during the night, just go for the cheaper seats and save money so that you can take the Vistadome on your way back. 

IMG_1053

Duerman en Aguas Calientes/Sleep in Aguas Calientes
A sugerencia de amigos y conocidos (¡y TripAdvisor!), decidimos llegar a dormir a Aguas Calientes la noche antes de nuestra visita a Machu Picchu. ¡Y corroboramos que es la mejor opción! ¿Por qué? Sencillamente porque queríamos llegar a la zona arqueológica antes que toda la multitud para conseguir fotos espectaculares y además vivenciar una experiencia más mística y natural.

Well informed by friends and family (and TripAdvisor!), we decided to sleep in the small town of Aguas Calientes on the night before our hike to Machu Picchu. And this is truly the best option! Why? Simply because we wanted to get to the site early enough as to dodge the crowds and get the best pictures and more mystical and natural experience. 

IMG_0645

Aguas Calientes

Aguas Calientes es un pueblito pequeño y está a tan sólo 20 minutos en bus de Machu Picchu (1 hora caminando), y como realmente no tiene mucho atractivo, ni hay mucho que hacer, más que es la población mas cercana a la zona arqueológica, optamos por llegar de noche, después de un día de recorrer Pisac y Ollantaytambo. Así, arribamos a eso de las 20:30 horas a dejar las cosas en el hotel y a comprar nuestro ticket para el autobús que abordaríamos al día siguiente en la mañana. El ticket lo compran enfrente de la parada de buses y cuesta $24 dólares redondo. Y sí es mejor comprarlo desde antes para ahorrarte una fila el mero día en la madrugada.

Aguas Calientes is a small town only a 20 minute bus ride away from Machu Picchu (1 hour walking). And since the only attraction to the town is that it is the closest pueblo from the archeological site, we opted to get there by night, after a busy day of exploring Pisac and Ollantaytambo. So we got to Aguas Calientes at around 20:30 hours, left our stuff in the hotel and headed to buy our bus ticket for Machu Picchu. You can buy the bus ticket just in front of the bus stop for $24 dollars round trip. If you buy it the night before your excursion you will save your self from waiting on another line on the important day. 

Processed with VSCO with s2 preset

Centro de Ollantaytambo/Ollantaytambo’s center square

Después de cenar algo por ahí en el pueblo, váyanse a alistar sus cosas (mochila, snacks, cámara, etc.) y a dormir, ya que la despertada del siguiente día llegará muy de madrugada.

After munching on some dinner in the town, go straight to your hotel and get your backpack, snacks, camera, and even outfit ready and go straight to bed. You are in for an early rise! 

El día de la visita/On the day of your visit

¡Madruguen!/Wake up early!
Para ganarle a los bullicios y tumultos, es necesario madrugar. Y madrugar, lo que se dice madrugar. Porque si ya se fueron a dormir a Aguas Calientes es para asegurarse de que serán de las primeras personas en llegar a la zona arqueológica.

To beat the buzzing crowds and swarms of tourists you must wake up before dawn. Specially if you made all your way to Aguas Calientes on the night before! The stay at this town will be a complete waste if you don’t!

IMG_0646

Early birds esperando el bus a Machu Picchu/Waiting for the bus tu Machu Picchu

¿Mi recomendación? Que se levanten lo suficientemente temprano para que entre 5 y 5:30 de la mañana ya estén formados en la fila del bus. Nosotros llegamos a la fila a las 5:30, ¡y ya hicimos 40 minutos de espera! Lo bueno es que para Machu Picchu hay que ir cómodos, así que arreglarse no será algo que los demore demasiado.

What is my suggestion? Wake up early enough so that you can be in the line for the bus between 5:00 and 5:30 in the morning! We got to the bus wait line at 5:30, and got a seat on a bus only 40 minutes later! The good thing is that Machu Picchu requires comfortable clothes, so it shouldn’t be a hassle to get dressed and ready.

IMG_0649

Bus que te lleva a Machu Picchu/This bus takes you to Machu Picchu

Les paso otro tip. Nosotros nos alojamos el en hotel Tierra Viva Machu Picchu,  y no sólo está súper bien ubicado, sino que sirven el desayuno desde las 4:30 de la mañana, así que hasta desayunado puedes salir.

Here’s another tip: stay at the Tierra Viva Machu Picchu Hotel! Not only does it have the best location, but they serve a full breakfast as early as 4:30 am!

¡Compra tus boletos con anticipación!/Buy your tickets in advance!
Luego de hacer la fila del bus por 40 minutos, más los 20 minutos de trayecto, llegamos a Machu Picchu a eso de las 6:30 am. Nosotros compramos nuestro boleto para la zona arqueológica con casi tres meses de anticipación, ¡y sí se agotan así que no esperen llegar ese mismo día sin boleto en mano! Y además, también compramos boleto para subir una de las dos montañas adecuadas para que los turistas disfruten de una vista panorámica de las ruinas. Estas dos cimas son la montaña Machu Picchu y la montaña Huayna Picchu, ¡y también se agotan las entradas con semanas de anticipación, así que asegúrense de comprar la suya con tiempo!

After a 40 minute wait line and a 20 minute bus ride, we finally made it to Machu Picchu. Think 6:30 am. My husband and I got our tickets to Machu Picchu with almost three months in advance! And they do sell out! So be sure to buy them ahead! Also, we got another ticket to climb one of the two peaks tourists can hike to enjoy a breathtaking panoramic view of the inca ruins. These two summits are Machu Picchu Mountain and Huayna Picchu Mountain, and tickets for the hike also sell out, so buy them in advance if you are interested! 

IMG_0658

Nuestra primera vista de Machu Picchu/Our first Machu Picchu view

Nosotros elegimos la montaña Machu Picchu por una sencilla razón: le tengo un poco de miedo a las alturas. Y aunque esta cima es más alta que la Huayna Picchu, el camino para llegar es más ancho y menos empinado, así como visualmente menos aterrador. Cuando compras tu boleto a la montaña también eliges tu hora de subida: de 7 a 9 am o de 9 a 11. Nosotros nos fuimos por la segunda opción.

I am scared of heights, so Machu Picchu Mountain was the best choice for us. Even though this mountain is higher, the trail to the top is wider, less steep, and visually less mortifying. We got the 9:00-11:00 entrance time. 

IMG_0939

Hiking Machu Picchu Mountain

En Machu Picchu/In Machu Picchu

Así que cuando llegamos a Machu Picchu a las 6:30 am, contábamos con tiempo de sobra para darle un buen recorrido a una de las zonas arqueológicas más impresionantes que yo haya tenido la fortuna de conocer.

So when we finally arrived to Machu Picchu at around 6:30 am, we had enough time on our hands to explore one of the most impressive archeological sites I’ve been lucky enough to witness. 

IMG_0755

La foto de postal/The postcard photo
Todo Machu Picchu resuena y pulsa con una vibra especial, y cada rincón ofrece una foto inolvidable. Desde que entras y das los primeros pasos, sientes que pisas tierras sagradas, ancestrales. Tierras que saben más del mundo que tú y que cualquiera. Tómate tu tiempo para absorber el paisaje: las montañas escarpadas, le vegetación verde, la ciudad inca intacta. Escucha, respira, siente.

All of Machu Picchu pulses with a special vibe, and every corner offers an astonishing photo. As soon as you enter, you feel you are treading on sacred, ancestral land. Grounds that know more about the world than you or anybody. Take your time to take in the landscape: the steep mountains, the green vegetation, the untouched inca city. Listen, breathe, feel. 

IMG_0696

Y una vez que hayas tenido tu primer sorbito de la impactante Machu Picchu sube al spot esperado para la foto de postal. Contra lo que indican la mayoría de los tours y guías, empieza con esa foto. Aprovecha que llegaste temprano y que aún no ha llegado la muchedumbre para capturar la imagen perfecta sin prisas y con calma. Si lo dejas para el final de tu recorrido por la zona arqueológica te será más complicado tomar una foto sin personas al fondo. Ya con la foto en tu cámara, ahora sí regresa al punto de partida y piérdete en la grandeza de la zona.

And once you’ve tasted your first sip of the wonderful Machu Picchu, climb up to the coveted picture spot. Against what all tour guides will tell you, begin with this photo. Take advantage of getting there early and that the majority of the tourists haven’t arrived yet to take your treasured Machu Picchu shot with peace! If you wait until the end of the day, I assure you it will be tougher to get a person free photo! 

IMG_0695

Aquí se toma la foto típica de Machu Picchu/This is where you take the classic photo

IMG_0723

Si no contrataste un guía, ¡no te preocupes! La mayoría es muy amable y te invitarán a que te unas a su grupo sin costo alguno. Ellos quieren enseñarte sobre su cultura, aún si sólo se ganan una propina.

Also, if you don’t hire a tour guide, don’t fret! Most of them are kind and will invite you to tag along and listen once you are in the site for no cost! Their main interest is to share with as many people as possible all about their inca culture. 

IMG_0836

Este guía nos invitó a su grupo/We tagged along with this kind tour guide

Zona arqueológica Machu Picchu/The archeological site
La grandeza de Machu Picchu habla por sí sola. Una ciudad completa en medio de las montañas más altas, remotas e inaccesibles que hayas visto despierta la admiración y curiosidad de cualquier viajero. Recorre los caminos estrechos, asómate por las ventanas escondidas, descubre el Templo de la Luna, imagínate viviendo en la choza de paja, convive con las llamas, y sobre todo permítete gozar de tanta fascinación y felicidad.

The greatness of Machu Picchu speaks for itself. An advanced city in the middle of the highest, most remote and inaccessible mountains you have ever seen will touch every bit of awe and curiosity any traveller possesses. Tread the narrow paths; peep out of hidden windows; discover the Moon Temple; imagine a bustling village; play with the llamas; and, above all, allow yourself to relish amongst all the happiness and fascination. 

IMG_0961

Montaña Machu Picchu/Machu Picchu Mountain
Como ya les comentaba, Ren y yo subimos la montaña Machu Picchu en nuestra visita a este sitio de sueños. Habíamos leído tantos comentarios contrastantes sobre el tiempo que nos tomaría subir, que realmente esperábamos lo peor: 3 horas de pura subida. Pero por suerte, realmente subimos a la cima en tan sólo la mitad. Eso sí, fueron 90 minutos de puros escalones altos, al ras de imponentes acantilados, así que lleven ropa súper cómoda y ligera, me lo van a agradecer. Les repito: yo le temo a las alturas. Y aunque algunos momentos de la trepada sí me intimidaron, puedo asegurarles que cada gota de sudor y cada susto de miedo valió la pena. La vista desde arriba es un sueño. Machu Picchu parece diminuto, inalcanzable. Y las nubes vienen y van, envolviéndote e interrumpiendo la vista de vez en cuando. El centro, la cima del mundo, y tú estás ahí para presenciarlo.

As I said before, Ren and I climbed up Machu Picchu Mountain. We had read so many contrasting comments about how long it will take to get to the top, that we really expected and were prepared for the worse: 3 hours! Luckily, it took us only 90 minutes to get up. The hike however was indeed difficult: mostly tall steps along imposing cliffs! So please, take comfortable shoes and light clothes, you will thank me once you’re there! That being said, every step, every drop of sweat, every intimidating moment, was worth it! The view from atop is a dream. Machu Picchu seems so tiny, unreachable. And the clouds come and go, dancing, enveloping you, interrupting the view every once in a while. The center, the peak of the world, and you are there to live it. 

IMG_0881

El regreso/The way back
Ya con las rodillas (y los quadriceps y las pantorrillas y las nalgas) cansadas y doloridas, (de bajada el trayecto duró 75 minutos), tuvimos oportunidad de regresar a tomar algunas fotos a la zona arqueológica antes de alcanzar el bus de vuelta a Aguas Calientes. En el pueblo teníamos que estar alrededor de las 16 horas, puesto que nuestro tren salía de vuelta a eso de las 16:45 horas.

With our knees (and quadriceps and sheens and butts) tired and sore (the climb down took us another 75 minutes), we had time left to take some more photos of the inca citadel before heading back to Aguas Calientes. We had to be in the pueblo by 4:00 pm, since our train headed back at 4:45 pm. 

IMG_0994

Vistadome
Para cerrar nuestro día en Machu Picchu con broche de oro, nos aseguramos de comprar boletos para regresar a Ollantaytambo en el Vistadome. El Vistadome es la versión de medio lujo de Perú Rail ¡y vale totalmente la pena vivir la experiencia! A diferencia de nuestra ida a Aguas Calientes, nuestro regreso sí lo haríamos con luz de día, así que las ventanas extra grandes del Vistadome, eran merecedoras del upgrade. ¡Pero nos llevamos mucho más! Porque lo especial del Vistadome no son sólo sus ventanas y el paisaje natural a lo largo del Río Urubamba, sino el mantel bordado que te ponen sobre la mesa, los snacks tradicionales que te calman el hambre, la música tradicional de fondo, el cafecito con leche que te mantiene caliente, la representación de un baile típico por parte de un hombre enmascarado, y hasta el desfile de modas que pone el ambiente.

To conclude our wondrous day in Machu Picchu, we made sure we got tickets for the Vistadome train to make our way back to Ollantaytambo. The Vistadome is the Peru Rail medium upscale train and it is a beaut! Contrary from our way to Aguas Calientes, we made our way back to Ollantaytambo in the light of day, so the extra large windows the Vistadome offers were worth the upgrade. But we took so much more than just big windows! I definitely enjoyed the magnificent views of the forests along the Urubamba River, but the Vistadome rounded the experience with embroidered table paths, traditional inca snacks (fruit and quinoa pizzas), folk background music, coffee to keep you warm, a representation of a typical dance by a masked man, and even a fashion show!

IMG_1034

IMG_1053

Nuestra visita a Machu Picchu fue sinceramente inmejorable. Entre la fortuna de llegar y sentir que teníamos la montaña para nosotros solos, el día soleado y rico, las llamas graciosas, la trepada a la cima de la montaña, y las expectativas rebasadas en el tren, me quedo con una experiencia inolvidable y valiosísima de esta joya de los incas; una que invito a todos a explorar.

Honestly, our Machu Picchu adventure was unbeatable! Getting there early, having the site almost to ourselves, the sunny day, the funny llamas, the hike to Machu Picchu Mountain, and the surprises on the Vistadome, made for an invaluable and unforgettable experience in this inca jewel. 

IMG_0986

 

Medellín – símbolo de transformación e innovación

Tenía ganas de visitar Medellín desde que en la universidad me enseñaron sobre el gobierno de Sergio Fajardo y sus campañas de educación. En un país infestado de drogas, violencia y dolor, una transformación desde la raíz y la cultura suplicaba urgencia. Tuve la oportunidad de escuchar al ex alcalde de Medellín y, posteriormente, ex gobernador de Antioquia, en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara en 2010, y su creencia de “lo más bello para los más pobres” me cautivó.

Así que llegué a Medellín con mucha expectativa e ilusión. Una parte de mí no sólo admira su transformación de capital de narcotráfico a ciudad de innovación y crecimiento por ser un ejemplo de superación, sino por ser un ejemplo que ojalá México pueda seguir y hasta mejorar.

Aterrizamos de noche y la ciudad nos recibió centellando desde el fondo del valle que la acoge. El camino del aeropuerto a la masa urbana te envuelve en sus curvas y te da tiempo para absorber su paisaje arbolado, su gente tomando aguardiente en los miradores, la calidez de las palabras del taxista orgulloso de su tierra y listo para presumírtela.

IMG_3054.JPG

Así con esa placidez, con ese gozo y con esa expectativa transcurrió nuestra estancia en Medellín y sus alrededores. Y tal como lo hice en la entrada anterior, hoy les quiero contar mis siete experiencias favoritas para que se emocionen y se animen a conocer.

Processed with VSCO with s2 preset

1. Su gente – Los “paisas”, como les dicen a los habitantes del noroeste de Colombia, y sobre todo al pueblo antioqueño, se caracterizan por su genuina amabilidad. Solidarios, agradables y con un sentido de orgullo y pertenencia que da envidia, los habitantes de Medellín te reciben con sonrisas, anécdotas y consejos sobre cómo moverte por su tierra y dónde comer mejor. Si vas en el metro, por ejemplo, y te encuentras inseguro sobre qué parada te deja más cerca de la Plaza Botero, no dudes en preguntarle a otro viajante. Es más, sin duda más de uno escuchará y tendrás en segundos a dos o tres paisas queriéndote ayudar. Confía, la ciudad es segura, y la sencillez de su gente to lo confirmará.

Processed with VSCO with s2 preset

Processed with VSCO with s2 preset

Tradicional Bandeja Paisa

2. Plaza Botero y Museo de Antioquia – Nuestro primer día en la segunda ciudad más grande de Colombia lo dedicamos a recorrer sus sitios más turísticos e históricos. Iniciamos con la Plaza Botero y el Museo de Antioquia. La Plaza es la antesala de lo que te espera en el recinto: una arbolada donde habitan las gigantes y redondas figuras del artista mundialmente afamado y puños de vendedores que ofrecen Bon Ice y sombreros típicos. Recorrer la plaza y admirar a Adán y a Eva, al Hombre a Caballo y a La Mujer Reclinada, al Gato y a La Mano (pachona), permite descubrir no sólo la sensualidad de las curvas, sino los demás edificios que comparten la plaza con el museo, como el Palacio de la Cultura Rafael Uribe.

Processed with VSCO with a6 preset

img_3862

Processed with VSCO with a6 preset

Vale muchísimo la pena entrar al Museo de Antioquia. El mismo Fernando Botero ha contribuido a su valor, pues ha donado las suficientes (¡muchísimas!) piezas para poblar la Sala Internacional y la sala que lleva su mismo nombre. Bosquejos, ilustraciones, dibujos, pinturas, esculturas, tanto material te permite apreciar la evolución de Botero y su arte, que no sólo se trata de gente “gorda”.

3. San Javier – Comuna 13 – Ir a la Comuna 13 sin duda fue una de mis partes favoritas de nuestro viaje. Aquí late la transformación de Medellín, su recuperación del espacio público y su esfuerzo por acercar a la gente de las orillas, a los más marginados, a la cultura, a la educación y al movimiento de la ciudad. Hace un par de años, esta Comuna clavada en la montaña, albergaba el ambiente más violento de la ciudad. De hecho, en 2011, la revista Insight Crime escribió que con la banda criminal Los Urabeños siempre cerca del territorio controlado por la mafia, no había señal de paz en el horizonte:

“Comuna 13 is the most violent neighborhood in the embattled city of Medellin. And with the powerful Urabeños criminal gang edging in on territory long controlled by the city’s feared mafia, there is little sign of peace on the horizon”.

¡En 2011! Esto quiere decir que en menos de una década este barrio ha pasado de 243 muertos (en 2010) a casi ninguno en 2016 (según el guía que nos explicó). Y todo se debe a las ganas de ganar paz y, a la construcción de los seis pisos de escaleras eléctricas que permiten una conexión antes imposible con el centro de la urbe. Estas escaleras han sido merecedoras de análisis y estudios, de planes para réplicas en países como Brasil y, más importante, de motivo de orgullo y catalizador de la paz para la población de la Comuna. Las escaleras viven como ejemplo de cómo un medio de transporte público puede unir clases y fomentar la paz.

Para llegar a la Comuna 13, Ren y yo tomamos el Metro hasta San Javier. De ahí tomamos un camión (autobús) que nos llevó hasta arriba de los seis pisos de escaleras. Desde que vas en el bus comienzas a tomar conciencia de lo que te rodea: cesan los edificios de ladrillo y comienzan los techos de lámina, terminan los Lexus e inician los coches despintados con más de 15 años. Pero de la misma manera, cuando llegas hasta arriba, dejas de ver paredes con anuncios de la mejor masa para arepas y se despliegan, con toda su honra, los murales de pavoreales, mujeres mulatas y niños abrazados. ¡La experiencia es increíble! Llegar a la cima y encontrarte con un guía que con emoción te platique la transformación que él mismo vivió; bajar cada piso de escaleras entendiendo su papel en su metamorfosis; admirar el arte urbano que cuenta la historia del barrio y su gente y su evolución. ¡Realmente lo recomiendo! Y sí, seguramente no es lo más turístico de la ciudad, y sí, quizá a mucha gente le seguirá dando miedo, pero no se engañen, porque la Comuna sí provoca una reflexión profunda y abre los ojos a una Medellín transcendente y pacífica.

Processed with VSCO with a6 presetProcessed with VSCO with s3 preset

3. Guatapé – A dos horas al este de Medellín, late un pueblo que probablemente necesitaría su propia entrada en mi blog. Guatapé, su hermosa laguna, su famosa piedra del Peñol y sus zócalos vibrantes invitan a cualquier residente o turista a una visita. Teníamos la opción de pedirle a un taxi que nos llevara y nos guiara todo el día por la zona o la de contratar un tour. Por ser dos personas nos salía mejor (más económico y además estaba también muy recomendado) tomar el tour, y eso hicimos. Nos recogieron a las 7:30 en el punto de encuentro (el Parque Lleras). En una van con otras siete u ocho personas nos dirigimos a la primera parada: un desayunador en la carretera donde probamos las arepas con quesito fresco y chocolate caliente en agua. Rico, pero no muy sustancioso, recomiendo llevar unas manzanas para el resto del recorrido.

Processed with VSCO with a6 preset

Te demoras dos horas en llegar a Guatapé, pero se alarga la ida porque vas parando en otros dos pueblitos turísticos: Marinilla (en lo personal no me impresionó, pero igual ya fui y ya le puse palomita) y en El Peñol (un pueblo que fue construido para reubicar a la gente que vivía en lo que ahora contiene la presa de Guatapé). Este segundo pueblo vale más la pena, porque además ahí cerca hay una réplica del antiguo pueblo del Peñol y así puedes comparar dónde vivían antes (un lugar con una iglesia muy bonita y una plaza preciosa) y dónde viven ahora (el nuevo pueblo es mucho más gris, y su iglesia está construida de material de albañilería buscando imitar la gran piedra de El Peñol… o sea, no tan lindo).

Processed with VSCO with a6 preset

Réplica del viejo pueblo El Peñol

Processed with VSCO with s2 preset

Finalmente te transportan a la famosa Piedra del Peñol, ¡una formación monolítica de más de 2 mil metros de altura! Ahí tienes la opción de quedarte abajo y curiosear o subir los 740 escalones que concluyen en un mirador. ¡Sin duda la mejor opción es subir y sólo te toma unos 15 minutos! ¡La vista es espectacular! Y, por lo menos para mí, muy diferente a lo que acostumbro ver (siempre he visto lagunas inmensas y sin interrupciones de brazos y ramas de tierra, que es lo que aquí se puede admirar).

Processed with VSCO with s3 presetProcessed with VSCO with s3 preset

Una vez que hayas inhalado y saboreado todo el paisaje (y obvio tomado miles de fotos), desciendes por otro set de escaleras y emprendes el camino ahora sí al pueblo de zócalos, Guatapé. En el camino hicimos aún otra parada a comer el pescado frito tradicional de la zona y a subirnos a un tipo ferry que nos dio un recorrido panorámico por la laguna.

El pequeño pueblo tiene un encanto muy particular: todas las calles y todas sus fachadas se adornan de zócalos que representan a la familia que habita la casa, a la comunidad, o a las tradiciones de todo el pueblo. Es bonito caminar y observar los diferentes diseños y combinaciones, llegar a la Plazoleta de los Zócalos y tomarte un espresso en Café La Viña mientras absorbes tanto color, tantas figuras, el pescado plateado montado en un pedestal.

4. Carmen – Si después de mucho caminar y recorrer las calles de Medellín o sus pueblos tienen antojo de una cena ES PEC TA CU LAR, ¡vayan a Carmen! Ren y yo degustamos ahí la mejor comida del viaje: un tiradito con cítricos, hueva de pescado y aceite de chiles, y unos sandwichitos de cerdo estilo koreano como entradas. Langosta con noodles al curry picante y lechón laqueado en hoisín, como segundos. Y copas de cabernet y merlot para redondear una noche fantástica. Eso sí, ¡reserven!, porque se llena.

5. Parque Arví – En las alturas de Medellín, después de un bonito paseo en Metrocable, arribas al Parque Ecoturístico Arví. Una zona montañosa, protegida y perfecta para escapar un rato del bullicio de la ciudad. Si tienen tiempo en sus itinerarios, vale la pena darse la vuelta y tomar un tour de caminata para que te expliquen sobre la flora, la fauna, y los proyectos de conservación que ahí se trabajan. Además, tienen un mercadito donde venden productos orgánicos y caseros, y siempre es interesante ver y probar.

Processed with VSCO with a6 preset

6. Metrocable y Metro – ¿Cómo va a ser que el Metro está enlistada como una atracción turística? Bueno, si eres como yo, y te interesan las campañas de educación y cultura de una sociedad, poner atención cuando viajes en el Metro te va a encantar. Seguramente en su visita a Medellín usarán el Sistema Metro más de una vez para transportarse. Y para hacer su trayecto interesante basta con escuchar la voz que te recuerda las paradas y los comportamientos dignos de “Nuestra cultura Metro”. La voz no sólo se limita a decir: “Parque Berrío”, sino que dice: “Parque Berrío. Estación cercana con Plaza Botero, Palacio de la Cultura”, etc. Otro ejemplo. La voz no sólo se limita a decir: “No empujes y cuida tus cosas”, la voz dice: “Sabemos que estás cansado de trabajar durante el día y quieres llegar a tu destino, pero por favor respeta y no empujes…” ¡Qué importantes diferencias! El Metro une, el Metro educa, el Metro crea comunidad. Además, en las estaciones hay puntos de préstamos de libros gratuitos, exhibiciones de arte, entre otros proyectos que fomentan la cultura.

Processed with VSCO with a6 preset

7. Parque Lleras – El mejor lugar para tomar unas copas (y hospedarte) es en El Poblado, la zona que circunda al Parque Lleras. Con una vida nocturna enérgica y la mayor variedad de bares y restaurantes, esta es la opción para una noche de fiesta o una cenita romántica. Por eso también sugiero hospedarse en esta zona, pues todas las noches podrás comer o bailar a un ritmo distinto.

Processed with VSCO with f3 preset

Zona natural en El Poblado

Sé que este post es un poco más largo de lo usual, pero es que Medellín cumplió y superó mis expectativas y quiero invitarlos a que también ustedes se dejen sorprender por esta hermosa y valiente ciudad, por su gente, por sus paisajes, por su transformación. Hay mucho más que hacer que lo que yo aquí sugiero, como ir al Museo de Arte Moderno de Medellín, pasear por el Jardín Botánico, comer una típica Bandeja Paisa y bobear y comprar en todas las tiendas que ofrecen lo último del diseño y la moda en Colombia. Espero les sirva esta guía que yo les armé, ¡espero sus comentarios y disfruten!

Processed with VSCO with a6 preset

En el Museo de Arte Moderno de Medellín

Processed with VSCO with a6 preset

Carne en su jugo para el corazón (Karne Garibaldi, mi consentida)

KG1Hay algo sobre la carne en su jugo que me hace sentir bien. Como los días que me duele la cabeza o el vientre, o en días nublados que me ponen demasiado pensativa para mi propio bien, o cuando tengo mucho frío, la carne en su jugo siempre es uno de mis remedios preferidos. Esto no quiere decir -que quede muy claro- que sólo como carne en su jugo en días invernales o tristes o de enfermedad. Cualquier día normal y alegre, como lo fue ayer, puede llegarme un antojo terrible de carne en su jugo y guacamolito y quesadillas y, lo mejor, frijoles grasosos llenos de elotitos y chile.

La carne en su jugo es un platillo típicamente jalisquillo, pero es Guadalajara la ciudad que mayor reconocimiento tiene en el asunto. No será extraño que sus amigos o parientes de otras partes del país se extrañen al escuchar la descripción de estos trocitos de carne y tocino sumergidos en su propio caldo, con sal, ajo y hojas de laurel. Pero tampoco será extraño que, una vez que lo prueben, queden fascinados al punto de exigir que los lleven a comerlo cada que regresen a visitar.

KG2

Reconozco que este tema suele provocar una división mayúscula en la ciudad, pero hoy -por fin- habré de tomar postura y compartir cuáles son mis carnes en su jugo favoritas de la ciudad. Llámenme tradicional o predecible, pero para mí y para toda mi familia las mejores carnes en su jugo son las Garibaldi (amantes de las Kamilos333, no me linchen, denles una oportunidad). Más allá de su récord Guinness (1996) por ser el restaurante con el servicio más rápido del mundo, es la constancia de su sabor, amabilidad y familiaridad lo que me sorprende de este restaurante.

KG3

KG4

En el corazón de Santa Tere (Garibaldi 1306), Karne Garibaldi ofrece su sencillo pero delicioso menú desde 1970. Su eficiencia y calidad mucho tienen que ver con que sólo hay un plato principal en la carta, eso sí, con tres tamaños diferentes (más la versión infantil). Apenas te sientas y un mesero sonriente ya te pone sobre la mesa unos platos de cerámica con frijolitos (¡qué frijolitos!), totopos, tortillitas, cebollas tatemadas, limones y cilantro. “¿Qué tamaño les sirvo?”, preguntará, a la vez que los tienta con un platito con guacamole (ese sí tiene un costo extra). Dependiendo del apetito, yo pediré una carne chica o mediana, casi siempre la segunda. Puedes ordenarla con tocino o sin tocino, con chile o sin chile. Yo, aunque no me como todos los trozos de tocino, la pido con este ingrediente, porque el caldo tiene más cuerpo y sabor. Y claro, siempre con chile.

KG5

En menos de un minuto, literal, tendrás tu comida en la mesa. Lo único que tarda un poquito más es la orden de quesadillas, pero no importa mucho, sobre todo porque siempre llegan suaves y calientitas. Y no queda más que comer: dar cucharadas a la carne, prepararte taquitos de frijolitos con guacamole y queso, y refrescar el paladar con tragos de cerveza o agua de horchata. ¡Ah! ¡Y pedir más frijoles! No sé si lo saben, pero en mi familia somos súper frijoleros, pero además hay algo en los frijoles de Karne Garibaldi que me vuelven loca. No sé si sea la ridícula cantidad de manteca, o los elotes, o el chile, pero puedo comerme dos órdenes de un sentón, esto es muy real. Es más, soy capaz de ir a Karne Garibaldi sólo porque mi antojo de sus frijoles es irracional y caprichoso. Pero para qué les cuento, ¡vayan y compruébenlo!

KG6 KG7

Hay algunas otras cosas que pueden ordenar para complementar su comida: un queso fundido con chorizo o champiñones, enfrijoladas, o las especiales quesadillas “Al Patrón”, que van bañadas con jugo de carne, frijolitos y guacamole. Pero eso es todo y eso es parte de la esencia del establecimiento. Claro, pueden pedir postres, como jericallas, flan, mousse de guayaba o arroz con leche, y café para terminar la comilona. Yo sé que hay muchos otros lugares donde pueden comer carnes en su jugo -vaya, ¡mi mamá hace unas buenísimas!- pero de verdad insisto, no se pierdan la experiencia y el cariño de Karne Garibaldi. ¡No se arrepentirán!

KG8

Días de descanso en Vallarta

vallarta20vallarta28

Me tomé unos días de descanso y me fui a la playa. No sé si lo sepan, pero en el periódico mis descansos no son fijos, así que mis fines de semana pasan de ser de fiesta intensa una semana (cuando tengo libre viernes y sábado) a una tranquilidad exponencial a la siguiente (cuando descanso domingo y lunes). En esta ocasión, descansar domingo y lunes (que suele ser la opción que no prefiero) tuvo sus beneficios, y es que en el periódico nos dieron libre el 15 de septiembre (no salió periódico el 16), así que yo sí, a diferencia de la gran mayoría de ustedes -y sí me estoy burlando un poquito-, tuve puente. Me fui entonces a Vallarta con mi mamá, que no pierde oportunidad para salir de la ciudad y tomarse unas vacaciones, y gocé de unos días repletos de sol, arena, mariscos y descanso.

vallarta21

vallarta22

¿Por qué les platico esto? Sinceramente, porque la pasé tan bien que es lo que más tengo ganas de compartirles el día de hoy. Más que la recomendación de un restaurante, hoy ofrezco la recomendación de unos días de verdadero descanso, de unos días de calma, de unos días de desconectarse del trabajo y los pendientes, y hasta los compromisos sociales, para luego regresar con mayor ánimos a despacharlos. ¿Que qué me gusta hacer a mí en la playa para descansar? Todo dependerá de mi humor, aunque generalmente suele ser el mismo: uno calmo, sin prisas, con predilección por mi casa más que por algún rincón de moda o de tumultos.

vallarta23

vallarta24

En estos días me desperté cuando el cuerpo quiso despertar; salí a correr sólo lo que las piernas me aguantaron; ¡desayuné! (aunque no lo crean casi nunca desayuno entre semana) y tomé café en el balcón y viendo al mar; bajé a la playa y leí en un camastro acurrucado en la arena; me bañé en el mar cuando el calor comenzaba a adormilarme; tomé agua de coco; comí pescado, camarones y carpaccios de pulpo; vi la televisión acostada en mi cama; volví a tomar café a las seis de la tarde y me comí un par de chocolates; platiqué con mi mamá y tomamos vino viendo puestas de sol; me dormí temprano. Sí salimos a comer a Mariscos Titi’s un día y a cenar a Frascati (¡delicioso y bonito, por cierto!) en la Cruz de Huanacaxtle en otra ocasión, pero fueron salidas breves y ricas, de esas que aumentan el descanso y no propician el agotamiento.

vallarta25

vallarta26

vallarta27

vallarta28

No saben cuánto atesoro fines de semana como estos. Me permiten ponerme al día con mi sueño, con mis libros, con mi cuerpo. Y como no suceden con frecuencia, más los vivo con plenitud, más los agradezco. La próxima semana volveré a escribir sobre algún restaurante o cafecito que descubra, pero por hoy, es todo, sólo este breve comentario de mi felicidad.

vallarta29